Acciones de Obama reivindican comportamiento brutal del gobierno cubano

raul obamaWashington, D.C. – El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, Robert Menéndez (D-NJ), emitió las siguientes declaraciones después de la liberación de Alan Gross.

“Este es un momento de profundo alivio para Alan Gross y su familia. La salud física y mental del Sr. Gross ha disminuido severamente como resultado de su encarcelamiento de cinco años en condiciones difíciles. Él debió haber sido puesto en libertad de inmediato y sin condiciones, hace cinco años. Él no cometió ningún crimen, simplemente trabajaba para proporcionarle acceso al Internet a la pequeña comunidad judía de Cuba. Su encarcelamiento fue cruel y arbitrario, pero consistente con el comportamiento del régimen cubano”.

“Que quede claro, esto no fue un acto “humanitario” por el régimen de Castro. Fue un intercambio de espías convictos por un americano inocente.

“Las acciones del presidente Obama han reivindicado el comportamiento brutal del gobierno cubano. No hay ninguna equivalencia entre un trabajador de ayuda internacional y espías convictos que fueron declarados culpables de conspiración para cometer espionaje en contra de nuestra nación. Un espía también fue declarado culpable de conspiración para asesinar por su papel en la tragedia de 1996 en la que militares cubanos derribaron dos avionetas civiles estadounidenses, matando a varios ciudadanos estadounidenses”.

“Mi corazón y pensamientos están con las familias estadounidenses que perdieron seres queridos en ese día fiel.

“Con el canje del Sr. Gross por tres delincuentes convictos, se crea un precedente extremadamente peligroso. Se invita a los regímenes dictatoriales y sin escrúpulos a utilizar los estadounidenses que sirven en el extranjero como moneda de cambio. Me temo que las acciones de hoy pondrán en peligro a los miles de estadounidenses que trabajan en el extranjero para apoyar a la sociedad civil, abogar por el acceso a la información, proporcionar servicios humanitarios, y promover reformas democráticas”.

“Este transacción asimétrica invitará más beligerancia hacia movimientos de oposición de Cuba y el endurecimiento de la mano dictatorial del gobierno sobre su gente. Recordemos que un número incalculable de gente común que anhela la democracia siguen encarcelados por los mismos verdugos que han castigado a Alan Gross y, junto con todos los cubanos, también merecen una Cuba libre”.

Comments are closed.