" />
Published On: Vie, Abr 15th, 2016

CONSERVADORES NEGROS, PODER NEGRO=SUPREMACISMO CANÍBAL

sharptonsanders y sharp 3Por Andrés Pascual

Por lo menos yo, no puedo explicarme cómo articula la dirigencia de la campaña de Hilaria a la crápula negra, de alto perfil homofóbico, con la liga de gays y lesbianas, misterio cuya base debe trascender como leyenda urbana político-social…

Durante 7 años, en Nueva York, los negros delincuentes o “thugs”, como se traduce al inglés, se han dedicado a golpear y a matar homosexuales, sobre todo de origen hispano y D’Blasio, comunista al frente del batallón neoyorquino de la liga, cuya mujer es negra ¿ex? lesbiana, jamás ha dicho media palabra y debía, aunque sé que es demasiado pedirle a este H de P. Ni la media obamo-comunista-islamista tal CNN o MSNBC, ni la prensa como El Nuevo Herald o La Opinión de Los Ángeles trabajan la noticia; tampoco ese monumento al antiamericanismo, a la suciedad, a los “hermanos de ellos”, la Raza, “le tira aunque sea un piropo”. El video que propongo debajo tiene relación con lo que dije:

http://video.foxnews.com/v/4844924023001/al-sharpton-talks-2016-politics-and-race-in-america/?#sp=show-clips

Al Sharpton aparenta un premio gordo de la lotería, se lo discuten como a Rita Hayworth en Gilda, este sinverguenza no tiene gandinga y lo mismo puede vérsele con Hilaria que con Sanders (foto portada); aunque descara’os, lo que se dice sin un ripio ni de principios ni de decencia, la mujer de Vil y el viejo tuberculoso colora’o ¡Pa’su ma’re!

Existe el conservadurismo negro, el radicalismo negro, combinación del odio racista hacia blancos, cuyo arma principal, a la usanza africana tribal, es el revanchismo concedido por los políticos demócratas, el resultado es sino la patente de corso que les ampare, recurso de utilidad meridiana, los crímenes que cometan, sobre todo de odio contra el blanco o contra los asiáticos, incluso hispanos…

Los negros explotan bien el cargo de conciencia, el complejo de culpa de los americanos blancos Tomo I, porque el segundo trata de contagiados desde el colegio por el virus comunista, que no esconden su oportunismo en aspiraciones políticas o en participar en cualquier actividad que lesione a América.

El odio que le tiene el negro americano al blanco no es menor que el profesado por el EI a Occidente, yo diría que es superior, les falta habitat para desarrollar la Intifada asesina, pero, si los dejaran, no tendrían el mínimo interés en “convertir” a nadie, los mataban a todos, después de violar a las mujeres y cebarse destripando a niños delante de sus padres ¿No lo cree? ¡Allá usted! ¿Cree que soy racista? dos trabajos…pero hay razones para poner un entredicho que, la noticia diaria, lo saca del concepto.

El problema racial, el desequilibrio hacia la entrega absoluta del respaldo a los negros, de concederles por la fuerza moral pirateada a cuaquier precio lo que deseen, es un peligro inmediato en este país, que se debe solucionar poniéndo los puntos sobre las íes que lo necesiten, como abortar la espiral criminal de los negros contra los blancos, incluso entre ellos.

El único discurso de los llamados líderes negros, realmente cabecillas tan pandilleros como su ejército de blanco-as renegados por insatisfacción y de los negros revanchistas, es la exigencia permanente no a considerar lo racial con la justicia que se supone y arreglarlo, sino acusar al blanco de racista, incluso a la policía de cualquier raza, que esconde la trasmutación del ghetto al resto de la sociedad; es decir, como la tiranía castrista, convertir en selva lo que puedan para declararlo espacio poseído bajo cánones de zona de influencia anti-social.

En el grupo que acepta y concede sin considerar peligros contra ellos mismos también, se agrupan los blancos ricos del Establishment, que representan al Nuevo Orden Mundial, los antiamericanos por resentimiento y los rehenes de sí mismos por cobardía viciosa y enfermiza, todos son un peligro mayúsculo contra el orden social que debe prevalecer sobre cualquier otra debilidad trasnochada en América.

Los hombres como Sharpton, Farrakán, Jackson y la legión de delincuentes y criminales detrás de los Panteras Negras o de Black Lives Matter no son americanos, no tienen nacionalidad, pertenecen a la rebelión negra que, no tan pacientemente, espera convertir violentamente en esclavos a los blancos, incluso en cadáveres, por eso es importante cortar la relacion con la Casa Blanca de todos estos fascinerosos, porque este asunto es de vida o muerte.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>