" />
Published On: Lun, Mar 9th, 2015

Casa Cuba de Tampa: Breve Crónica, Porque en Silencio ha tenido que ser

Por Juan Efe Noya

  • Nueva directiva en la Casa Cuba de Tampa
casa cuba tampa

Resultado tridimensional de una época

El origen cubano de la frase fue una carta que el día antes de su muerte José Martí le envió a su amigo Manuel Mercado. El documento estaba fechado en el “Campamento de Dos Ríos, 18 de mayo de 1895

Señor Manuel Mercado:

Mi hermano queridísimo: Ya puedo escribir, ya puedo decirle con qué ternura y agradecimiento y respeto lo quiero, y a esa casa que es mía y mi orgullo y obligación; ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país … Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso. En silencio ha tenido que ser y como indirectamente, porque hay cosas que para lograrlas han de andar ocultas, y de proclamarse en lo que son, levantarían dificultades demasiado recias para alcanzar sobre ellas el fin”.

Los comunistas, que siempre tratan de cambiar los conceptos hicieron popular una serial televisiva en Cuba y la llamaron también “En silencio ha tenido que ser”, porque un agente de la Seguridad del Estado Cubano se infiltró en la CIA para espiar acciones militares norteamericanas.

Ahora, sucede que mediante los recursos del periodismo he tratado de buscarle un tercer espacio al caso actual “En silencio ha tenido que ser”, cuando unos dignos patriotas del exilio en Tampa decidieron tomar en sus manos el deber que la patria les había ofrecido y –en una legalidad de derechos– aspiraron a la nueva candidatura presidencial de la Casa Cuba de Tampa.

En cambio, Dios sabe los caminos del mundo y el joven presidente Eduardo Forte que había llevado la institución con tendencias  autocráticas, al no comprender si la realidad era el tiempo, o si el tiempo era la realidad, renunció inesperadamente el sábado 14 de febrero de 2015 y el 7 de marzo fue elegido como presidente Oscar C. Rodríguez.

Lo acompañaran en su directiva para la etapa del 2015 al 2017:  vicepresidente Humberto Ferrer; tesorero Bernardino Pérez; vicetesorero Clemente Bueno; secretaria Ángela Chaviano; vicesecretaria Isela Pérez; vocales Dr. Osberto Fernández,  Eduardo Bazán, Alfredo Naranjo, Omar Díaz, Tomás Borroto y Luís Llauger.

 

  1. Resultado tridimensional de una época.

About the Author