Cuba es un país enfermo desde hace mucho

Por Luyano Havana

balserosLa administración Obama ha abierto los brazos a la dictadura de Cuba más que cualquiera anteriormente, cientos de miles de cubanos han viajado a la Isla por supuestos motivos familiares, algunos miopes ven movimientos aperturistas en Castro II pero la realidad es que, el creciente éxodo indica que todo es una política fallida en donde el régimen de La Habana se beneficia económicamente, mantiene entretenido a una parte de la población, que cree que por tener algo más que hace 30 años es símbolo de prosperidad y los deja en el eterno juego de la esperanza pero donde la gran mayoría sobrevive mediante tumbes, robos, trueques y otros males de la picaresca y el crimen.

El pasado año fiscal, que cerró en Sept. 30, más de 2000 cubanos fueron interceptados en alta mar y devueltos a Cuba (excepto algunos por razones médicas que fueron derivados a hospitales de la Florida) y más de 800 lograron pisar tierra firme, un 70% de incremento al anterior año fiscal, agregando los más de 17 mil que lo hicieron por la frontera de Mexico.en el mismo periodo. Pero las cifras más difíciles de contabilizar son los muertos, ahogados en el mar o asesinados por las mafias por intentar llegar a la frontera norte mexicana. O lo que lo intentan y no tienen suerte.

Es triste como los cubanos ya tienen enraizada en sus costumbres, como algo que es parte de su destino, no sólo hablar en voz alta, jugar dominó, comer puerco y yuca o bailar con cualquier ritmo, el de reirse de las desgracias o esperar tiempos mejores sin intentar cambiar en algo su suerte sino el de emigrar. Ya es parte de su condición cuando debiera ser, si fuera necesario, una opción.

Cuba es un país enfermo desde hace mucho, donde nadie quiere ver pero todos estan dispuestos a esperar y en ese intervalo, los listos llenan sus arcas y los desprovistos, pelean por las migajas. Ciboneyismo del siglo XXI.

Comments are closed.