" />
Published On: Lun, Dic 16th, 2013

Cuba: Adiós para siempre a la libertad. EDITORIAL

Por Carlos Carballido

escudoA estas alturas del juego, la libertad democrática en Cuba pasó de ser una aspiración genuina  de todo un pueblo en la diáspora, a una quimera totalmente absurda.

No es pesimismo. Son conclusiones basadas en el acontecer de los hechos que, a partir de supuestas aperturas sociopolíticas del gobierno de Raúl Castro, han disparado los oportunismos políticos, de un lado u otro del Mar Caribe  que nos separa.

Súbitamente, y con más fuerza en los últimos días, salen a la palestra pública, cientos de interesados (todos bajo el privilegio del american way of life)  que ponen sus visiones principales en  coquetear con las oportunidades económicas de una isla devastada por encima del interés verdadero de llevar el espíritu de libertad democrática a la nación con la cual pueda  resurgir desde sus cenizas hacia un futuro más certero y estable de bienestar popular.

El quintacolumnismo es ya obsceno. Unos 60 cubanomaericanos, envían una carta al presidente Obama para sacar a Cuba de la lista de país que brinda apoyo al terrorismo y lo hacen con las miras puestas en eliminar una  traba administrativa que les impiden hacer negocios con la isla. Los firmantes son todos académicos, empresarios y dueños de negocios que ,sin lugar a dudas, tienen un futuro potencial de despunte en una isla que espera la muerte de sus octogenarios líderes.

Pero el discurso y la carta en si, de estos americanos por nacimiento, a pesar de su academicismo, ignoran a voluntad, conscientemente pudiera decirse, las realidades que aún se mantienen en La Habana donde pasean libremente por sus calles, bajo amparo de asilo,  terroristas de la organización separatista vasca ETA y de la guerrilla colombiana FARC, sin contar los puertorriqueños y afronorteamericanos que están condenados por delitos criminales, en ausencia en los EE UU.

A este concierto de indecencia patriótica y manipulación mediática  se suma el boom de opositores en la isla que cambiaron,  o asumieron por conveniencia,  la actitud combativa vertical por  el concepto dialoguero  y diplomático con vistas a buscar un espacio en el cerrado marco político que desde hace más de 50 años exhibe la isla caribeña.

Al parecer captaron el mensaje. Mejor que poner el muerto, salimos en las noticias del extranjero y nos beneficiamos con la ayuda financiera de  la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional USAID, la cual destina la friolera de 20 millones de dólares anuales para cambios democráticos en Cuba que por más de medio siglo aun no llegan.

La disidencia dentro de Cuba parece estar fabricada y respondiendo a los estilos de la inteligencia cubana de construir  pantallas de imagen que convenzan al exterior de una ganancia de confianza que permitan la penetración castrista hasta el tuétano

Personajes como Yoanis Sanchez, que hoy por hoy es la opositora más acaudalada de Cuba, debido a los múltiples premios y recaudaciones de beneficencia logrados en cada punto de su reciente periplo, siguen tomándose como referencia de ese nuevo cambio disidente y al parecer  es la idea que maneja la USAID para seguir con el cuento de las donaciones.

¿Y a quienes benefician estas millonarias donaciones? Dentro de la isla a disidentes diplomáticos y dialogueros que ya están cayendo en el descrédito por usar el dinero en beneficio personal con el reciente caso de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y del otro lado del charco, a los medios de comunicación y periodistas  del anticastrismo que están reforzando esa imagen de credibilidad para esos grupos ya que saben que anualmente recibirán un buen bono de servidumbre, por debajo de la mesa,  proveniente de la USAID.

Durante la visita de estos disidentes a Miami, muchos de ellos con el mismo lenguaje tecnocratico del oficialismo  cubano, emisoras y figuras supuestamente verticales y radicales como Armando Pérez Roura en Radio Mambí se cuidaron mucho de no dañar la imagen de los diplo-disidentes viajeros. Incluso, no respondieron al debate que muchos oyentes les plantearon. Y esta es la prueba más contundente. Aunque no esté de acuerdo, el que me paga me manda  y me dice lo que tengo que pensar y decir. Todos gozaron de absoluto tiempo de aire en radio y TV y nadie, nadie  cuestionó algunas realidades evidentes que no concuerdan.

La Libertad democrática de una nueva Cuba es ya un cuento de hadas. La isla desde donde nos desterraron como perros callejeros, es hoy un trofeo que muchos tratan de repartirse para intereses propios. Ya no es ara, es pedestal.

En lo que si estamos de acuerdo que si las cosas ya no tienen remedio, al menos el exilio inteligente, ese que aún le queda una neurona funcionando, debe plantearle a la USAID o mejor, al gobierno de turno en la casa Blanca, que dejen de jugar con el dinero que nos quitan de nuestros impuestos. Esos 20 millones que se reparten algunos cubanitos y cubanos americanos de comparsa, mejor dónenlo a otra causa. Una asociación de prostitutas en Africa o cualquier parte del tercer mundo, podría usarlos mejor  al comprar un contenedor de condones para  proteger a sus clientes.

 

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>