" />

CUANDO EL ATENTADO Y EL SABOTAJE SE JUSTIFICAN

paris hiltonPor Andrés Pascual

Aquella vez que pusieron una bomba en un hotel habanero, no recuerdo si fue en alguna propiedad robada por el castrismo, con saldo de un muerto, las acusaciones sobre Luis Posada Carriles no se hicieron esperar; por lo que se ve, no fue FANIA KAPLAN la que le tiró al camarada Lenin con balas envenenadas, sino el BAMBI, autor de todos los crímenes cometidos contra el comunismo que, hasta ahora, como matan ellos, no existen. El problema es que Guarapo se caga en los pantalones (doble de lo que produce por su problema), cada vez que oye el nombre de Luis, como le sucedía con Rolando Masferrer, al que logró asesinar.

Putin acaba de tumbar un líder opositor (con este van tres, recuerde Londres y la periodista acribillada en Moscú) y está culpando hasta a los familiares del hombre; oficialmente, lo declaró una “autoagresión del partido que encabezaba”, como allí solo se escucha su voz ya, pues su versión camina y vende, aunque la ex miembro del konsomol de la RDA, hoy Canciller Angela Merkel, le pidió de favor que hiciera una investigacioncita, “na’ pa’ taparsa ella”, que no lo llama criminal ni puede, porque, quizás, tenga su caca roja y el “hombre fuerte del mundo” fue oficial KGB y no tiene miedo.

Entonces, poco después del sabotaje en La Habana (recuerde la afirmación “Dios los castigó”), un par de “turistas viejos”, viciosos y asesinos, se aprovecharon de la necesidad del cubano y, luego de una noche de orgía con menores, asesinaron a una de 12 años…

El diario ABC, supuesta derecha española y el izquierdista EL PAÍS, hablaron de “una prostituta”, en cuestión de 6 meses sucedió dos veces más.

Ante acontecimientos de esta clase, yo justifico el atentado, el sabotaje o lo que sea, que mate no a uno, sino a un millón de “turistas”; pero esos diarios, considerados a sí mismos y por el vulgo “ejemplos del libre discurso”, no fueron capaces de relacionar los hechos como consecuencia uno de otro, porque no les interesa la parte comprometida, pero, el crimen contra la prostitución, nunca tuvo los niveles desde los 90′s hasta hoy allá.

ABC llama “apertura” a la fiesta del habano e inauguración de lo sugerido por el PAPA “viajero”, JUAN PABLO II, la presencia de dos putas descorchadoras de semen de carácter internacional: NAOMI CAMPBELL y PARIS HILTON (FOTO EN POSE ERÓTICA PÚBLICA), la primera considerada “topmodel”, ya una abuelita y la segunda llamada “socialité o celebrity”, porque no tiene profesión; entonces, como no admite cantante ni actriz, pues a socializar y a celebrar, que es lo que hace y no porque sea una “celebridad” positiva.

Paris hace lo que sea: dúo, trío, cuarteto, orquesta u orgía, no tiene auto-control, está “suelta y sin vacunar”, lo mismo asiste a un velorio como el de Mandela y tumba un negrito jefe del bling CNA; que se fuma un habano con Fidelito y se retrata con todos los hijos de Fidel que, cosa rara, la noticia fue de importancia dividida, porque, si se tira un “selfie” con Silvio Rodríguez, no hubiera sido tan demoledor por compartido el titular.

Bueno, la niña tiene tres videos explicitos XXX con tres hombres diferentes, nunca ha reclamado que “me los robaron” ni ha pagado porque los retiren del mercado, le gusta la publicidad y punto…y lo otro.

La princesa tribálica fue considerada como testigo en el juicio contra el Criminal de Lesa Humanidad Charles Taylor, el de los diamantes sangrientos y los más de 200,000 muertos; precisamente, porque aceptó varias de esas “gemas” regalados por el asesino y lo sabía todo…

Esta antisocial, estrella del escándalo en el jet-set, tuvo amoríos tormentosos con el “bailaor” Joaquín Cortés, que la botó como la mona vieja y fea que ha de mandarse acabada de levantar sin maquillaje, ídem Whitney Houston, entonces hizo como que se suicidaba y durmió un poco más de medio día; cuestión de publicidad en fase de víctima, luego de tanto titular agrediendo a periodistas, camarógrafos, criadas, choferes, incluso en La Habana dejó su huella con uno de NBC.

La Habana es un paraíso del vicio, todo lo malo del mundo carena allí con protección 24 x 7, entonces no es raro que a Noemí le guste el país que, hace cerca de 30 años, el tirano consideró a su población como “afro-latino-americana”, cuyos socios incluyen a ratas como la Chesimard o al Criminal de Lesa Humanidad, que se esconde de la justicia, Megistu Haile Mariam; exactamente igual a la tiranía castrista, que no ha sido acusada en La Haya nunca; a la que estos desvergonzados de la prensa oportunista española apoyan hasta la tabla con pregones como el de hoy, que, por un par de despojos antisociales que visitan el antro en que convirtieron a la Perla de Las Antillas esa banda de asesinos, empezó el cumplimiento de la penúltima profecía: “QUE CUBA SE ABRA AL MUNDO” y se cierre más para el pueblo cubano.

 

About the Author