¿”DESERTARON” LOS GOURRIELL? HUELE A QUEMA’O

GOURRIEL FAMILIAPor Andrés Pascual

Me metí en un material sobre Cuba y la Serie del Caribe desde antier y el resultado no es un artículo ni una crónica, sino un ensayo ¿El lío ahora? ¿Cómo lo termino?

Material socio-político-económico para “desfacer entuertos”, por el humillante papelazo del equipito castrista en un evento que no es verdad que esté moribundo, sino que apesta desde 1995 y ni intención de sepultarlo “sin ninguna dignidad” tiene el mayoral dominicano.

Ahora comento lo que fue noticia de última hora hace más de 6 meses, pero nadie adivinó el mensaje “subliminal”: dos pichones de sicario (recuerde que “papá” golpeó a Rafael Ávila a traición en Venezuela-83, Juegos Panamericanos), los hermanos Lourdes y Yulieski Gourriel, “desertaron del equipo Cuba”.

Vamos por partes, equipo Cuba no existe, no puede existir, una vez que la República fue asesinada institucionalmente el 1ero de enero de 1959; es una agresión a la decencia llamar Cuba al feudo de una horda que nunca ha tenido escrúpulos con nada ni con nadie a la hora de destruir y matar. Entonces, por efectos del pisoteo de la identidad cultural y nacional, pues nacen pocos “cubanos” allá, con amplia mayoría de kubanoides, es decir, de gente que parecen…

Segundo, la tiranía, por medio de la llamada Comisión Nacional de Pelota Castrista (el apellido es mío), a quien el Comisionado Suárez llamó desfachatadamente hace poco “organismo no gubernamental”, se arriesgó a quedar mal con la Liga Japonesa, al aguantar el regreso de Yulieski al campo de entrenamiento de uno de sus clubes, para que lo botaran rescindiéndole el contrato; la responsabilidad por el abandono del compromiso legal la redirigieron hacia el jugador por problemas “personales, que fue sino un caso de indisciplina grave por malformación socio-política consuetudinaria de los “hombres nuevos”; sin embargo, porque se conoce el mecanismo interior del monstruoso aparato político-militar castrista, se puede garantizar que, en la ex Perla de Las Antillas, no existen la libertad ni la soberanía individual para que alguien campee por su cuenta solucionando o violando compromisos estatales de aspectos políticamente sensibles.

Pero los japoneses aceptaron el mal trato con tal de continuar firmando a jugadores de 2do nivel, en un beisbol en que el primero bien puede catalogarse como 8vo en otros lugares, por la poca clase y la poca masividad a resultas de la imposición de la preferencia por el balompié, al que le habilitan espacios promocionales con objetivo de captación, mientras se los han cerrado desde hace 55 años al ayer pasatiempo nacional.

¿Desertan o no? Para proteger la ojeriza inevitable que despiertan los jugadores que envían, los plumíferos de por acá, kubanoides claro, porque, según ellos, los atletas castristas “no son militares”, rechazan la palabra “desertor”, definición dada al caso por los americanos, que ven al feudo como debe ser: “un gran ejército del pueblo”, llamado a concluir la obra de la robolución, es decir, el muy demorado sociolismo.

¡SÍ DESERTAN! Porque, cualquier miembro de los equipos deportivos, de las orquestas, de los grupos dramáticos y de lo que sea que represente a la tiranía castrista, es tratado como el soldado que va a una batalla en que la ideología es el teatro de la contienda. Entonces, el tratamiento como desertor de aquí es adecuado y, más aún, el de traidores que les endilga el MININT-PCC.

Los casos de los hermanos Gourriell están muy lejos de poderse considerar “deserciones” o “vuelo a la libertad”, palabra que los propios atletas nunca utilizan, pero que emplean los kubanoides del Granma de El Doral, para blindar el intento de desvío de la atención y seguir el guión como lo prepara la tiranía.

Piense en esto: están autorizando a jugadores a viajar a un 3er país, como Yoan Moncada, para que “juegue en otra liga”, ridiculez que emplean para evitar “profesional” y, en este caso, hasta “Grandes Ligas”.

¿Qué razón tendría “abandonar el equipo en Dominicana”, cuando pudieran viajar a un tercer país, donde, de hecho, están (informan “lugar desconocido”)?

Y ahí va el show mediático en la prensa de Miami y en las sucursales en español de las cadenas nacionales, despretigiadas aunque grandes, como ESPN. Para hacer más increíble la “deserción”, el Granma de Punto Doble Cero publicó “habían abandonado el equipo y fueron rechazados por sus ex-compañeros en carácter absoluto”, tratamiento nunca antes dado a ninguno por la decencia como presentaron el caso, que cambia el estilo vulgar, sucio y falto de condiciones para tratar con lo que les incomode. Según el Granma “nuestro”, hasta un agente del G-2 trató de interceptarlos.

¿Por qué hicieron del envío de los Gurriell una “deserción”? En mi exitoso entredicho, como lo manejo todo y me adelanto a casi todo el mundo: Yulieski tiene 31 años, desde hace 15 días están esperando la autorización de Manfred, “pugilateada” por Obama, para que efectúe la operación de firmas directamente desde Cuba; hay scouts esperando la orden para pedirle la firma al INDER, porque la del pelotero es insustancial y allá esta FOX esperando para dar el notición…

Pero no acaba de producirse el Obamazo y el tiempo pasa, desnudando otra verdad insoslayable: Yulieski ha perdido valor de mercado a los 31, posiblemente han confirmado que mientras más tiempo pase sin firmar, pues más se despeña como posible receptor de millones, con el agravante de que, quizás, les soplaron que si no firma esta temporada, la próxima perdería todo su valor, entonces ni a Japón por la estela de basura que dejó la tiranía utilizándolo en el incumplimiento contractual.

El hermano, Lourdes, es un peloterito, inferior a todos los que juegan profesionalmente producto del beisbol castrista; un paquetico, pero sirve para condimentar la estela de desertor del mayor que, a pesar de todos los supuestos, todavía no me explicó por qué han dado un paso tan chapucero como aquel en que provocaron la expulsión del infielder de la Liga Japonesa, o autorizar que Alfredo Despaigne jugara con 3 pasaportes bajo identidades falsas en México; o sí, quizás porque la tiranía no juega limpio nunca en nada; tan cochinos son que, ni cuando pueden, practican la verdad ni la transparencia para no perder la costumbre.

Ah, de interés: esté al tanto del agente que firme a estos jugadores y del dinero que les darán en el bono; en el contrato no, será montonero, tal vez inferior al de cualquier hispano de otro país del área.

Deja un comentario