El Libre Mercado y los impuestos

Por Alberto Pérez Amenper

Democratic presidential hopeful, Sen. Barack Obama, D-Ill., laughs while speaking at the “Take Back America” political conference in Washington, Tuesday, June 19, 2007. (AP Photo/Charles Dharapak)

Los grandes pugilistas profesionales, no importa la fuerza , siempre utilizan los golpes cortos para debilitar al contrario antes de terminarlo con el Knock Down.  Esto que llaman el “Jab” o “llave” y es lo que utilizan los socialistas con los impuestos para debilitar el sistema de libre mercado antes de darle el golpe final. Esta era la táctica que estaban utilizando los neo-democratas socialistas en los Estados Unidos.

Cuando esta práctica  es interrumpida por un golpe súbito, su plan de pelea sufre un revés,  pierden  y se desconciertan. Por eso no es de extrañar la conducta desordenada de protestas sin un objetivo básico que no sea el no admitir la derrota que estamos viendo después del descalabro total de los demócratas tanto en la rama ejecutiva cómo en las legislativas.  Y hablan de cambiar las reglas, cómo un boxeador que quisiera que se cambiaran  y le contaran 50 en vez de 10 cuando recibe un knock down, para negar su derrota.

Los que hemos vivido en diferentes condiciones socio-políticas, y económicas, podemos apreciar mejor la maravilla del sistema americano que han querido destruir los socialistas que se han infiltrado en el sistema.

En Cuba ni siquiera en su etapa pre-comunista, tuvimos un sistema que pudiera considerarse una democracia representativa, una libre economía de mercado, ni una democracia que protegiera al generador de las riquezas de un país que son las empresas pequeñas.

Las empresas privadas siempre fueron golpeadas, a pesar de la fuerza del ingenio del empresario cubano, la retórica socialista y el populismo siempre presente conjuntamente con los ataques a las empresas y los empresarios privados, creó el caldo de cultivo para el triunfo del socialismo.

Teníamos una retórica socialista bajo el disfraz de una economía de mercado. Teníamos regulación de precios, cierre obligatorio, aranceles y sindicatos corruptos que hacían difícil a una pequeña empresa operar libremente.

Los precios son importantes no porque el dinero se considera primordial, sino porque los precios son un transporte rápido y eficaz de información a través de una gran sociedad en la que debe coordinarse conocimiento fragmentado. Los precios no pueden ser regulados por el gobierno ni por ninguna institución pública o privada, tiene que flotar libremente por la ley no escrita de la oferta y la demanda y la competencia libre entre las empresas sin agio ni especulación, sin monopolito ni regulaciones excesivas.

La democracia no garantiza igualdad de condiciones, sólo garantiza la igualdad de oportunidades.

Para muchos el espíritu empresarial es una ciencia, para mí, significa algo diferente. Lo considero como identificación y valoración de oportunidad. Y por la igualdad de oportunidades que vemos en este país, las pequeñas empresas mantienen la economía a flote hasta en los momentos de crisis financieras.

Mientras que las pequeñas empresas no pueden generar tanto dinero como las grandes corporaciones, son un componente crítico de y la fuente principal contribuyente a la fuerza de las economías locales. Pequeñas empresas presentan nuevas oportunidades de empleo y sirven como los pilares de las corporaciones más grandes de los Estados Unidos, porque son sus mejores clientes.

Las grandes empresas se benefician de pequeñas empresas dentro de la misma comunidad local, porque  muchas grandes corporaciones dependen de pequeñas empresas para sus ventas y para la realización de distintas funciones de negocio a través de outsourcing.

Una pequeña empresa se define como una empresa (Corporación, sociedad de responsabilidad limitada o empresa individual) con 500 empleados o menos. Según administración de negocios pequeños de Estados Unidos (SBA), las pequeñas empresas representan el 99.7 por ciento de todas las firmas de empleador.

¿Se dan cuenta? ¿Que pasaría si no existieran las pequeñas empresas?

Esto es algo que aparentemente parece extraño, pero si observan cómo las grandes corporaciones operan, las plantillas son proporcionalmente menores que la de los pequeños negocios.

Desde 1995, las pequeñas empresas han generado el 64 por ciento de nuevos empleos y pagado el 44 por ciento de la nómina privada total de Estados Unidos, según la SBA. Pequeñas empresas contribuyen a las economías locales trayendo crecimiento y la innovación a la comunidad en la que se establece.

Cuanto más progresa un pequeño negocio más impacto financiero en los demás tiene.

Pero esto es algo que no comprenden, o mejor dicho,  no les conviene comprender a los socialistas.

Porque desestabilizar la economía de mercado tradicional de Estados Unidos era su agenda.

Aumentos grandes y sostenidos de gastos durante la administración Obama aumentando la deuda levantaron el fantasma de otra crisis financiera y la perspectiva de aumentos de impuestos futuros grandes, creando soluciones a corto plazo, con la flexibilización monetaria sin precedentes por la Reserva Federal, con una producción promedio de crecimiento del PIB de apenas 2.2% en los últimos años de su administración.  Y cómo es claro con el sostenido aumento de los impuestos siguiendo las eneñanzas de su maestro Karl Marx.

Todo bajo la retórica de la igualdad y los programas de bienestar social, con el resultado de dos castas, los que producen y los que viven de los que producen  y son forzados a llenar las arcas del gobierno con los impuestos..

Si los demócratas hubieran ganado las elecciones, los pequeños negocios hubieran sido sepultados en una avalancha de impuestos y regulaciones que hubiera hecho su operación insostenible, la continuidad de los golpes hubiera provocado el Knock Down final.

Lo que hubiéramos visto es la retórica del estado de bienestar social y el Obamacare firmemente establecido y evolucionando hacia el pagador único, el estado.

El estado de bienestar no es realmente por el bienestar de las masas. Se trata de los egos de las élites, de un plan elaborado por un sistema fracasado que cómo en el caso de las pasadas elecciones, rechazan aceptar su fracaso.

El Socialismo en general tiene un historial de fracaso tan descarado que sólo un  intelectual elitista lo puede ignorar o evadirlo. Aunque la gran palabra de la izquierda es ‘compasión’, la gran agenda de la izquierda es dependencia.

Y esta dependencia les daba el voto de los negros y envidiosos de todas las razas, es el uso del racismo y la envidia que usaban para mantenerse en el poder.

Pero si analizamos a la comunidad negra, con sus reclamos de la esclavitud del pasado, pueden argumentar la maldad de la esclavitud, pero no pueden negar que ellos, sus descendientes estarían en una situación peor si hubieran nacido y vivieran hoy en África en lugar de América. Dicho de otro modo, el terrible destino de sus antepasados les benefició.

Y si los que critican al sistema de libre mercado hubieran nacido y estuvieran viviendo en Cuba u otro país comunista, estarían en una situación peor.  Dicho de otro modo, el sistema que critican les beneficia.

Referencias místicas a la sociedad igualitaria y sus programas para ayudar a los pobres pueden llenar de compasión  los corazones de los ingenuos, pero lo que realmente significa es poner más poder en manos de los burócratas, y el resultado de esto lo conocemos bien los cubanos.

La mejor ayuda para los pobres es darle la oportunidad de salir de pobres, y esto sólo se logra con el trabajo, y los que producen mayor trabajo son las empresas.   Si destruyes a las empresas no estás ayudando a los pobres, porque los programas de bienestar, no los saca de la pobreza.

En estos momentos estamos viendo un programa de reducción de impuestos que traería un verdadero estímulo económico que viene de la liberación de los generadores de la producción y del consumidor, no de un estímulo artificial de welfare, ya sea el welfare personal o el welfare del capitalismo de amiguismo en contubernio con el gobierno.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*