¿Comprenden los estadounidenses qué es el Socialismo?

Por socialimo

Los cubanos sabemos bien lo que es el socialismo, por eso podemos identificarlo cuando vemos la aplicación de su filosofía.  Pero no lo sabíamos bien cuando nos lo empezaron a introducir paulatinamente en Cuba mucho antes de Fidel Castro.  Ahora en los Estados Unidos vemos la transición socialista que tuvimos en Cuba a través de las décadas de los cuarenta y cincuenta. 

Por primera vez vemos a un candidato presidencial, Bernie Sanders no ocultar su filosofía socialista. 

Pero el socialismo se ha estado implementando por años en Estados Unidos por los presidentes demócratas, simplemente analizando lo que es el socialismo podemos apreciar cómo muchos de los principios socialistas ya están implementados, y si no hay un cambio de curso en las próximas elecciones la implementación del socialismo marxista será completa en los próximos años.

Socialismo y comunismo son la misma ideología que comunismo que no es sino una forma extrema del socialismo.

Desde el punto de vista ideológico, no hay ninguna diferencia sustancial entre los dos. De hecho, la Unión Soviética comunista se llamó la Unión de repúblicas socialistas soviéticas.

China, Cuba y Vietnam se definen como las Naciones socialistas.

 Socialismo viola la libertad personal con la excusa de que el socialismo busca eliminar “injusticia” por la transferencia de derechos y responsabilidades de individuos y familias al estado.

En el proceso, socialismo realmente crea injusticia. Destruye la verdadera libertad: la libertad de decidir todos los asuntos  dentro de nuestra propia competencia y seguir el curso de nuestra razón, dentro de las leyes de la moralidad, incluyendo los dictados de la justicia y la caridad.

Socialismo viola la naturaleza humana el socialismo es anti-natural. Destruye la iniciativa personal fruto de nuestro intelecto y voluntad – y lo sustituye por el control del estado.

Tiende al totalitarismo, con su gobierno y la represión policial, donde se implementa.

 Socialismo viola la propiedad privada, parcial o totalmente al final, con lo que el socialismo llama “redistribuir la riqueza” de los “ricos” para dar a los pobres. Impone impuestos que castigan a quienes han sido capaces de tomar mayor ventaja de sus talentos productivos, capacidad de trabajo o ahorro. Utiliza impuestos para promover el igualitarismo económico y social, un objetivo que será totalmente alcanzado, según el Manifiesto Comunista, con la “abolición de la propiedad privada”.

 Socialismo no ve ninguna razón moral para las personas restringir el matrimonio tradicional, es decir, a una unión entre un hombre y una mujer.

Socialismo se opone a los derechos de los padres en la educación de sus hijos.

Socialismo tiene el estado y no los padres, en el control de la educación de los niños.

Casi desde el nacimiento, los niños son adoctrinados en  las instituciones públicas, donde se enseñará lo que quiere el estado, independientemente de las opiniones de los padres.

Debe enseñarse la evolución y desacreditar el creacionismo poner el estado sobre Dios y los padres. La oración en las escuelas debe ser prohibida.

 Socialismo promueve la igualdad radical una supuesta igualdad absoluta entre los hombres porque  es el supuesto fundamental del socialismo. Por lo tanto, ve cualquier desigualdad se considera como injusta en sí mismo.

Los empleadores privados son rápidamente retratados como “explotadores” cuyos beneficios dicen que pertenecen realmente a sus empleados, un eufemismo para decir que pertenecen al estado. 

Socialismo promueve el ateísmo la creencia en Dios, el Dios que creemos nosotros que es infinito, omnipotente y omnisciente, porque esto es  un enfrentamiento frontal con el principio de igualdad absoluta y el poder omnipotente y omnisciente del único Dios del socialismo, que es el estado. No puede haber competencia con el estado, así que no puede haber un Dios. 

Por tanto, rechaza lo espiritual, afirmando que sólo la materia existe. Dios, el alma y la próxima vida son ilusiones según socialismo.

 Socialismo promueve el relativismo para el socialismo no hay verdades absolutas ni moral revelada que establecen normas de conducta que se aplican a todo el mundo, en todas partes y siempre.

Todo evoluciona, como bien y mal, bien y el mal. No hay lugar para los diez Mandamientos, ni en la mente privada ni en la plaza pública.

 Socialismo se burla de la religión. Según Karl Marx, la religión es “el opio del pueblo”. Lenin, fundador de la Unión Soviética, de acuerdo con el Manifiesto Comunista: “la religión es opio para el pueblo. La religión es un tipo de droga  espiritual en la que los esclavos del capital ahogan la imagen humana, y su demanda de una vida más o menos digna del hombre”.

Que Dios proteja a América de socialismo, porque ya lo tenemos aquí.

Comments are closed.