EE.UU. y el síndrome del perro que persigue a carro

Por Alberto Pérez Amenper

unnamedEn mi vida he visto el razonamiento del pueblo, y me parece que quizás tuvieran la razón en algunos de los propósitos en solucionar los problemas, pero se olvidan de la pregunta, si logran lo que quieren ¿Entonces qué?

En Cuba pensaron que era mejor un populista como Carlos Prío sobre un millonario como Ricardo Núñez Portuondo, ¿Entonces qué? -Vieron al populista convertirse en millonario con una corrupción rampante.

Pensaron que cualquier cosa era mejor que la dictadura de Batista, y se derrocó a Batista, pero ¿entonces qué? No pensaron que iban a hacer después de derrocarlo, y no tengo que decir lo que pasó.

Prefirieron a Barry Goldwater sobre Ronald Reagan, en las primarias del partido, porque Reagan no era lo suficientemente conservador porque había sido demócrata de Roosevelt y sindicalista, eligieron a Goldwater ¿Entonces qué? Tuvimos la derrota más terrible de la historia del partido republicano.

Se apoyó a George W. Bush en la guerra de Iraq, porque había que terminar con el peligro de Saddam Hussein, pero ¿Entonces qué? Porque después de la victoria no habían pensado que iban a hacer en el ambiente volátil del medio oriente, no tuvieron el plan para aprovechar la victoria. El resultado desastroso que vemos es parte por el entreguismo de Obama, pero realmente nunca se planificó que hacer con la victoria.

Muchos pensaron que escogiendo a un candidato negro habría el reconocimiento que los Estados Unidos no era una nación de racistas, y que las relaciones raciales serían mejores.  ¿Entonces qué? No pensaron que el candidato negro era racista y socialista y que el objetivo que tenía era la lucha de clases para avanzar su agenda, y tenemos el país más dividido que nunca en su historia.

Ahora quieren terminar con el problema migratorio, y escogen al candidato que ofrece una solución emocional pero imposible pero si sale Trump, ¿entonces qué? Tendremos a un presidente incapacitado y dictatorial, porque si el problema migratorio es importante, pero no es el único problema que tenemos.

Este es el síndrome del perro.  Vemos cómo los perros corren tras los carros, pero ¿han pensado que van a lograr los perros si alcanzan los carros? ¿Entonces qué? Creo que lo mejor que le puede pasar es que se rompan los dientes mordiendo las llantas o lo peor que mueran arrollados.

Hay que pensar no sólo en una solución emocional, hay que pensar ¿Entonces qué? Hay que pensar que vamos a lograr si resolvemos el problema y ver las alternativas.

Creo que Ricardo Núñez Portuondo hubiera sido un mejor presidente que Carlos Prío, que cualquiera hubiera sido mejor que Fidel Castro, que Ronald Reagan hubiera sido mejor candidato de Barry Goldwater, y lo probó después, cualquier candidato de cualquier color hubiera sido mejor para las relaciones raciales que Obama,  y creo que cualquiera de los candidatos sería mejor que Trump que si es electo el candidato del partido asegura la victoria de Hillary Clinton.

Espero que esta vez el síndrome del perro no destruya a esta nación.

Comments are closed.