Autoridad presidencial para tratados que no nos dejan leer

Por Alberto Perez Amenper

pacificEl tratado con los países del pacífico es algo que al parecer es bueno para la economía y para combatir la hegemonía de China en la región.

¿Por qué entonces me siento mal con la situación?

Es cuestión de reputación. Reputación es la construcción social alrededor de la credibilidad, fiabilidad, moralidad y coherencia que se tiene de una persona, y tratándose de Obama su reputación no me merece confianza.

No es cuestión del tratado, que puede ser intrínsecamente bueno, aunque no podemos tener una opinión educada porque no nos dejan leerlo.

Esto es lo que me molesta, primero el darle autoridad de vía rápida al presidente para los tratados, no lo puedo digerir, no cuando tenemos un presidente con la reputación de Barack Hussein Obama, segundo que me parece que el pueblo tiene el derecho de saber qué es lo que hay en el tratado, no me gusta este ocultamiento.

Tenemos que aceptar lo que nos dicen de una y otra parte.

186 republicanos votaron “no” pero 86 republicanos votaron “si” para aprobar el dar al Presidente Obama  Presidente autoridad de vía rápida para acuerdos comerciales.

El espectáculo de los republicanos, dirigidos por Paul Ryan, luchando para dar este presidente más poder, es repugnante.

Y no hay nada que impida que le haga que quiera insertar otras cosas en los pactos de comercio. Puede utilizarlo para avanzar su agenda de cambio climático o para permitir la inmigración sin restricciones (libre flujo de mano de obra). Obama promete no hacerlo, pero ¿cuáles son sus compromisos, vale la pena el riesgo? ¿Podemos confiar en la palabra de Obama?

No se trata de comercio.  El 75% del comercio está ya cubierto  con Canadá y México. Ya tenemos TLC garantiza el libre comercio con ellos.

Esto es para permitir un tratado para reemplazar la capacidad de las legislaturas estatales y el Congreso para gobernar áreas tales como la modificación genética, propiedad intelectual.

Es un fraude y los republicanos que votaron por esto, todo lo que merecen es que se le tome en cuenta en las luchas primarias.

Si tuviéramos otro presidente se pudiera considerar el tratado, pero no con Obama.  Por suerte el hecho que el tratado significa desempleo doméstico, ha hecho que las uniones y los demócratas que están dependiendo de ellas votaran contra Obama, hasta Nancy Pelosi votó contra Obama.

Dicen los que votaron a favor que el aumento en la economía por el tratado con estos países, remplazará los empleos perdidos.   Estoy de acuerdo, es posible, esto es parte de la filosofía económica conservadora, pero no con un presidente cuya reputación es todo lo contraria a los principios de la filosofía conservadora, no se le puede dar carta blanca a una persona como Obama.

No puedo confiar que Obama sea el presidente que pueda negociar un tratado económico que sea beneficioso a la economía del país.

Así que por el momento nos salvamos, la derrota de Obama, gracias a la extraña alianza con las uniones Obama ha tenido la peor derrota de su administración.  Y creo que por el momento es lo mejor.

Si logramos elegir un presidente que tenga en su agenda lo mejor para los Estados Unidos, entonces podremos hablar de nuevo sobre el tratado Transpacífico.

 

Comments are closed.