El Camino al Comunismo

Por Alberto Pérez Amenperregan

He enviado algunos e-mails balísticos sobre Donald Trump y la posibilidad de que sea el candidato republicano.

Me preguntan ¿Votarías por Donald Trump si es el candidato? 

La respuesta es, sin lugar a duda, si, votaría por Donald Trump.

– La posibilidad de que Hillary Clinton sea la candidata que aumenta ahora a pesar de sus problemas con el apoyo implícito que le ha dado Obama a través del departamento de Justicia, y la alternativa del comunista Sanders es todavía peor. 

Votaría por Donald Trump igual que hubiera votado en 1953 por Fulgencio Batista, si esas elecciones se hubieran producido.

Las posibilidades reales de Fulgencio Batista (representante del Partido Acción Unitaria) para las elecciones a realizarse en ese año eran muy reducidas, estaba en último lugar en las encuestas, por detrás del candidato del partido auténtico y el representante del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) que se presentaba como principal candidato al triunfo. Pero hubiera emitido mi voto de conciencia por Fulgencio Batista.

Porque tanto la agenda del partido auténtico como la ortodoxa era la continuación del camino hacia el socialismo que comenzó con la revolución de 1933.

El 10 de marzo de 1953 el ejército cubano, guiado por Fulgencio Batista, interviene las elecciones que se realizarían el primero de junio de ese mismo año, llevando a cabo un pronunciamiento militar o golpe de estado, instaurando en el país una dictadura.  No sólo era una dictadura pero fue el caldo de cultivo para el socialismo radical que culminó con la dictadura de Fidel Castro hasta nuestros días.

Fue un error de Batista llevado por la egolatría, el peor vicio del ser humano.

Las elecciones que se iban a realizar en Cuba, nos dejaba con la alternativa de votar o por los revolucionarios socialistas o por Batista, el cual no nos gustaba pero que al menos no representaba al comunismo.

Lo mismo pasaría si Donald Trump una persona autoritaria como Batista, es el candidato, votaría por él, porque la otra alternativa representa el hundir la nación en el comunismo.

Fue triste en Cuba que nos pusieran en esta alternativa, sería triste si nos pusieran en los Estados Unidos con una alternativa similar.

Por eso, aunque votaría por Donald Trump, estamos a tiempo para razonar y escoger entre el campo tan variado y capacitado que hay entre los otros candidatos.

Tanto en 1953 como ahora estamos en una encrucijada, o el sistema de libre mercado y gobierno representativo, o el camino hacia el comunismo que cada día se hace más evidente.

En Cuba el camino nos llevó a lo que todos conocemos, esperamos que este camino tome el desvío a la vuelta al sistema tradicional que ha hecho de esta nación ejemplo del mundo libre.

Comments are closed.