El Linchamiento de Bob Menéndez

Por Alberto Pérez Amenper

bobLa formulación de cargos contra Bob Menéndez es algo raro en la comedia política. No tiene simpatías por ninguna de las dos partes, pero las dos partes lo defienden de alguna manera.

Los republicanos cubanos no le perdonan su cooperación con Obama en las dos elecciones presidenciales, y la administración de Obama quiere cobrarle su oposición a la reanudación de relaciones con Cuba, su defensa a Israel y su denuncia de las negociaciones con Irán, pero no quisieran perder otro escaño en el senado..

Por su posición siempre frente al gobierno comunista tiene algunas simpatías entre los exilados cubanos, además el hecho que los cargos fueron durante su contubernio con Obama y la presentación de las acusaciones fueron después de que tomara una posición contraria con Obama hace que recordemos como otros demócratas como los Clinton se le da un pase y a Menéndez no.

Menendez proclamó que “no voy en ningún lugar.”

Con la acusación de 68 páginas, si es declarado culpable, entonces él de hecho se va en alguna parte – a la prisión federal para una larga estancia.

Esa perspectiva tiene republicanos prediciendo que el senador llegará con sus amigos demócratas a algún  tipo de un acuerdo que le permita tomar licencia oficina pero estancia fuera de la cárcel y una negociación para sustituirlo con otro demócrata en el senado, si fuera posible otro hispano liberal.

Si tal fuera un acuerdo en el horizonte, los demócratas probablemente querrían hacerlo pronto.

Pero crearía un escenario similar a lo que ocurrió cuando el senador Frank Lautenberg murió a principios de junio de 2013. En ese caso, el gobernador Christie consiguió nombrar a un republicano para el asiento.

En este caso, Christie se supone que nombraría a Jeff Chiesa al asiento del Senado. Pero a los Republicanos  les gustaría ver el escaño en el Senado otorgado a un candidato fuerte que utilizaría la tasa de ocupación para aumentar sus posibilidades en las elecciones generales mejor que Chiesa.

Hay  80 escaños del Senado que están en juego en la votación del 3 de noviembre,  candidatos fuertes en los tickets podría influir en muchas elecciones en los distritos de swing como New Jersey.

Pero imaginemos que Menéndez decide luchar contra los cargos, reforzado por el fondo de defensa de millones de dólares que se construyó. Podría ser aún mejor para el partido republicano. Imaginemos un juicio en el que la Fiscalía desfiles a los testigos que conocemos solamente como novia A novia B y C de la novias para arriba en el soporte de la fiscalía. Luego hay viaje del senador a París y la cuenta de hotel de $4.934,10 pagado con puntos de tarjeta de crédito del Dr. Salomón Melgen, hay que recordar que antes que cubano Menéndez es un demócrata liberal, esta es una buena escena para el partido Republicano..

La acusación se lee como un guión de una película, que cada republicano en Nueva Jersey y el resto de los Estados unidos pagaría dinero para ver. Menéndez es el tercer demócrata elegido a la oficina estatal este siglo que termina involucrado en un escándalo importante.

El partido ha tenido un bloqueo en el Senado desde 1978. Pero de los demócratas  elegidos al Senado desde la década de 1970 la mayoría tuvieron casos de corrupción peores que Bob Menéndez.

Los miembros de la máquina democrática de Hudson son algunos de los políticos más brillantes de América y algunos de los más afables-También los más corruptos. Nada es absolutamente tan divertido como escuchar los cuentos de estos políticos del Hudson con sus historias de  corrupción  y trucos sucios que hay todos los días en el estado.

Menéndez ha demostrado amor por Cuba e Irán, pero también ha demostrado un gran amor un gran amor para jets privados y las vacaciones pagadas en hoteles de cinco estrellas en París

La razón que a sus compañeros demócratas le gustaría que le vaya es que es una inconveniencia como se comportó en cuanto a su corrupción y su oposición a la política internacional de Obama. Pero también le gustarían que un demócrata recuperara el asiento en  noviembre.

El punto que decretó su final fue un discurso en la American Israel Public Affairs Committee durante visita de Netanyahu.

Esto ha ayudado a Menéndez para un montón de contribuciones para su fondo de defensa entre los Judíos de New York.

Bob Menéndez está ahora bajo investigación del Departamento de justicia. Él está cargado con todo tipo de chanchullos. Él es un demócrata hispano, supuestamente Intocable, pero él tuvo la audacia de decir que el acuerdo nuclear de Obama es no hacer nada y sólo ayuda a ayudando a Irán- Esto es una verdad muy inconveniente entre los demócratas.

En los días de Menéndez como senador. Obama lo llevaba en su campaña para ganar el voto hispano. . Pero Menéndez sacó un proyecto de ley bipartidista en el Senado con Bob Corker de Tennessee que intentaba frenar a Obama por lo que estaba haciendo en Irán y asegurarse de que el Senado tomara un papel para que terminaran las negociaciones.  Ahora Obama está tratando de asegurar que dicho proyecto de ley bipartidista sea inutilizado, lo cual es más posible con la desaparición de Menéndez.

El punto final es que la carrera de Bob Menéndez está terminada, y lo único que queda por ver es quienes se alegran y se beneficiarán más los republicanos que se alegran de ver irse a un  a un demócrata liberal como Menéndez, o los demócratas que le cobrarán el atreverse a contradecir al Mesías y lograrán poner un ejemplo para que nadie repita tal insulto a nuestro querido líder,  pero pueden perder un escaño más en el senado..