El eufóbico de Punto Cero

Por R.Mongo Muñoz

2108Mañengo, Barbatruco, Cara de Palo, Tía Tata y un largo etcétera, le hacen quizás el hombre con más motes de la historia. El a punto de recibir un apartamento de lujo en el reparto Bocarriba de la capital cubana, reflexiona y reflexiona desde el limbo en el que se ancló desde enero de 1959.

Era predecible esta afición excesiva por el poder desde los primeros días de la Sierra Maestra cuando le tocó la difícil tarea de nombrarse nada menos que Comandante en Jefe (Jefe de Todo). A cualquier mortal nombrarse a sí mismo le haría perder encanto al propio nombramiento, pero para él es aceptable, es evidente su adicción patológica al poder, a descollar aunque sea generando demenciales proyectos.

Su lista de fracasos es tal vez la más larga de un mandatario y no sería posible mencionarlas todas, Cordón de La Habana, Zafra de los Diez Millones, Plan Genético Niña Bonita, Desecaciónde la Ciénga de Zapata, etc. por sólo mencionar algunas de las faraónicas empresas en la que han gastado recursos millonarios, sólo por las deposiciones neuronales de Fidel Castro. Lo único que ha hecho es atiborrar a su pueblo de falsas promesas y fracasos económicos condenándole a la carencia más brutal.

La historia renuente a absorverle como pidió en el Juicio del Moncada, le ha jugado una mala pasada, le ha dejado vivir 89 agostos y para su incontrolable ego, el pueblo al que durante décadas ha condenado a la miseria y el exilio, puede contemplar su merecida vejez ahogado por sus propias heces. Eufóbico por antonomasia (fobia a las buenas noticias), todo lo que sea bueno para el cubano, es malo para él.En días recientes publicó otra de sus vomitivas Reflexiones, dedicada a criticar la visita a Cuba del presidente Obama.

La histeria crónica se percibe durante el escrito generado entre el hedor de sus defecaciones y miradas de soslayo al espejo de su mansión, para contemplar cómo el odio ha moldeado su rostro hasta hacerlo horriblemente desagradable. Otra vez la cantata sobre los norteños y el presidente que si algo hizo fue cogerlos desprevenidos, porque si algún cubano tenía dudas e incluyo a los miembros del PCC, pudieron apreciar lo que es en realidad el presidente de una democracia.

Sé que al llegar a sus casas no pudieron evitar comparar la imagen del presidente de los EEUU, con quien pretende hacer de Cuba una monarquía sucesoria y la victoria se la llevó el norteño por nocao.

El mulatón del AIR FORCE ONE, se metió en un bolsillo al pueblo de Cuba al completo, salvo los escasos tontos útiles de ocasión que todo cubano conoce. La totalidad de Cuba mandó a su jefe a visitar la casa de Lina Ruz y sonrió, porque la verdad es que Fidel Castro Ruz lo único que da ya es risa. Un payaso generador de fracasos, que si tuviera una pizca de honor y alguna vez amara al pueblo de Cuba, le haría el mejor de los favores, morirse de una vez y por todas.
.

Deja un comentario