Doble moral en crisis migratoria cubana de Centroamérica. ¿Y los balseros que?

Por Carlos Jaime Cabrera

mapa-ruta-de-cubanos-OkColorado Springs, EE UU– Hablar del nuevo éxodo de cubanos que está teniendo lugar a través de Centroamérica  en estos tiempos de diálogos y traiciones a los exiliados políticos , tiene como  riesgo que te acusen  de anticubano, sobre todo si  públicamente decides ahondar en hechos comprobados a partir de la experiencia que tenemos , no solo emocional sino geográficamente.

Escuchando los fervientes defensores de estos nuevos viajeros, siempre me pregunto   ¿cuál es la gran diferencia entre los balseros, que aun siguen llegando y devolviendo en el peor de los casos  y estos nuevos migrantes económicos que comienzan su travesía en avión hasta Ecuador y desde ahí emprender viaje a través de ocho  países?

Es difícil comprender qué puede motivarlos a salir de Cuba con una visa  y un pasaje de avión, para lo cual se necesita dinero, mucho dinero y después enfrentar un alto nivel de peligrosidad para pagar coyotes,  comprar funcionarios y políticos, además de cárteles mexicanos que si cumples con el pago acordado te brindan una seguridad muy superior a la que pueden brindar cualquiera de los gobiernos de países que integran la nueva ruta de escape hasta Miami.

Pero estos nuevos exiliados son los grandes  héroes del momento de los medios de Miami y sus políticos mientras los balseros que escapan de la isla están  sufriendo  no solo el olvido sino una cruel falta de solidaridad en l comunidad exiliada cubana del Sur de la Florida y el resto del pais.

Existe una notable diferencia entre los exiliados con visa a Ecuador y Centroamérica y esos cubanos que no tienen nada y que aun se lanzan a la Mar  sin dinero ni visas, con la esperanza de llegar o morir antes de volverse a la isla de donde zarparon en medio del desespero y la falta de libertad.

La cobertura mediática y el apoyo recibido por los migrantes económicos vía Ecuador son superior a la del éxodo de Mariel. Y ha sido tan efectiva que  hasta Líderes de organizaciones patrióticas del exilio han salido a defender y exigir solución para estos hombres nuevos, varados en Costa Rica,  alardosos en  supremacía pero miedosos hasta la médula cuando se les habla de algún aspecto político que es, en el fondo, la razón verdadera del por qué se tuvieron  que ir de Cuba.

Es realmente deprimente e inmoral que se les dedique tanto tiempo y apoyo a estos hombres nuevos, frutos todos del castrismo, con camisetas del Che Guevara, exigentes al extremo por ayuda cuando en la isla  jamás hablaron en voz alta. Los ejemplos sobran no solo en los medios de Miami sino en las propias redes sociales. Se han entrevistado desde ex policias, cederistas hasta escritoras que afirman al reportero que en la isla hay vida para todos  pero que ay otras razones para ir a Miami. La inmoralidad de todo este show está en que la gran mayoria esta apoyando a esta gentuza  mientras se da  la espalda a los cubanos que realmente salen de Cuba por causas políticas, arriesgando sus vida sobre precarias embarcaciones.

Yo viví muchos años en Costa Rica y conozco el jugoso negocio de los traficantes humanos en esa región. Ahora con los cubanos están teniendo ganancias supremas como jamás la tuvieron y para que existan clientes , alguien tiene que proveerlos, así que no hay que ser muy erudito para comprender que hay una conexión económica entre La Habana y este tipo de negocios.

Por eso el balsero, el real, el arriesgado que muere o toca tierra maldiciendo el castrismo,  ya dejo de importar.

Hasta hace poco  la máquina de hacer dinero estaba en comprar un bote con motor, ir a Cuba, traer a este tipo de gente, luego hundirlo u cobrar el seguro…. Negocio redondo entre Cuba y Miami, que de tanto exprimirlo terminó en el ojo y seguimiento de las autoridades estadounidenses. Así que ahora hay que operar en un sentido geográfico distinto y este parece ser Centroamerica via Ecuador, donde se espera que la cifra de cubanos llegue a los 40 mil .

Mas de un gobierno y su sistema de inteligencia vienen advirtiendo que estos los migrantes económicos desde que salen de la Habana a Quito ya tienen su paquete coyoteril pre-pagado o al menos programado.

Una vez más  salen  a la palestra publica  personajes que se enriquecen de la desgracia de nuestra patria, Unos como coyotes, otros como agentes de viaje y otros, del lado político Miamero , pidiendo las ayudas y cabildeos a Washington para seguir llenando sus arcas.

Todos los que hemos tenido experiencias de vida en Latinoamérica sabemos muy bien como corre el agua de la corrupción por ésos lares de nuestra patria grande,nuestro continente.

Muchos conocemos de primera mano las rutas de los cubanos migrantes para alcanzar la frontera del sueño americano ,otros la conocen de igual forma pero su ambivalente aptitud de hombres nuevos no les permite condenar el origen de su éxodo porque solo pensarlos les aflojan los intestinos. Y la prueba esta en que salen de la isla maldita defendiendo al amo esclavizador y terminan vistiendo una camiseta del carnicero de la cabaña con la mayor desfachatez posible,  asegurando su inminente regreso después de un año y un día.

Pero …qué decir de los balseros actuales que ya o tienen mas opción. La mayoría son capturados en el mar y regresados en cuestión de un  par de días, sin que ningún político les dé el más mínimo apoyo, ni se les defiendan en la TV  miamera o en los foros de nuestros legisladores donde deben pronunciarse por eliminar la Ley de pies Secos firmada por Bill Clinton

En fin,…pobre de mi isla bonita, ya no nacen cubanos con la dignidad de los mambises ni  con el valor y el decoro de los alzados del Escambray y mucho menos de los verdaderos presos políticos de comienzos de la maldita tiranía.

Y lo peor es el compadreo y la ceguera política de nuestra propia raza. Porque hoy criticar lo que critico es como sepultarte en vida y es hora de abrir las entendederas.

Cuba no tendrá solución mientras actuemos así. No pido darle la espalda a los kubanoides en Centroamérica. Es una crisis  en la que debemos  pensar en el ser humano primero. Pero de ahí a favorecerlos en detrimento de otros cubanos  que no tienen ninguna opción, como los balseros de corazón…  hay un largo trecho.

Estas son actitudes repudiables. Y asi parece en lo que  Miami se ha convertido. Una especie de virus que no solo lucra con el dolor deCuba sino que también carcome el cerebro hasta de buenos cubanos que se van con la finta.

Deja un comentario