Analizando la “Plataforma” de Donald Tump. Una visión personal.

Por Alberto Pétrump banorez Amenper

Donald Trump ha llevado la delantera en las encuestas por tres meses, por lo que los votantes y los medios de comunicación deben, por tanto, tratarlo como un favorito tradicional, examinar su temperamento y sus promesas y requeror de él, ir más allá de comentarios para provocar los aplausos de sonido enlatado como en un  Show de TV.

Pero que el problema es que cuando se le trata con las demandas de un corredor delantero responde de manera autoritaria, protestando porque según él “no lo están tratando bien”, y matando a los mensajeros, y esta es una preocupación en un candidato a la Presidencia de los Estados Unidos., candidato a la Presidencia de un país que se caracteriza por ser el más cumplidor con la libertad de expresión por generaciones desde su fundación.

Explicar su agenda de gobierno algo que tiene que ser esencial para ganar la casa blanca.

Los candidatos deben demostrar dominio de los temas y no pueden improvisar.

Tópicos que sean definidos para que los votantes puedan entender cual será la solución a los problemas no nombrar los problemas y simplemente decir que los resolverá- Cómo los resolverá es  lo que les gustaría oír a los votante, que Trump explicara lo que específicamente haría como Presidente pero más que nada cómo lo haría.

Esto es lo que veo como un consenso en los grupos conservadores y respetados medios como Fox News y The Wall Street Journal.

No un ataque a Donald Trump por si, pero una preocupación que un candidato con agenda que sólo habla con ira, no abordando los problemas de una manera articulada o inteligente, pudiera  ser elegido para las elecciones generales, porque esto podría ser el triunfo del candidato del demócrata. Los otros medios de comunicación complacientes de la izquierda, se están dando banquetes contando “las cosas del Donald”-

Tomemos como ejemplo el tema que le ha catapultado a la posición de favorito, el tema de la inmigración. Es una preocupación porque la posición de la actual administración  ha creado una situación insostenible.

Trump ha dicho que él deportará a los inmigrantes ilegales, 11 millones estimados viviendo en los Estados Unidos,  y que lo haría en dos años o menos, gracias a “buena gestión”. Pero ¿qué es exactamente el plan del  Trump para arrestar, detener y deportar, con todos los litigios que conlleva — 15.000 personas al día? Es aproximadamente 10 veces el número de arrestos diarios en Estados Unidos por delitos violentos. ¿Cómo se entiende lo que dice Trump que hará la gestión a  estas personas de una manera que es, como promesas, “muy humana” y “muy bonita”?

Y ¿cuántas decenas de miles de millones costará esto? el Sr. Trump dice que entonces “acelerará” el regreso de”los buenos” y proclama que él no le importa “con una gran puerta hermosa” en su muro fronterizo para acelerar su regreso.

 Pregunta: ¿No sería más práctico identificar a los inmigrantes ilegales “buenos” primero, antes de deportarlos, para así evitar el costo de deportarlos sólo para volverlos a traer? ¿No sería más fácil determinar quién califica como “bueno” antes de deportación?

Eso es yo pienso, esto es lo que muchos piensan, esto es lo  que algunos de los otros candidatos han sugerido sólo para ser acusados de promover una “Amnistía”

Hay también un  compromiso de Trump  para construir un muro en la frontera sur igual que el muralla China.

 El Sr. Trump tampoco ha dicho cuánto costaría ni aborda consideraciones prácticas. ¿Por ejemplo, construir un muro a lo largo de las 1.254 millas donde se separa el Rio Grande de Texas y México? ¿Pared a lo largo de los lagos Amistad y Falcon, lagos montados  entre la frontera donde los estadounidenses van der pesca y canotaje? ¿Hará la muralla subterránea en el medio de los lagos?¿Qué diría a las autoridades de Texas que, prefieren en lugar de una pared a lo largo de la frontera de Río Grande,  gastar el dinero en más agentes de la patrulla fronteriza, vigilancia por aire activos y tecnología? y les ha dado resultado, pero Rick Perry es un estúpido y un perdedor según Trump, porque antes de abandonar la campaña por falta de fondos y apoyo federal sugirió que escogieran a otro que no fuera Trump.  Pero Trump no le importa que haya sido electo dos veces como gobernddor del estado más grande de la nación.

 La idea de México pagando por la pared es también algo demasiado lejos de lo razonable incluso ser tomado en consideración hasta para el más ingenuo, aunque hay muchos ingenuos, por eso está en primer lugar en las encuestas.

Él es igualmente vago en el cuidado de la salud. En una entrevista el 27 de septiembre en “60 minutos”, dijo que la salud debe ser un derecho universal, proporcionado por el gobierno. «Todo el mundo tiene que cubrirse», dijo. “No me importa si me cuesta votos o no.” Cuando el entrevistador le preguntó cómo, y quién iba a pagar, el Sr. Trump respondió, “Haría un trato con los hospitales para cuidar de la gente,” y prometió que “el gobierno va a pagar por ello.” Durante el 6 de agosto en el debate del partido republicano, Trump elogió los sistemas médicos  socializados en otros lugares. “En cuanto a pagador único, funciona en Canadá,” él dijo. “Funciona muy bien en Escocia”. Entonces, ¿cómo operaría el Trump cuidado? ¿Cuántos americanos serían elegibles? ¿Qué costaría? No es suficiente para el Sr. Trump en “60 minutos” y reclamar, “pueden tener los médicos, pueden tener planes, y puede tener todo.” Los estadounidenses han escuchado promesas vacías antes. Quieren una propuesta real que funciona.

El sistema de salud socializado no es la única coincidencia que tiene con la administración de Obama, en política exterior del medio oriente también tiene la misma doctrina Obama de dejar que se maten los unos a los otros y no meternos nosotros.  Esta doctrina ha resultado en la intervención Rusa en el vacío dejado por los Estados Unidos.  El grupo islámico ganador quedará vivo y seguirá con la convicción y ahora con los medios de matarnos a todos los infieles.

Existen enormes diferencias entre lo que dice el Sr. Trump y la realidad. Por ejemplo, se ha quejado “que hay muchos ricos que están haciendo un montón de dinero que no están pagando nada” en impuestos. Sin embargo cuando lanzó su plan de impuestos, propuso dejar caer la tasa máxima en cuotas de fondos de cobertura al 25% de 39,6%. Cierto, el plan aumentaría impuestos sobre sus bonificaciones de rendimiento hasta el 25% de 23.8%. Pero el resultado sería un impuesto generoso de corte proporcionado a las personas que según Trump  no pagan impuestos  “haciendo una gran cantidad de dinero”. De nuevo el discurso socialista de enfrentar a ricos contra pobres. No importa que sea rico, la mayor parte de los gobernantes socialistas vienen de extracción rica.

En cuando a los derechos cómo el Seguro Social y el Medicare, nos dice  “No voy a cortar la Seguridad Social como cada otro republicano”, dice el Sr. Trump. “Y no voy a cortar el Medicare.

Pero el fondo de Seguridad Social se quiebra en 2034, y el fondo de fideicomiso de Medicare Hospital seguro se agotará en el año 2030. La única manera que el próximo presidente puede guardar estos derechos es reformarlos y América Ayude a evitar una crisis de deuda. Pero Trump no habla de reformas, habla de lo que hará, como el genio de la lámpara de Aladino, no nos dice cómo va a resolver los problemas en el mundo real.

 Y ahora lo oímos resucitar el tema del 9-11 en Fox News el domingo.

Trump dijo en la versión más reciente de sus pensamientos en el 9/11: “mira, Jeb dijo que mi hermano mantuvo  seguras a América. Estábamos seguros. Bueno, pero el World Trade Center se cayó durante su mandato.”

Usar el 9/11 para atacar a un oponente y promover sus ideas sobre inmigración es francamente repugnante. Su comentario sobre el Presidente Bush es una falsedad absoluta, y degrada la realidad de lo que sucedió ese día.

Trump ha demostrado que puede ser escandaloso. Pero pronto el Sr. Trump deberá demostrar que él ha evitado hasta ahora: sustancia.

Los cubanos vimos un enojado que nos habló de cómo iba a resolver los problemas de Cuba, cómo iba a haber de todos para todos y sobraría para exportar.  Pero nunca dijo cómo lo haría, pero muchos lo creyeron porque lo dijo con esa convicción que produce el falso enojo autoritario.  Y podemos ver los resultados décadas después, porque estos autoritarios cuando toman el poder no lo sueltan.

¿Los republicanos, enfrentarse a una prueba: el partido elegirá a un candidato con un programa conservador o uno que refleja rabia populista? Los dos son casi lo mismo pero los resultados no son los mismos.

Principios conservadores proporcionan una ruta ganadora a la casa blanca. Indignación populista solo terminará en derrota. En tres meses, los votantes republicanos primarios comenzarán a decidir qué quieren. Un buen comienzo sería exigir más de la de Donald. Cuando lo hagan empezarán a ver la realidad que les presentaron los grupos conservadores en Iowa.  El Neurocirujano Ben Carson está con   28 puntos contra 20 puntos Donald Trump. El último comentario de Donald Trump sobre el estado de Iowa, es que las personas que participaron en las encuestas deben de tener necesidad de un cirujano del cerebro.

Solamente por este comentario, y es mi opinión, Donald Trump no puede ni debe de ser el próximo presidente de los Estados Unidos.

Comments are closed.