Con un espantapájaros profesora chilena ganó elecciones en Putaendo / POLÍTICA CHILE

susto33PUTAENDO CHILE.- Hoy en LACRONICAUSA.COM hablaremos de cómo una idea original; más mucho trabajo en terreno y paciencia para enfrentar algunos boicoteos durante su campaña, poco pudieron hacer cuando se lucha por potenciar esa idea y trabajar sin descanso.

FUERA CORRUPTOS

Así parece ser el caso de la concejala electa de Putaendo, la profesora Marcela Zamora Salinas, quien resultó con derecho a un sillón dentro del Concejo Municipal de Putaendo, desde donde intentará -según ella- involucrarse de lleno al sector rural que creyó en su propuesta.

marcela-zamora

Cuando hablamos de ‘una idea original’, nos referimos en LACRONICAUSA.COM al espantapájaros que ella elaboró para convertirlo en símbolo de su campaña contra el posicionamiento de la gran minería en esa comuna aconcagüina.

¿Cómo se te ocurrió crear este muñeco de tela para una campaña electoral?

– Como profesora que soy, debo siempre ser creativa, todo el año lectivo los profesores debemos reinventarnos para llegar al corazón de los niños y mantenerlos siempre atentos, imaginando y creando, así fue que inventé este símbolo tan conocido.

¿Qué intentaste decir a los votantes con este espantapájaros?

– Con este espantapájaros lo que yo busqué decir, es que lo usaría para ahuyentar a los políticos corruptos, a la gente con malas vibras y a la gran minería que busca instalarse en nuestra comuna.

¿A quiénes agradeces por este anhelado triunfo?

– Primeramente a Dios. Quiero aprovechar para agradecer públicamente a mi pareja Guillermo Quijanes, el profesor de ajedrez a quien todos conocen, a mi familia y a tantas personas que me apoyaron en el puerta-puerta durante todos estos días, a Diario El Trabajo de San Felipe, porque fue un medio que también me apoyó significativamente en el momento que más difusión necesitaba, a quienes me apoyaron pese a que a veces enfrenté obstáculos para que yo no pudiera desarrollar mi campaña, a todos los putaendinos agradezco este apoyo.

Deja un comentario