" />
Published On: Dom, Abr 12th, 2015

El 62 % de norteamericanos desaprueba política migratoria de Obama

Por Carlos Carballido

usaAunque los medios hispanos de comunicación y la prensa liberal estadounidense  tratan de insuflar las esperanzas de una alivio migratorio en EE UU , lo cierto es que el sentimiento de los votantes americanos sobre  una reforma  se inclina más al rechazo que a la aprobación

Según el reporte de la casa encuestadora Rasmussen Reports,  más del 62 por ciento del electorado  estadounidense considera  que el gobierno debe ser más agresivo en la deportación de inmigrantes ilegales  y -sorpresivamente-  más del 51 por ciento  aseguro que los padres de hijos nacidos en EE UU  no deben estar  exentos de una deportación , punto este ultimo que solo aprueban  el 32 por ciento de los votantes , una cifra muy baja  a pesar de la propaganda que se ha hecho al respecto.

Rasmussen Reports descubrió que el sentimiento  Pro-deportación está creciendo en la conciencia del estadounidense promedio  y más  del  83 por ciento de toda la masa encuestada  se inclinó por considerar que  todos los residentes en el país deben demostrar su  permanencia legal antes de recibir cualquier tipo de beneficio sea estatal o federal. Este sentimiento podría ser fatal en las próximas elecciones porque al final es el votante el que lleva la ultima palabra.

Más de la mitad de los votantes se oponen al plan de Obama de permitir que cerca de 5 millones de inmigrantes ilegales permanezcan en el país y solicitar puestos de trabajo, y el 47 por ciento cree que el Congreso debería tratar de detener el plan del presidente.

Analistas del Centro de Estudios de Inmigración  consideran que este sentimiento puede haber sido generado por el excesivo gasto que el gobierno otorga a la manutención y  beneficios de los inmigrantes ilegales a los cuales prácticamente se les abrió la frontera  en los últimos 6 meses, especialmente niños y adolescentes que ya en algunos estados comienzan a ser carga pública. .  El gasto en alimento, cuidados de salud, transportación y cortes de inmigración han disparado los gastos federales en detrimento de  la población legalmente trabajadora.

El americano promedio  ve con preocupación que se esté dando beneficios a los que entran ilegalmente a la nación mientras  a ellos se les reducen aun mas los beneficios de gobierno, como salud y educación, aspectos que  al parecer están provocando ese sentimiento anti inmigrante  de caras a las nuevas elecciones presidenciales.

Rasmussen Report decidió encuestar sobre este particular luego que unos 26 estados, liderados por Texas  entablaron una  demanda contra la política migratoria del presidente Barack Obama.  Unido a esa demanda, un juez texano también bloqueo de manera temporal la acción ejecutiva del presidente que daría alivio a unos 5 millones de indocumentados .

 

About the Author