Cuba, el castrismo y su talón de Aquiles, el petróleo

Por Jorge Hernández Fonseca

chavez_castro_cuba_venezuela_petroleo_deuda_dine1Hay una historia muy mal contada en Cuba con el petróleo y la situación especial de la isla relacionada con ese factor tan estratégico para la sociedad actual. Por un lado, la empresa australiana que perforó en Cuba recientemente jura haber descubierto un potencial yacimiento cerca de Motembo (donde hubo petróleo de alta calidad) en paralelo a la noticia de la solicitud de Raúl Castro a Vladimir Putin pidiéndole “suministro estable de petróleo”. Todo eso, porque la Venezuela chavista “hace aguas” debido a la amazónica incompetencia madurista-socialista.

Resulta muy raro, en las condiciones actuales de penurias energéticas –y cuando en la isla se ha decretado una fuerte reducción artificial del consumo energético– la Cuba de los hermanos Castro no haya hecho propagandizar hasta la saciedad la aparición del pozo de petróleo salvador perforado por los australianos ceca de Motembo, para dar esperanzas de “futuro luminoso” que ha sido la praxis cotidiana del fracasado socialismo castrista. Este hecho, unido a la solicitud rauliana a Putin nos lleva de la mano a una pregunta: ¿Qué ofrece Raúl a cambio de petróleo? porque para todos es claro (incluso para las autoridades rusas) que la Cuba castrista no paga sus compromisos. Una alternativa factible de pago es de tipo estratégico-militar.

 Raúl se encuentra en una situación muy difícil, porque el petróleo venezolano en cualquier caso va a ser cortado. Se le escapa de las manos la dirección de Venezuela ya que el chavismo también quiere tirar al “hombre de la Habana” del poder, pensando que él es una parte importante del problema venezolano. Por eso los chavistas inventaron llevar el revocatorio para el próximo año. Raúl sabe que el petróleo venezolano tiene sus días contados y quiere comprometer a Putin militarmente en la isla aunque no haya afinidad ideológica. Como Putin es un “zar en expansión” –piensa Raúl– morderá el anzuelo, quedando así protegido el castrismo por el poderío ruso (según la óptica rauliana) como ya lo estuvo antes, en hipótesis.

 El análisis anterior, de tener alguna base real nos colocaría delante de un escenario diferente: ¿Continuará EUA con su política de acercamiento incondicional a la Habana después de ésta haberle dado ventajas militares a Rusia a cambio del petróleo? ¿Negociará EUA con Putin habiendo Rusia ganado alguna ventaja estratégica de tipo militar en Cuba? Esta pregunta se la estará haciendo Putin a estas horas. En hipótesis, las perspectivas adversas que la Cuba de los hermanos Castro enfrentarían respecto a EUA serían muy diferente a las actuales. De la misma forma que Rusia argumentó haberse anexado a Crimea “porque antes fue rusa”, EUA podría argumentar también que “Cuba antes fue de EUA” y por tanto podría tomarla de nuevo.

 Estas consideraciones de Raúl queriendo sentirse protegido por el poderío ruso en el post-chavismo colocarían de nuevo a EUA en un campo de definiciones estratégicas respecto a Cuba y las mismas, de confirmarse, serán enfrentadas por un nuevo presidente norteamericano, que esperemos no sea tan permisivo como lo ha sido Obama, tanto con la Isla como con Rusia.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*