" />
Published On: Mie, Sep 13th, 2017

A tomar por ….

Por Ramon Muñoz Yanez

Islas Canarias-Los huracanes en Cuba no cobran protagonismo, cuando más son actores secundarios, dignos de Oscar como Irma o Andrews, pero protagónico es un pan fresco, una taza de café o un bistec de res. En Cuba la meteorología es cuestión de noticieros cuando hay servicio eléctrico, cuando hay ciclones tenemos sexo, puro y duro, a ver si nos morimos o nos cae un rayo en el momento de la eyaculación, para lograr el clímax del año, a dos cuadras de clítoris inactivos, a cien metros de cualquier CDR, a salvo de policías orientales, usuarios de letrinas campestres de su Guantánamo natal.
Nuestro país es hijo del fracaso, dirigido por los hijos de una guajira puta, la primera jinetera de la historia. Hijos bastardos de un voluntario gallego, rancheador de haitianos, padre de hijos crecidos con las reses bajo el cuarto sobre pilotes. ¿Qué otra cosa podíamos esperar sino el odio hacia todo lo que olía a ciudad? Un cerdo líder nunca exigirá otra cosa que sancocho.
Lo dijo Resóplez antes de que Elpidio Valdés se fuera en una balsa rumbo norte – Vaya paiz – con esa zeta de gallego bruto, que sigue siendo bruto singador de mulatas en un malecón repleto de SIDA.
Ahora en mi perfil aparecen aduladores del régimen, obesos de cerebro habituados al congrí cargado de grasa barata de cerdo, clientes de letrinas de bateyes fieles al Mesías de Birán, artistas de un circo de sesenta años, sin carpa, al aire libre, esclavos consuetudinarios de una dictadura, que seguirán siendo rehenes allá donde vivan.
Debían poner un cuadro de la bestia de Birán en la vagina que les trajo al mundo, al menos sería una galería de la inmundicia. Son el asco en persona.
R.Muñoz.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>