CONTRA LA PARED…

gracias costa rica

Por Andrés Pascual

Entre las maniobras agresivas que usaba Castro para desestabilizar a Miami, incluso a alguna otra ciudad de Estados Unidos (recuerde el motín en Arkansas, que estuvo en titulares de todo el mundo, instruido por la tiranía y ejectutado por “presos” del Mariel, ordenado a reprimirse de forma sangrienta por el propio Vil Clinton de Gobernador), tenía como ingrediente de alto voltaje lo que el Granma una vez llamó “noria de la escoria”; es decir, facilitar, estimular y hasta obligar a que viniera hacia acá lo que ellos decidían en carácter e intención ilegal, gracias al acuerdo demócrata-castrista…

Muchos homosexuales fueron conminados a irse de Cuba por la fuerza, a través de amenazas a su integridad civil, sin embargo, cuando la negación a abandonar el país se convirtió en un reto, entonces el tirano desistió de la idea de seguir obligando a los gays a “exiliarse” y fue a la Plaza Cívica, concentró a más de un millón de entusiastas (el viejo comunista Lam, en silla de ruedas, actuó de farolero de la comparsa con su banderita) y declaró, canallescamente, que no estaba de acuerdo en obligar a nadie a irse, por lo que llamó “lumpens patriotas” a los que, homosexuales o no, decidieron quedarse bajo férrea resistencia.

gracias fuera escoria

Pero el tiempo pasó y el comunismo mutó, de divisiones de tanques invasoras, a decenas de organizaciones que actúan bajo nombres relacionados con lo religioso, como Islamismo o Catolicismo de nuevo tipo; del Pacto de Varsovia a otros en que el patronímico soviético brilla por su ausencia (Foro de San Pablo), pero el legado, el credo esclavista de aquellos, se mantine vigente en la ferocidad de la intención contra el capitalismo, contra la libertad y la soberanía induviduales y contra los Estados Unidos.

Camarioca fue una oportunidad, porque, muchos cubanos que habían quedado con los papeles listos para abandonar la Isla después de la suspensión de los vuelos en 1962, salieron por esa vía, corría 1965; en 1966, el super-racista y oportunista Lyndon Johnson (demócrata), concibió una extraña buena idea para aquel momento: el ajuste cubano, que, en realidad, por cómo ha evolucionado, nadie sabe ni si fue consultada la tiranía en la constitución del capítulo, que ha funcionado como su principal arma contra los verdaderos exiliados y contra la seguridad de este país.

El Ajuste Cubano fue la primera paletada de tierra contra la lucha armada, determinó que el cubano que se iba decidiera que ya no habría más Cuba y con ello que echara a andar “la leyenda rosada”: formar a sus hijos en la nostalgia de la tradición sin combatividad (guayabera y hacendado Ramón Puig, arroz, frijoles negros, lechón y “mucha salsa pa’bailá”); en mantenerle “ la herencia sentimental” sin inyectarles rabia ni odio hacia quienes han contribuido al desarraigo ni instinto para recuperarlo.

En Cuba sucedía lo mismo y nació el eslogan “esto no lo tumba nadie”, yo nunca he dudado de que el Ajuste Cubano haya sido revisado por el propio Castro antes de ejecutarlo Johnson, por el beneficio al comunismo continental que ha sido ¿¡Quién sabe!?.

El Mariel fue provocado, dispuesto con la justificación de los acontecimientos en la Embajada del Perú, a Castro lo criticó medio mundo, pero, como que criticar no tumba tiranías, le importó 3 pitos y siguió asesinando.

El de 1994, con Vil a cargo, también lo hizo Castro con la justificación de un acontecimiento precedente, con este tipejo tumbó las avionetas de Hermanos al Rescate, logística criminal basada en la información de un despreciable agente que entró por Guantánamo.

Ahora están ¿Quiénes? Porque, como “los niños de la Salinas” hay que bautizarlos y, si bien todos no deben ser malos, nadie sabe cuántos podrían, cuántos asesinos, ladrones con fuerza, proxenetas, prostitutas, represores, chivatos… porque alguno se vio en pulóver con la foto de Che Guevara de los que integran el grupo. Entre quienes los apoyan aquí se ven carteles agradeciéndole a Costa Rica el respeto por “los derechos humanos”, este elemento, de igual factura que esos que están en Centroamérica, son la raíz de la 5ta columna castro-comunista contra el patriota cubano principalmente y contra esta nación (foto)

Es obligatorio que, el material de video “rompe corazones blandengues”, donde exigen como si tuvieran derechos en cualquier lugar sin cumplir un solo deber ciudadano, sobre todo en Cuba, donde no respetan nada en ninguna instancia, tenga seguimiento, que vuelvan a filmarlo al año y medio en que les den el parole, a ver si han ido a Cuba o cuándo lo harán, incluso llegar un poco más lejos, a ver cuántos, para esa fecha, viven allá y regresan por un mes “a marcar tarjeta”.

Dos cosas detrás de esta nueva invasión bárbara a Occidente: es la acción agresiva contra el acercamiento americano a que acostumbran para que despierten del sueño (imposible con Obama a pesar de las embajadas) o meterle el perro en el tabaco a los candidatos republicanos que, oponiendose a la inmigracion ilegal, los pondrán en la disyuntiva incómoda de apoyarlos o no, opciones, cualquiera de las dos, que son intentos por hacerlos quedar mal, peor aún, restarle votos si no hacen lo que promocionan en este caso.

Como que el voto de los kubanoides no ayuda a salir presidente, porque no son quórum y estos no serían ciudadanos a menos que Obama se las regale, supongo que Ted Cruz arreciará su ofensiva contra la perspectiva de legalizarlos, porque, como que no están aquí, son tan ilegales, yo diría que más, que los centroamericanos, porque vendrán a EUA como esclavos del castrismo, sindicados a trabajar y apoyar, con lo que sea, la consolidación del desgobierno y la destrucción de América.

Esta hora, porque ya ni lo necesitan, pudiera ser la última del Ajuste Cubano. Si estos acontecimientos se producen con un demócrata, el peor de todos, no es porque le teman a los Castro, nunca le han temido, sino porque odian a Norteamérica y la tiranía siempre ha sido aliada en la empresa.

Comments are closed.