" />
Published On: Lun, Mar 7th, 2016

CUBA, UN FUTURO PISADO POR EL PASADO

yoani google

Por, Amelia María Doval

Es muy posible que no tenga un encuentro personal con la Sra. Yoani Sánchez pues estamos muy distantes; ella cuenta con un extenso historial patriótico de conceptos muy personales que se manifiestan en sus declaraciones políticas y yo soy una total ignorante del contexto; pues su ir y venir le ofrece la posibilidad poseer un mirador más exacto desde una Cuba podrida, y yo decidí salir de allí, buscando otra realidad. Una frase de la Madre Teresa me confirma que opinar nos puede llevar a la verdad.

A pesar de ambas ser graduadas de la misma facultad universitaria, estábamos destinas a no encontrarnos. Sólo nos une un punto que es al mismo tiempo el motivo para alejarnos, la manera de visualizar la causa cubana.

Mientras, en lo particular, muy pocos me conocen, ella es recibida por una audiencia interesada en conocer su opinión y de esta manera discernir a través de sus palabras cual puede ser el impacto de la próxima visita a Cuba, anunciada por el presidente Obama. Es maravilloso que existan diversidad de opiniones.

Coincido con la Sra. Yoani Sánchez que este encuentro no va a generar cambios dentro de Cuba. Discrepo en la importancia que le concede a la imagen del recibimiento por parte de la dinastía de los Castro a su tan vociferado enemigo por más de medio siglo.En mi manera de ver las prioridades de una población devastada y apática, no trascienden a elevados temas políticos. La pesadumbre de una miseria sin salida han producido una apatía enfermiza y los discursos han dejado de tener validez. Aparentemente los cubanos se distancian de los efectos de la política sobre su diario vivir.

Según el mensaje oficial, esta es la confirmación de lo importante que ha sido mantener la batalla contra un enemigo invisible. Al final un presidente americano va a estrechar manos en sus dominios. Cuba desde su discurso oficial, ha logrado convencer que es una piedra en el zapato y su “intransigencia” ha vencido. Pudiera parecer una simple especulación psicológica mas teniendo en cuenta la costumbre que han adquirido de tergiversar la historia, y establecer un sinónimo entre Cuba y ellos, no creo estar lejos.

En estos momentos el pueblo cubano, exceptuando algunos viejos comprometidos, no está interesado en lo político sino en las ganancias económicas inmediatas, porque lo social, no es un tema que incluyen en sus pensamientos.
Si alguna vez nos encontráramos la Sra Sánchez y yo, le recomendaría que, desde su posición de vocera sin voto dentro de la isla, que este es su momento de alzar la voz y explicar al pueblo algunos conceptos necesarios para ser libre.

La batalla costosa por eliminar la conocida Ley de ajuste cubano, la visita oficial del Papa y el propicio encuentro eclesiástico bajo la increible denominacion de lugar imparcial para negociaciones pacíficas, se cierran con broche de oro en esta vista. Esto no es resultado de la casualidad y es una concatenación de acontecimientos aparentando estar separados.
Desde los permisos de salida al exterior de los primeros “disidentes” autorizados a discursar, recibir premios y volver a la isla, hasta la próxima visita, sin descartar el éxodo de los supuestos “migrantes”, es un plan elaborado. La pregunta seria, cuál es el objetivo.

Discrepar con la Sra. Yoani y los que piensen igual, puede reflejar un celo profesional o un inconveniente respeto a la “lucha interna”. Desde mi punto de vista,la respuesta a esta cadena bien elaborada de acontecimientos es una reafirmación de los Castro. No de estos que hasta en el intento de mal gobernar resultan estar fracasados sino, y mucho más peligroso, es una validación de los herederos adinerados, los futuros dueños.

La fortuna esta repartida y siendo ellos los únicos con dinero para establecer negocios dentro y fuera del país, los dotados con suficiente capital para prestar al próximo gobierno con altos intereses, entonces no existirá otra posibilidad que aplaudirlos, pues serán también los encargados de financiar campañas políticas y obviar cualquier apunte sobre la realidad que más pesa; la urgente necesidad de un cambio en la Constitución.

Hasta el momento estos encuentros han servido de publicidad para abrir puertas a la nueva burguesía. Sin la imposición de Fidel y su hermano, los sucesores deben gobernar en base al poder económico y esto sólo se logra si se adueñan del país siendo ellos el cuerpo de este poder.Muchos de estos sustitutos han recibido entrenamiento capitalista, no para mejorar el país sino para fortalecer su presencia con el poder del dinero.

Reducir el impacto de emigración a un concepto puramente económico es el objetivo. La idea es adelantarse en el tiempo, dejar claro a nivel mundial que no importa sobre quién caigan las culpas históricas, en Cuba no ha existido una dictadura cruel y maléfica a la que se debe castigar con un juicio que señale culpables. La situación crítica en la isla ha sido ” únicamente un fracaso de modelo económico”. Una mentira repetida, se transforma en un concepto. Lo decepcionante es que existan muchas voces contribuyendo a crear el eco.

Después de esto me gustaría proponerle a la Sra Yoanis Sánchez, no tema declarar que no importa cual sean los términos, en estas negociaciones poco importa el pueblo de Cuba. No por la manera escogida para proteger el intercambio sino porque ellos viven hoy la pesadilla “socialista” y quizás mañana el sueño de un posible capitalismo. Serán posiblemente, mano de obra barata, producirán intentando salir del hueco sin importar quién este en el poder, quienes son los ricos y los pobres del cuento, sólo agradecerán aquellas artimañas que les proporcionaron un respiro en su mundo caótico.

Creo que cada uno de nosotros pudiera pensar y razonar que al final del camino no hace falta hacer preguntas a quienes no son capaces de responder; porque están atascados en esta ruta que les concedió la posibilidad de abrir una puerta en su beneficio, siempre y cuando regresen al camino recogiendo las migajas.

Nos bastaría reconocer que no estamos muy seguro de haber encontrado la manera correcta de salir adelante pero, no todo esta perdido. Lo que se avecina puede traer ventajas si sabemos aprovecharlas y para ello necesitaremos la mayor fuerza posible.

Al final, los que están allá, devastado y contradictorio; apático en lo político y necesitado de aprender a vivir. Ese pueblo, en contra o a favor, mal educados o no; decentes o sin principios éticos, sumisos o rebeldes; son el pueblo hoy y mañana. La mayoría que alguna vez decidirá el voto.

Estos sufren una miseria que no merecen porque, detengamos las ofensas un momentos y pensemos. Usted levanta la voz por un hombre explotado en África, Haití, Siria que muere de hambre, de una bala y puede ser que esta comunidad escogiera mal el camino, elijan un mal presidente o su cultura les impida avanzar; sin embargo usted se voltea y escupe la cara de otro cubano que no tuvo tiempo de decidir. El cubano también se pudo haber equivocado y su miseria humana, la voluntad perdida y la sumisión lo han llevado a olvidar su condición patriótica porque el pozo es demasiado hondo.

No importa cuanto tiempo le quede de vida a los viejos Castro, ahí está el retoño esperando para apretar manos y sellar tratados dentro del estrecho pasadizo económico. No importa quién alcance la dirección de la Casa Blanca, ya el camino esta trazado con líneas directamente proporcionales a las ganancias futuras. Con o sin el apellido maléfico, por línea de sucesión será uno de su casta y nadie preguntará de donde proviene la fortuna, si esta manchada con sangre o sacrificio de sus esclavos. Al final ellos recibieron una herencia y con ella reafirman su poder y esta es la palabra universal.

Quizás nada es posible hacer ahora, no es necesario esperar que les llegue la hora final anunciada. Se necesitan fuerzas y comenzar a entender que, podemos estar juntos y pensar diferente. Ni la oposición en disputa, ni el discurso ostentoso definirán el futuro. Si conocemos las intenciones del enemigo, la estrategia se puede planificar y para ello es necesario dejar de imaginar, de provocar y aplaudir un discurso oficial, disfrazado de oposición y que sirve a sus planes. El futuro de Cuba se está anunciando y debemos prestar atención a la realidad que se esconde detrás de tanta provocación.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>