" />
Published On: Sab, Oct 31st, 2015

¿DÓNDE ESTÁ EL CINE PATRIÓTICO AMERICANO

american sniper castPor Andrés Pascual

Imágenes del recuerdo: Víctor Mature forcejeando contra un musulmán que logró escalar una pared del fortín de la Legión Extranjera, terrorista igual a los de hoy, pero sin Soros de dueño y sin Obama como manager de la novena; el asesino lleva la gumía en la boca, están en el desierto…

¿Eran negativas aquellas películas por sus mensajes? No, radicalmente no, colocaban las banderillas sobre el lomo correcto, e inspiraban a la juventud de una era cuando EUA tenía carácter heroico como nación y los puntos estaban puestos sobre todas las íes; ya lo dije, recuerdos…¡Qué lástima! ¿Señor, por qué NOS has abandonado coño?:

http://ireport.cnn.com/docs/DOC-1103174

Los americanos no temían presentar una serie de la Segunda Guerra punto de vista soviético, en Cuba la pusieron, la narró Burt Lancaster. La vi en la prisión, más interesado en escuchar al gran actor que en “DISFRUTAR” el filme; lo único que cambió fue el título: La Guerra Desconocida en el Mundo Libre y en la isla cautiva La Gran Guerra Patria.

Dicen que a las divisiones nazis las recibían los pueblos sometidos del sur de la ex URSS como libertadores, que les colgaban al cuello, a los soldados alemanes, collares de flores como hacen la hawaianas con sus visitantes, pero el tipo, que no entendió que esos pueblos son bravos de verdad, que no leyó nunca sobre Napoleón por lo que se apreció, respondió con la infeliz idea de matarlos, internándolos en campos de concentración, entonces perdió el ejército invasor, a von Paulus, a 92,000 soldados que apresaron, a más de 40,000 que murieron y la moral; en esa época, en la URSS vivían más judíos que en ningún otro lado, por eso enviaron la cuota mayor cuando restablecieron ISRAEL, porque fue un restablecimiento que duró milenios la espera.

Ni hoy, cuando se supone que “transparencia” signifique, aunque sea, una “miserable sombra del lado de allá”, tienen valor los herederos comunistas de la Rusia putinesca, para recrear el episodio pro-alemán de los pueblos sojuzgados bajo el yugo leninista-estalinista; el recibimiento que les daban…decirlo en lenguaje cinemátográfico sería enterrar de verdad cualquier defensa posible del más criminal, abusador y oprobioso sistema político-ideológico de la historia, donde quiera que lo impusieron por la fuerza, incluso donde todavía decrete, como en Cuba y en Korea del Norte.

¿Por qué no se hace un cine patriótico, que rescate lo moral en bancarrota, en los EUA de hoy? Sin embargo, creo que la pregunta es obsoleta, porque, si contra AMERICAN SNIPER (foto del cast) formaron el escándalo que se conoce, filme que se incluye por su proyección y mensaje entre los de más alto valor pro-americano de todos los tiempos, recrear en imágenes la guerra contra el Islamismo obligaría a incluir la historia del salvajismo, por lo menos parcial y acomodada al tiempo prudencial del lenguaje cinematográfico, de la barbarie musulmana, agrupada en organizaciones como ALQEDA o el EI.

Y Obama ha prohibido relacionar cualquier acto terrorista, ejecutado por los musulmanes, con esta gente. Y el pulpo mediático a sus pies no reacciona contra la entrega de los principios de la nación ni cuestiona el matiz peligroso, decadente y entreguista del tipo, obligado compromiso con el ejército del que forma parte, porque nadie se compromete con semejante posición traidora si no es un soldado de la media luna.

En la URSS no se filmaron películas sobre la participación de los asesores rojos en Africa, tampoco sobre la derrota en Afghanistán. Ni han tratado de reivindicarse ante la historia haciendo ficción emotiva de la realidad de los levantamientos en países ocupados del Pacto de Varsovia, por eso nadie puede creerles, porque, políticamente piensan así y, si pudieran, volverían a actuar así.

Hollywood siempre ha sido un cubil de ratas en mayoría aplastante, de traidores que pretenden la patente de corso que les provea de la autoridad amoral para ejecutar sus actividades groseras, por eso el 95 % vota demócrata y el 98 % lo hizo por Obama, actividades impúdicas y decadentes de oportunistas, de antiamericanos…nadie en ese tibor, ninguna compañía, se atrevería a vender una película anti-obamista, igual a reflejar la realidad del mundo musulmán y sus intenciones contra Estados Unidos, sin embargo, maltratan al blanco patriota atizando el sentimiento de culpabilidad por el ambiente de Jim Crow y por los “crímenes” del Klan, en argumentos de lenguaje revanchista

En vez de…son capaces de darle todas las estatuillas Óscares a una película reaccionaria, de franco y abierto carácter hostil y revanchista, a 12 YEARS SLAVE, de la que se dice que 2 miembros del jurado de elección se quedaron dormidos y no la vieron, pero votaron por ella.

Todos esos premios, no solo por obligado compromiso patriótico en un momento peligroso para la estabilidad del país, sino por el profesionalismo absoluto del realizador y sus intérpretes, debieron ser para EL CONSERVADOR Clint Eatswood y AMERICAN SNIPER.

Obama se puso bravo con un entrevistador de CNN, porque el tipo, obamo-comunista, le cuestionó su actitud ante Putin como “puesto a prueba su carácter de liderazgo”, el tratamiento de Hollywood al filme de Eatswood, las respuestas al terrorismo que da el “presidente”, sus reacciones tardías y peligrosas para la paz mundial, sus mentiras… son pruebas demoledoras contra este traficante de intenciones nocivas para todos, por eso la pregunta sobró.

Con estos elementos a mano, con la manutención de la Media, del Gremio y de la Academia por la reacción pro obamista, es decir, comunista de gran influencia islamista al fin y al cabo, no podrá contribuir el cine americano a la formación del patriotismo juvenil más nunca; así, no más BATAÁN, ni GUADALCANAL ni LA LEGIÓN EXTRANJERA, en su lugar, asuntos de objetivo gay, del reclamo casi místico del negro, en que tratan de justificar la selva en que convierten a sus barrios y los destrozos que ocasionan, como en I’LL DO ANYTHING, del racista Spike Lee y la comunista y reaccionaria neoyorrican Rosie Pérez.

También, porque la industria del cine reconoce que el público americano es tan anémico como simbiótico, ahí están, exitazos de taquilla, las películass de monstruos, máquinas cibernéticas o muñecos de computación para todos los gustos y algunos colores, que los negros y los ilegales sí saben bien dónde escondieron el premio.

About the Author