" />
Published On: Lun, Feb 23rd, 2015

Advierten sobre otorgamiento desproporcionado de permisos de trabajo

Por Carlos Carballido

Obama-Secured-NRD-600-wLogo-700x400La administración de Barack Hussein Obama ha expedido  en su segundo mandato  unos 7 millones 400 mil permisos de trabajo  pasando por encima de la fila de aspirantes  que tradicionalmente solicitan ese documento-como pide la ley-   desde sus países de origen o a petición de  empresas y corporaciones  registras en EE UU.

Un informe del  Centro de Estudios de Inmigración alertó que la administración Obama está abusando flagrantemente de su capacidad de conceder permisos de trabajo pasando por encima de las normas que el Congreso ha fijado para proteger a los trabajadores estadounidenses  a la hora de obtener empleos.

Jessica Vaughan,  autora del informe, advirtió que las estadísticas- datos adicionales del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) –  deben tomarse  en cuenta  para frenar la extralimitación ejecutiva del presidente Obama y restaurar la integridad de nuestro sistema de inmigración.

De los 7,4 millones de permisos de trabajo concedidos, 4,7 millones son  nuevas emisiones y solo  2,7 ​​millones eran renovaciones. Esto demuestra que muchos de los permisos de trabajo se otorgaron  en una base de  largo plazo  y no sólo para cubrir empleos   temporales, como la agricultura,  en algunos estados,  como han tratado de asegurar los  defensores de las acciones del gobierno de Oabama.

Las categorías que mostraron el mayor crecimiento  de permisos de trabajo  son muy controvertidas, revela el informe. Por ejemplo, las emisiones a los extranjeros ilegales, turistas, estudiantes y miembros de la familia de los trabajadores temporales se duplicó en el período de tiempo. Esto sugiere que los recientes cambios de política con respecto a este tipo de inmigrantes no legales  podrían ser responsables de los aumentos de permisos para trabajar.

La emisión de permisos de trabajo es problemática, incluso si los inmigrantes no permanentes están mirando  hacia un ajuste de  tarjeta de residencia o cualquier otra condición jurídica, ya que esencialmente les permite saltar en línea y trabajar legalmente lo cual es injusto para los solicitantes que están esperando su turno en su país de origen.

Anterior al gobierno de Obama la aprobación de estos permisos era  muy rigurosa pero e informe encontró que  las tasas de aprobación  actuales  es de un 90 por ciento más que antes del 2009.

El análisis de estos otorgamientos rebasa lo inadmisible… La tasa de aprobación de permisos de trabajo para los que cruzaron  ilegalmente la frontera fue del 90 por ciento; para los turistas fue de 93 por ciento; y por lo desconocido / no declarada (presumiblemente DACA y TPS) que era 94 por ciento. Los estudiantes fueron aprobados a un ritmo de 96 por ciento, y los dependientes de H-1B trabajadores invitados, que no están autorizados a trabajar como una cuestión de derecho, fueron del 91 por ciento.

About the Author