El Debate Republicano no muestra ganador en si

Sept. 16, 2015 - Simi Valley, California, U.S. -  DONALD TRUMP, left, and JEB BUSH at the Republican presidential debate hosted by CNN at the Reagan Library. Trump and Bush argued over speaking Spanish. Thirteen Republican presidential candidates participated in the debate.  (Credit Image: © Max Whittaker/Pool via The New York Times/ZUMAPRESS.com)

Por Alberto Perez Amenper

El debate de anoche fue el ganador.

Lo que quiero decir es que se demostró que los debates son necesarios, siempre han sido necesarios desde los debates de Abraham Lincoln y Douglas hasta al de anoche.  

Y mientras más debates mejor, porque un candidato puede decir un discursito una noche y lucir bien presentar una buena imagen una vez pero muchos debates separan la substancia de la imagen.

El perdedor anoche fue Marco Rubio, fue desnudado por Chris Chritie, no que Chris Christie haya ganado algo, simplemente se presentó como lo que es  un matón de New Jersey, y ya tenemos un matón en la casa blanca para que elegir otro. 

Pero Christie nos enseñó lo que es Marco Rubio, es el anti-Trump pero sin substancia. 

Según pasan los debates y avanza la campaña, vemos a Trump repetir los mismos conceptos sin una solución articulada envueltos en un aura de enojo simulado.

Rubio hace lo mismo, los conceptos repetidos robóticamente, pero contrario a Trump lo hace con una sonrisa agradable, aunque nos presenta soluciones contrario a Trump,  vemos que son plásticas, aprendidas y repetidas, que no hay substancia, y esto se descubrió anoche ante la matonería de Christie.

Lo que nos deja que los dos principales candidatos del partido según la preferencia de los votantes no tienen substancia, ni experiencia, ni capacidad para ocupar la oficina de la presidencia.

O sea que Christie demostró que Rubio no está preparado para ser presidente, pero no demostró que el lo estaba, cómo lo demostraron otros durante el debate.

Si dejamos a un lado a Ben Carson que es sin lugar a dudas un hombre de una inteligencia superior pero también sin capacidad y experiencia para el puesto, nos quedan Cruz, Kasich y Jeb.

Kasich demostró que sabe lo que es ser un buen gobernador, pero no tiene el carisma y la experiencia que tiene alguien cómo Jeb. 

Por el otro lado Jeb que sin lugar a dudas es la persona en ambos partidos más capacitada para ser presidente, cómo en el caso de Mitt Romney.  Pero como dañaron a Romney con la retórica de millonario, ha dañado a Jeb con por la nueva retórica inflada repetitiva de lo que han dado en llamar el “Establishment”, además del hecho de que él no es sólo Jeb como dice su campaña, su nombre completo es Jeb Bush, y ese apellido también está dañado por la retórica.  Ha aumentado los errores de Bush que cómo todo presidente en ocho años tiene que haberlos tenido, pero la retórica los aumenta y caen en las espaldas de Jeb, lo cual hace su elección dudosa e improbable.

Lo que no deja con Ted Cruz, y a muchos no les gustan Ted Cruz, porque es un dogmático intransigente.

Me imagino que tratar en una discusión con un dogmático intransigente en una sesión del senado debe de ser muy difícil, pero tenemos que darnos cuenta que Ted Cruz no está aspirando a un puesto legislativo, está aspirando a un puesto ejecutivo, está aspirando a ser presidente. 

Y el dogmatismo en un presidente en un país de democracia representativa, no es tan malo, digo no es tan malo en el caso de Ted Cruz, que además de ser dogmático conservador es un dogmático constitucional. 

Tenemos un presidente dogmático en Obama, pero en el caso de Obama su dogmatismo va por arriba de la constitución, en el caso de Cruz siempre respetaría la constitución sobre su dogmatismo. 

Cruz es una de esas personas empecinadas y dedicadas, y ha dedicado su vida al servicio público de la constitución, la cual ha hecho centro de su vida política. 

Y esto no es realmente malo, si tengo que soportar a un dogmático rígido, un dogmático constitucional es mucho mejor que un dogmático socialista.

Vamos a ver si puede superar el error de su campaña con el reporte equivocado del abandono de Carson de la campaña, el cual realmente fue realmente inconsecuente en la victoria de Iowa, pero que es y será utilizado en el resto de la campaña.

Lo que nos lleva a que en estos momentos, si no cambian las cosas, el único en el campo que puede enfrentarse a Trump, es Cruz, y si no lo logra, entonces estamos muy mal, porque de todos los candidatos, el único que es una mala persona, el único evidentemente corrupto, el más mentiroso el peor candidato en unas elecciones generales sería Trump, porque fuera de los fanáticos que lo siguen incondicionalmente como todos los fanáticos de caudillos populistas, y que son sólo un 30% del campo republicano, nadie lo apoya,  lo cual no sería fatal en unas elecciones generales porque los números no mienten. 

También hay otra alternativa, y es que a los votantes le importe un carajo que Marco Rubio sea un postalita plástico sin substancia y voten por él sobre Trump, y esto viendo las cosas como se presentan, también es posible.

Así que después de anoche la pregunta más importante es ¿Quién nos puede librar de Trump?  Y la respuesta es los votantes, si los votantes nos fallan, estamos muy jodidos.

Deja un comentario