Contaminación ambiental e Inmigración Ilegal

Por Albeto Pérez Amenper

cambio climaticoLo que voy a decir se puede mal interpretar, pero es un análisis de la realidad política de hoy. En el partido demócrata el Cambio Climático se ha convertido en la solución de todos los problemas. Con el acuerdo del cambio climático vamos a derrotar al terrorismo y vamos a salvar al mundo.

La contamación ambiental que es como realmente debieramos llamarla, es un hecho.  Hay que ir a países cómo India, Egipto y China y ver cómo el medio ambiente se ha contaminado y es hasta difícil respirar y los ríos y bahías están llenos de basura.

Pero eso se resuelve localmente con medidas que resuelvan el problema, realmente a nivel global no es el fin del mundo.  La firma de un documento con tinta invisible que se disolverá en unos meses por países como India o China, no resolverá el problema real de la contaminación ambiental en esos países, todo es teatro para la galería. No hubo ni siquiera una obligación de cumplir el acuerdo, se supone que es “voluntario”.

Pero este mantra es un buen punto político para hablar del “cambio climático” y no hablar de los verdaderos problemas.

Los republicanos también tienen su “cambio climático” y es inmigración. 

Según los dogmáticos, con cerrar las fronteras acabamos con el terrorismo, resolviendo el problema de inmigración resolvemos todos los problemas.

Inmigración es un gran problema, un problema que hay que resolver, pero no es la solución total del problema del terrorismo.

Entonces vemos que los dogmáticos que hablan de inmigración sin embargo votan en contra de poder supervisar las llamadas de los terroristas que tenemos entre nosotros porque su dogmatismo se lo demanda.

Hay que evitar que entren terroristas en potencia, hay que guardar las fronteras y regular rígidamente la inmigración.  Pero hay que cuidarnos de los que ya están entre nosotros, no podemos limitar el poder de las agencias que los están investigando. 

Además tenemos que resolver el problema del medio oriente que es de donde surge el problema no dejar que otros los resuelvan por nosotros, porque entonces nos vamos a quedar con otro problema, vamos a cambiar un enemigo por otro.

Con inmigración solamente no se resuelve el problema.

Pero vemos que en nuestro campo se habla de inmigración cómo si fuera el único problema, igual que los demócratas hablan del “cambio climático”.  Creo que unos de los problemas de inmigración lo tenemos con la ley de ajuste cubano, cuando dejamos que el enemigo comunista de Cuba maneje la inmigración, estamos abriendo nuestras puerta a la infiltración comunista.

Igual que una docena de infiltrados entre los refugiados de Siria pone en peligro la seguridad nacional, una docena de infiltrados de Cuba pone en peligro nuestra seguridad.

Pero lo políticamente conveniente es sólo hablar de la inmigración de la frontera de Méjico y no hablar de Cuba.

La única diferencia de esta politizada situación, es que quizás en nuestro campo los dogmáticos son más sinceros que los dogmáticos socialistas.

Mientras se siga politizando el problema, nunca se resolverá el problema, mientras no sepamos seleccionar quienes tienen la mejor respuesta al problema y nos dejemos llevar por los vientos políticos de los que toman provecho de la situación para avanzar su agenda personal política, estamos muy jodidos.

Deja un comentario