" />
Published On: Sab, Ene 31st, 2015

DIALOGOS DE LA DIVERSIDAD, CON CROQUETAS Y MOJITOS, AL DECORO DE LOS DIGNOS

Por Carlos Jaime Cabrera. Colorado Spring

disidentes diversos

Diplodisidentes pidiendo en Miami diversidad en la oposición . Foto del Herald.

Sinceramente les digo a todos sin excepción:  si la llamada a la unidad que está solicitando algunos ¿disidentes cubanos? está enmarcada en el objetivo primero de arrancar a los Castro del poder y que a esa familia se le quite la autoridad política completa,  cuenten con mis pequeños esfuerzos y mi colaboración sincera y desinteresada política y económica.

Pero  del mismo  modo, si las intenciones que nos están queriendo vender tienen ribetes de dialogo con la tiranía y de las relaciones USA-Tiranía castrista, entonces  seguiremos siendo parte del porcentaje  que se opone y si es el solo el  1%,  orgullosamente seré parte activa de ese pequeñísimo grupo.

Existe en el grupo de disidentes  que pueden viajar a Miami una especie de tarupidez mental que les hace olvidar la historia universal y sobre todo la de nuestra patria. Dicen ser profesionales, universitarios y al parecer el exceso de croquetas les asesinó las pocas neuronas que le quedaban.

No se puede pretender una unidad cuando unos tiran al dialogo y a las relaciones de Obamacastrista  y a la vez ejercer  un doble discurso, eso no es unidad. El que quiera arrodillarse a implorar derechos que se una a los que quieran lo mismo, eso de la unidad sobre la  base de una diversidad romántica es como tratar de cruzar cangrejos con jicoteas. Otros pueden hacerlo, olvidando el dolor de millones de cubanos que tuvieron que huir del castrismo arriesgado sus vidas o perdiéndola en el estrecho de la Florida.

Yo lo siento ….Me uno a quien piense que los derechos son inherentes al ser humano y como los Castros  jamás lo reconocerán, entonces  quien sobra es la TIRANÍA y tienen que irse porque no son dueños de una finca …. Sino que sumen de dolor a una nación. Por lo tanto si solo DOS son los que se oponen a la infamia del dialogo y a esas irrisorias relaciones yo seré uno de esos dos.

Creo y estoy convencido que una unidad debe ser monolítica en lo que a la desaparición de la TIRANÍA se refiere  y no en diversidad. Ningún camino que lleve a un destino concreto empieza con dos direcciones, es cuestión de tener una verticalidad y no un enjambre de ideas en conflicto. Un batallón de hormigas tiran en diferentes ángulos pero todas siguen un mismo camino .

Al final siempre las grandes gestas de la humanidad las ha conseguido el 1% o menos, si ese pequeño motor impulsor es capaz y tiene DECORO Y DIGNIDAD el pueblo os sin nombres, los de abajo, los sin remesas del extranjero ,  los seguirán y esos son los más numerosos porque  los privilegiados caciques sin indios persiguen intereses personales y con esos ni a la esquina.

Lo que está sucediendo en la isla es lo mismo que cuando empezaron las guerras libertarias de la manigua: Un grupo de cubanos hacendados proponía la anexión a la Corona, luego otros hacia EE UU y un pequeño grupo iniciado por Céspedes, se plantaron en trece y asumieron  la lucha  armada como único fin y al final ¿quien ganó la batalla iniciada por solo doce hombres?

La  soberanía de nuestra patria no puede ser manchada ni pisoteada con estatus de compadrajos ni acuerdos económicos ni políticos.  Quienes pretenden semejante aberración, -justificándola en un ghandismo inexistente o dándole enrevesados análisis filosóficos futuristas-,  no pretenden unidad con nadie más que con sus egos personales y sus padrinos de bajos instintos como los que patrocinan la incoherencia de una unidad bajo la diversidad.

La libertad plena de Cuba, no es un asunto de preferencias sexuales que se puedan unir en una sola línea de reclamos en su diversidad de preferencias, que a mi juicio es respetable, pero este es un asunto de Patria que no es compatible ni con diálogos ni relaciones diplomáticas con el tirano.

Los diálogos con tus enemigos y/o verdugos traerán como consecuencia disminución de la moral de quienes lo practiquen y la fuerza del mal del verdugo crecerá a tamaños incalculables y tendrás que arrastrarte mendigando sin las armas del decoro y la dignidad. Es tiempo perdido que dilata el dolor de los nuestros, de más de once millones de cubanos.

Hoy más que nunca es una canallada compartir o tratar de compartir esas absurdas ideas de la Diversidad para conseguir una liberación de Cuba a medias, ese acto es de COBARDES, es preferible morir sin patria pero sin amo, como nos enseno Martí. Es preferible salir a combatir y triunfar o morir que vivir de rodillas pegado a la teta de una potencia extranjera, sea cual sea, así como también a sus acólitos reunidos en la calle 8 para conseguir tal ignominia.

La unidad no tiene otro significado que el de caminar juntos con un fin común tal y como lo puedo lograr nuestro Apóstol. Los patriotas que el reunió tenían varias posiciones ideológicas pero todos entendieron que la lucha era el único camino y así lo hicieron hasta sacar a España de la isla.

No señores, no me relacionen a Martí con esta autoría intelectual de una diversidad de diplodisidentes  que sabemos muy bien de donde viene. Ustedes están en su derecho de pedir la Diversidad en ese nuevo show mediático de pacifismo humanista es por cobardes. Están en su derecho de hacerlo, pero eso no significa que estén en lo correcto.

Si a nuestros próceres mambises que son los únicos que han tenido resultados reales en esta cuestión de ganar un combate contra una Tiranía ,  se les hubiera propuesto semejante argucia, estoy convencido que la respuesta hubiera sido: los dignos no negocian dignidad ni decoro a cambio de migajas imploradas de rodillas con croquetas y mojitos. Los dignos somos menos, pero tenemos el decoro de arrancar nuestros derechos a cualquier precio, incluido el muerto puesto.

About the Author