CRÓNICAS DE LA FARSA EDUCATIVA EN MEXICO

Por Alberto Carrillo

reforma¿Alguien supo de que algún padre del pueblo bueno se quejara?

Queridos amigos, pasó un tanto desapercibido porque nadie dijo nada, ni comentócratas ni nadie, sobre el regalo de calificaciones, boletas y títulos.

Después de más de dos meses de paro de la CNTE se dio honrosamente por terminado el ciclo escolar totalmente incompleto.

Fue genial ver como la Sría de Educación Publica de Chiapas nos explicó que a pesar del paro no había purrún con el aprendizaje de los escuincles.

Para empezar solamente se perdió poco más de un bimestre de los seis que – resulta – tiene el año lectivo, por lo que en realidad “apenas” no hubo el 20% de las clases. Además consta, públicamente, ¡fíjense, fíjense! que los maestros repusieron clases – yo pensaba que andaban en bloqueos, quemas, plantones, pero no, resulta que andaban reponiendo clases del paro que ellos mismos hacían – en, ¡fíjense, fíjense! lugares PUBLICOS como domicilios PARTICULARES – y eso que es la Sría de “Educación” pública … en lugares privados, ¡boing! –

El chiste es que hace 10 años, en Oxaca se dijo que se llega al acuerdo político de regalar las calificaciones, claro, pa que los papis no se encabronaran: los mocosos tenían su papelito manque estuvieran tan pendejos como sus apás.

Ora el cinismo es tal, que ya nadie lo comenta ni lo discute ni es resultado de ningún acuerdo. Los vándalos de la CNTE, que de por sí tienen un calendario lectivo de menos de 200 días al año – ¡que seis bimestres ni que la ingada! – dejaron de dar clases por lo menos 50 días, o sea no una quinta parte sino más de un una cuarta parte.

Pero no hay tos, de todos modos los papis tan contentos con que sus bodoques tengan sus boletas y sus certificados. Vale madre que estén hechos unos endejos.

Por eso ninguno de mis colegas – chairos de a madre – tiene a sus hijitos en escuela pública, pero eso sí, ¡ah como apoyan a la CNTE!

Por otro lado, lo cierto es que los porcentajes de falta y de asistencia de los maestros no dicen nada. Ya se ha denunciado que después de 30 años de CNTE en Oaxnaca no se consigue a un mesero que sepa sumar 2 + 2 o que sepa escribir, que los importan de Puebla o de otros lugares.

Sí además se toma en cuenta que los CNTosos son ideólogos maoistas, pues la neta es que es mejor que no den clases.

La solución políticamente ideal para la “educación” en Oxanaca sería que los maestros nunca fueran a clase. Los chamacos recibirían sus boletas y certificados de todos modos y quedarían igual de pendejos, pero pendejos naturales, simples, buena onda, no pendejos ideologizados. Lo mismo en todos lados donde hay CNTosos, como Chiapas, Michoacán, algunos lugares del DF …

¡Este país es una maravilla!

Alberto Carrillo

Deja un comentario