CARTA AL CHE QUE NUNCA VI, NI CONOCí

Por: Uberto Mario
images (2)Hola Comandante, ojalá y alguien vaya hasta Santa Clara, y allí, donde dicen que tù descansas, te puedan leer estas líneas junto a tu lápida fría y oscura lugar en que pretenden tenerte vivo.
Cuando te mataron en Bolivia tenìa 8 años, de casi nada me acuerdo, pero es que te han mencionado tanto!, te han vendido tantas veces en fotos, llaveros, pullovers, gorras, cepillos dentales ¡hasta en calzoncillos!, que de alguna manera, uno tiene que saber que tù eras el Che Guevara, el Argentino médico, que un día llegó a México y tuvo la desgracia de conocer a Fidel Castro y dejarse engañar por un hombre que durante 45 años nos ha maltratado, amordazado, y todavía pretende matarnos de hambre y enfermedad con tal de no entregar su socialismo obsoleto y absurdo.
Me resulta bien oportuno revisar algunos párrafos de la carta de despedida que le dejaste a tu “amigo” Fidel, cuando ya sabias que estabas de mas en Cuba, dices en uno de esos párrafos:
“….Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado mas en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra…”
Hiciste bien Che, si de todas maneras unos años después tu Jefe Fidel, te sacó varias veces de Cuba y no veia la hora de desaserse de ti. Siempre le estorbaste a los hermanos Castro, y principalmente a Raúl, que no le perdona nunca a Fidel que tù hayas sido el primer Comandante de la Sierra.
“….Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te esta negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos…”
Eso es mentira Che, y tù lo sabes, lo que no lo dijiste nunca, no por modestia, si no por cobarde, porque sabias que ellos te obligaron a marcharte, esa lista de obligados que se fueron contigo se llenó de sangre y luto eterno, San Luis y muchos más volverían por una Cuba participativa, no por esta Cuba encerrada y engañada.
Sabes?….Cuando San Luis estaba en Pinar del Rio, una tarde en un juego de pelota (porque siempre estaba en el terreno) le dijo a mi papá:
“…Guajiro, Fidel no se puede aferrar a un totalitarismo, el Jefe tiene que abrirse, tiene que dar el espacio que cada cual desee políticamente y no perseguir a nadie…” (eso fuè en 1964,y todavía Mario mi padre esta vivo, testigo sin par).
Por Miami anda uno de tus buenos amigos, Daniel Alarcón, un guajiro que todavía sigue siendo bravo y hace días se paró frente a las cámaras y desenmascarò todas las falacias de Fidel Castro….Ojalá que alguien ya haya ido a tu supuesta tumba a decírtelo, que el “Benigno” de tu guerrilla, no soportó más ultraje ni más abuso con su pueblo.
“….Que dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegro que así sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse…..”
Mira, en eso tuviste mucha suerte, la que no han tenido los millones de niños y jóvenes que de verdad nos hemos sacrificado en ese país, y que después hemos tenido que salir huyendo en busca de la libertad.
Aleidita, Celia, Camilo y Ernesto viven cada uno en senda residencia y siempre se criaron a la sombra de sus “tíos” Ramiro Valdés y Fidel Castro, ah! y con los diarios “consejos” de Celia Sánchez, que como no pudo darle un hijo a su amor eterno (entiéndase Fidel Castro), se dedicó a criar y adoctrinar a cuanto hijo de dirigente se quedaba sin el calor de sus verdaderos padres, es decir a los muchachos de las amantes de Amando Hart, Pepín Naranjo o Colomé Ibarra.
Pues si Che, el estado les ha dado de todo a tus hijos. Los varones son hoy altos oficiales de la Seguridad del Estado, pueden viajar y pasear por todas partes, sin embargo los hijos del albañil, del carpintero, del campesino, no tienen ni con que ir a la Habana, porque ni guaguas nos quedan. 
Sin embargo Aleidita se hizo médico y con el pretexto de hablar de su papá, ha caminado medio mundo, claro preparada para cada charla por el tío de la barba.
Celia es la que menos sale a la escena pública, aunque sabemos que trabaja en el Acuario Nacional en la Habana.
Todos ellos tienen escoltas, les vigilan el sueño y tus nietos juegan con los mejores juguetes, los que se venden en el imperialismo que tù no aceptabas, y van a Varadero o Cancún cada vez que están de vacaciones….Que te parece Comandante?
Te cuento que en junio de 1998 cuando me preparaba para ir al Mundial de Beisbol de Italia como reportero, pude resolver que me hicieran un traje en la sastrería del Consejo de Estado, sitio exclusivo de los “revolucionarios” que dirigen el país, y al llegar me dijo Nenita, la administradora:
“…Lo siento pinareño, pero estamos muy atareados en estos días haciéndole la ropa a Camilo y Ernestico los del Che, que van para Italia también de vacaciones y a la boda de unos amigos….”
Que te parece Comandante?.
Me tuve que ir al otro lado del Atlántico con mis guayaberitas de siempre, pues ya en ese año, la tienda que vendía a los que viajábamos por el Gobierno había cerrado, ¡estábamos en medio del periodo especial! Claro tus hijos y los de los demás “pejes gordos” no saben ni como se escriben esas dos palabras, quiero decir PERIODO y mucho menos ESPECIAL.
Y como veo que tus hijos, tus nietos, en fin todos los Guevara que tienen que ver contigo, viven como “Reyes”, me siento incapaz de creer que hayas sido tan puro y tan honesto. 
Bueno Che, dejemos la carta a un lado, y permíteme actualizarte un poco de la Cuba de hoy:
Prostitutas en las calles de la Habana, Pinar del Río o Santiago, buscando unos dólares para comprar el jabón, el aceite o la mantequilla.
Hombres y mujeres pacíficos presos injustamente por adversar un régimen opresor, poetas, bibliotecarios, periodistas. 
Miles y miles de fusilados por no soportar el comunismo y el totalitarismo fidelista.
Bodegas, carnicerías, establecimientos de servicios vacíos sin nada que ofertar al pueblo, y tras cada adversidad un supuesto culpable: el Imperialismo Yanqui, que verdaderamente Che, ni se acuerda de nosotros, ni siguiera he visto al tal imperialismo desde que llegue a Miami.
Niños que se levantan y se acuestan con la barriga vacía sin nada de comer porque según el Comandante en Jefe…”estamos bloqueados”.
Un Bufón que desde Venezuela nos regala petróleo y no lo vemos, las carreteras siguen abandonadas, para el pueblo no hay guaguas, los dueños de carros no tienen como moverlos, la gasolina esta muy cara. Sin embargo la gente tuya, los de la Sierra se mueven en Fords o Toyotas del año con chapa particular.
Che, solo me resta decirte que has sido una marioneta mas de este hombre, porque hasta los muertos ha usado para sus felonías.
Si estuvieras vivo tendrias que bailar con su mùsica o ya te hubieran fusilado como a tu amigo Ochoa?
Bueno me despido, no sin antes recalcarte que Cuba sufre, que Cuba llora y arrastra una cadena de la cual tu también tienes tu cuota de culpabilidad.
Quiera Dios que alguien te lleve estas líneas hasta tu supuesto nicho.
Yo, Uberto Mario, uno más de los cubanos engañados, confundidos y escondidos hasta el otro día detrás de tus ideas, de tu falsa imagen.

 

Comments are closed.