Como tener un buen sexo

Por Alberto Perez Amenper

masturbLo siento por ustedes lo que han interpretado el título  como algo pornográfico y esperaban leer algo más estimulante.  Pero de lo que quisiera hablar es de mis principios conservadores más que del acto sexual.

Como conservador creo en un gobierno que no se meta en mi vida privada, ya sea como me gano mi vida en mi trabajo, como pienso políticamente,  y sí también como llevo mi vida sexual y como enseño a mis hijos cuando tuve que explicarle que los niños no lo traen las cigüeñas.

Pero resulta que el gobierno, sobre todo, los totalitarios como los fascistas y los comunistas,  están interesados en su autoridad total hasta de cómo es nuestra sexualidad y cómo se la enseñamos a nuestros hijos, cree que ellos tienen más derechos a enseñar el sexo a nuestros hijos que nosotros. Porque después de todos los individuos somos inferiores al gran gobierno.

Fascistas de Italia, como Mussolini que creía que la mala  educación sexual ‘minaba la virilidad de la nación y  no sé los detalles ni por qué decía esto. Hitler con su pureza racial predicaba el peligro de tener sexo con alguien que no fuera Ario. Los comunistas con las libertad sexual usando el aborto como anticonceptivo para promover el control de la natalidad y, manteniendo las familias pequeñas, para “aliviar la carga de las madres trabajadoras,”  como un alivio también a la mujer. Suecia de la  posguerra animó a limitar el tamaño de las familias por todos los medios posibles, incluyendo el aborto. Esa nación fue una influencia inicial para lo que hoy en día es nuestra política de gobierno con “Planned Parenhood” que es el eufemismo para clínicas de aborto a demanda, y la educación sexual en las escuelas, que enseñan la “diversidad sexual” o seas el sexo sin tabúes burgueses atrasados.

“No podemos reconocer una educación sexual que marcas todas las relaciones extramaritales como pecaminosa,”” El coito entre personas del mismo sexo ha sido algo natural por siglos y es aceptable” “La edad para comenzar las relaciones sexuales es indicado por la naturaleza no por cierta edad cronológica creada por los hombres”” Esto es lo que se enseña en nuestras escuelas.

La información sobre el sexo que la mayoría de los padres tiene que darles a sus hijos adolescentes probablemente puede ser transmitida en menos de una hora. Después de todo el acto sexual y su resultado en la procreación es algo de lo más sencillo de la biología humana. 

Pero un vasto aparato de “educación sexual” está ahora en su lugar en las escuelas públicas estadounidenses — con todo el rol risible y moda teorizando que estamos oyendo de los círculos liberales autodenominados expertos sexuales que han creado un currículo que puede incluir detalles explícitos dirigidos a los niños adolescentes. Bienvenidos a nuestro actual régimen educación sexual, que cómo en los régimen comunistas dicen a nuestros niños que no se ocupen de lo que le dicen sus padres ya sea en cosas de políticas como de sexo, el gobierno es el que tiene la máxima autoridad sobre quién debe enseñar a los niños sobre el sexo y cómo deberán actuar en todos los aspecto de la vida.

No quiere decir que no se hable de problemas en cuanto a peligros del acto sexual, como prevenir la propagación de las enfermedades venéreas, pero con los años, las razones de la educación sexual han oscilado más allá de los principios objetivos de control social o mejora de la salud, para convenirse como un arma como lo fue en las naciones comunistas que desarrollaron su propia forma de educación sexual en los años 60 para combatir los valores promiscuo de los países capitalistas que  ellos creían, infiltrarse en sus sociedades.

Los líderes occidentales influenciados por el liberalismo, también estuvieron particularmente interesados en introducir el tema sexual  en el mundo en desarrollo para luchar contra la próxima “population bomb” en la década de 1970 y la hambruna que supuestamente seguiría.  Con influencia de la siempre presente Hollywood con películas que nos enseñaban como nos íbamos a comer los unos a los otros porque no habrían comida en ningún país del mundo y la vegetación se extinguiría.  La fecha favorita era el nuevo siglo el año 2000.. 

Quince años han pasado y la bomba no explotó — y las predicciones calamitosas se demostraron que estaban notablemente exageradas como lo es hoy en día el cambio climático- Pero prosigue  la lucha para contener a la población del tercer mundo, que quizás tenga su base en esa parte del mundo, pero, por favor eso no tiene nada que ver en nuestro país. Sabemos que la agenda es otra.

En 1994, la Conferencia Internacional sobre población y desarrollo se reunieron en el Cairo para empujar a “los derechos reproductivos” y educación, con fondos de la Fundación Ford . Los líderes de los países de Guatemala y las Filipinas se quejaron de que la agenda de la conferencia fue un asalto en su forma de vida. Primer ministro paquistaní Benazir Bhutto intentó una especie de defensa: “esta conferencia debe no considerada por las exuberantes masas del mundo como una carta social universal busca imponer el adulterio, el aborto, educación sexual y otras cuestiones parecidas en los individuos, sociedades y religiones que tienen su propia ética social.”

Los socialistas son persistentes, hay veces que se lanzan sabiendo que no van a lograr el objetivo inicialmente, pero crean la semilla y saben que lo lograrán más tarde.  Mientras nosotros estamos preocupados en nuestro trabajo y la vida diaria, su preocupación total es dirigida a implantar el totalitarismo del estado.

Las escuelas de hoy se rigen por una especie de programa y estrategia, con el objetivo de la liberación sexual a través de “educación”. Planned Parenthood, por ejemplo, en sus consejos a las personas a cargo de sexo ed en las escuelas, insta a que sus clases de persigan un vasto programa que incluye “las actitudes sexuales y valores, sexual anatomía y fisiología, comportamiento sexual, salud sexual, orientación sexual y placer sexual.” La lista (que sigue y sigue) visiblemente no incluye los juicios normativos por los cuales las iglesias y familias tradicionales siempre han abordado el tema.

Los que hemos vivido nuestra adolescencia en el pasado, cuando no existía la educación sexual, no podemos aceptar ni entender el hecho.  No creo que el Padre Martín en la escuela jesuita donde recibí mi educación de adolescente, hubiera podido educarnos mejor que la simpleza de la educación de nuestros padres (aunque hubiera sido interesante ver al Padre Martín explicando el tema).

De hecho los defensores de la educación sexual, respondiendo a los ataques a esto con respecto a que nuestros hijos cada día son más promiscuos nos “Ninguna investigación creíble”, escribe, “jamás sufrió la afirmación conservadora que educación sexual hace que la gente joven más relaciones sexuales. De hecho, escribe, “estudiosos alrededor del mundo han luchado para mostrar cualquier influencia significativa de la educación sexual a jóvenes comportamiento sexual.” Bueno, si es así, si los jóvenes no han aprendido nada, no ha tenido ninguna influencia en la vida sexual de los jóvenes y las costumbre de los jóvenes  de hoy son iguales a los de nuestra época, entonces para qué entonces tiene que haber educación sexual en las escuelas.

Pero el sistema del Papá Gobierno, sabelotodo y paternalista, no puede evitar meterse en todos los aspectos de nuestra vida, desde nuestra economía, hasta cómo nos comportamos con nuestros órganos genitales.

Comments are closed.