Codificando las Razas

Por Alberto Perez Amenpercheobama

Tenemos que entender la manera cómo los afro-americanos se comportan con todo este  “privilegio blanco”  que vemos alrededor de nosotros.

Verás, durante muchos años, llegó a ser evidente para muchos de nosotros los no tan pigmentados y no tan desocupados que  los estadounidenses que somos clasificados como “los blancos” fuimos lamentablemente sub representados en crimen en los medios de comunicación a nivel nacional.

O sea que reportaban que había más criminales negros que blancos. Esta injusticia llegaba inclusive al  FBI, a través de su sistema de información de crimen uniforme (UCR) por no obtener datos para sugerir que los blancos estaban involucrados en crímenens y acerca de los números y tipos de delito que estaban ometiendo los negros.

O sea que si un negro mataba a un blanco, la culpa era solamente del negro en vez de reportar que era un crimen bi-racial.

Tenemos el caso de personas que cómo Michael Jackson cambiaron el color de su piel y después de un costoso y doloroso procedimiento de cirugía  y blanqueamiento en algunas remotas y elite clínica sueca, no Señor. Siguieron diciendo que era negro cuando molestó a unos niños.

Esto hacía que apareciera injustamente que los afroamericanos son responsable el 60% de los delitos violentos de todo en América (aunque representaron menos del 15% de la población total). ¿Cómo cambiar esto para favorecer la lastimosa minoría oprimida? Hay que hacer algo para ponerle remedio a esto.

Los medios de comunicación intentaron ayudar, crear una categoría de raza especialmente para George Zimmerman, “blanco hispano” que realmente no sienta bien a nadie.

Hay que establecer un nuevo sistema para saber quién es negro y quién es blanco a la hora de reportar los crímenes.

La solución al problema es no distinguir a las personas por el color, sino por su persuasión política, si eres un radical comunista, no eres un negro eres un combatiente revolucionario, no importa los crímenes que cometas los crímenes que cometas no cuentan.

Si tienes ideas izquierdistas cómo Clinton no importa que tengas la piel blanca, eres negro.

Pero si eres un negro prieto y tienes ideas conservadoras como el Magistrado del Tribunal supremo Clarence Thomas o Thomas Sowell y otros oreos, que son negros por fuera y blancos por dentro, cualquiera que no sea de izquierda es blanco aunque tenga la piel negra.

Si eres blanco como el Che Guevara, no importa eres más negro que Barack Obama que es mulato pero es negro.  Si el Che Guevara estuviera vivo, usaría una camisa con la cara de Obama.

Cuando la raza negra esté codificada políticamente, el lema de la Vida de los Negros Importa, tendrá un significado más definido, porque será el lema de Marx, la vida de los revolucionarios importa.

Esto ayuda a la situación que estaba siendo arruinada por las imprecisiones de identificación al reportar los crímenes.  Esto también detiene el temido, racista, discriminatorio perfil que nuestros agentes de policía cometen contra los combatientes revolucionarios que percibe como negros vagos criminales.

Espero que esto despeje un poco las cosas. Aunque a lo mejor lo enreda más, porque yo mismo no lo entiendo.

Comments are closed.