COLOMBIA TAMBIÉN NECESITA UN DEBATE RACIAL

negros 3 mataron joven jor stone crabPor Andrés Pascual

Hay quienes creen que el racismo lo inventaron los “yanquis”, pero NO es patrimonio de los americanos, es un problema mundial y en América Latina es la forma popular de enjuiciar por su comportamiento a los negros; por lo visto, hay que concluir que, donde los haya, son iguales al de al lado, al del frente…Lea el link que pegué y dése banquete:

http://www.laopinion.com/conmocion-en-colombia-por-insultos-racistas-de-una-mujer-a-un-taxista&source=RSSLoMasVisto#

La realidad es que nadie defiende más a una minoría que los americanos a los negros, NADIE, pero hay algunas diferencias, el negro de aquí se cree superior y nunca trata de despreciar o de ofender a otro llamándolo con palabras que lo ofenden.

En Cuba es común que una negra camine por una acera y, si un negro la piropea, se expone a ¡MIRA NEGRO! o ¿QUÉ SE HA CREÍDO ESTE NEGRO? Tal vez el negro cubano es único, porque acepta la familiaridad del blanco si lo llama negro como lo más lejos posible de racismo.

A los blancos que nunca tuvieron prejuicios los pueden convertir en racistas los negros y los blancos demócratas americanos, como a mi, que me crié entre negros y tuve, tal vez tenga, a negros como mi familia.

La política de los grupos blancos más malos del mundo hacia otros de negros que no se quedan detrás en malicia es oportunista, el negro se aprovecha porque entiende dónde debe situarse y a quién debe apoyar y hablo del negro malo, no de Ben Carson ni de Barbarito Diez ni de Fito Carricarte y su familia en mi pueblo

Para resolver los problemas interraciales la sociedad moderna interesada propone un debate, como en Colombia, aquí el propio presidente habla del asunto a su manera e intereses sin raseros de igualdad, sino de revancha.

Los negros americanos influidos por políticas de peligroso oportunismo son lo peor del mundo, el problema nunca podrá resolverse, porque este tipo de negro, como en Cuba o donde sea, vive ajustado al orden social establecido cuando tiene la pata del blanco sobre la cabeza, es decir, obligado con las reglas.

Por eso los cubanos decimos a veces que “el negro de antes no era así” y es verdad, lo que pasa es que el blanco tampoco; los negros malos de Cuba son iguales que los negros malos de aquí o de Colombia, los blancos malos de allá le pueden dar lecciones a sus iguales por acá.

El bochinche no lo acalla nadie, cada día que pasa empeora cualquier tipo de política que trate de arreglar el problema con buena voluntad, además, a estas alturas, nadie tiene intención de hacerlo, empezando por mi.