El País de los Gatos

Por Alberto Pérez Amenper

pais de los gatosLao She ( no el filosofo Lao Tse)  es sin duda uno de los novelistas más grandes de China, aunque  “El País de los gatos”, no es su mejor trabajo.

Aun así, en esta obra  a menudo se le llama el primer trabajo chino de ciencia ficción con tonos políticos, y tiene más  observaciones inteligentes y un fondo satírico para hacerlo digno de la lectura.

El libro fue escrito en los años 60s. En la fatídica época de la Revolución Cultural de Mao.

Como miles de otros intelectuales en China, Lao She experimentó maltrato en la década de 1960. Guardias rojos de la Revolución Cultural le  habían atacado como contrarrevolucionario. Lo hicieron como a otros desfilar por las calles por las calles y lo golpearon en público en las escaleras de la puerta del templo de Confucio en Beijing.

Humillado grandemente tanto mentalmente como físicamente, según el registro oficial, se suicidó ahogándose en el lago Taiping de Pekín en 1966.

Lao lo hizo siguiendo la antigua tradición de los intelectuales chinos, protestando sacrificando su propia vida, pero algunos mencionaron la posibilidad de asesinato.

Sus familiares fueron acusados de implicación en sus “crímenes” pero pudieron rescatar sus manuscritos después de su muerte, incluyendo “El País de los Gatos”,  escondiéndolos en pilas de carbón y chimeneas moviéndolos de casa en casa

El país de los gatos es un intento de sátira crítica al sistema comunista, es más sutil que digamos, “Rebelión en la Granja” (Animal Farm) de George Orwell, tiene que serlo, ya que de lo que se trata es de una crítica abierta al sistema escondida en la sátira, ya que era imposible durante la Revolución Cultural expresar abiertamente una crítica al comunismo.

Pero para el que ve lo que hay detrás de la sátira, lo disfruta porque le hace recordar a Rebelión en la Granja, ya que lleva un mensaje parecido a la crítica del socialismo usando animales.

En Resumen, el narrador del país de los gatos viaja a Marte, que la encuentra habitada por una civilización de gatos, que está al borde del colapso debido a la decadencia interna y décadas de abuso por parte de situaciones foráneas.

Se supone que es una sátira en China de los años treinta, con sus problemas sociales aparentemente sin esperanza y con depredación extranjera, pero es realmente un vistazo muy universal que está enfocado en el extremo receptor de un sistema gubernamental, el pueblo,  y sutilmente expresada con tonos de crítica al sistema comunista.  Trata de hacer ver  cómo personas que son oprimidas a menudo empeoran su situación con lucha despistada, en lugar de luchar con eficacia insisten en culpar opresor del pasado por los problemas del presente. (Oh, hay un montón de cosas que son problemas del pueblo chino como fumar opio, que fue impuesta sobre ellos por los británicos, en Cuba la culpa era de la corrupcion y la dictadura Batistiana o en los Estados Unidos, el guerrerismo de George Bush)

Una parte especialmente mordaz: un grupo de gatos izquierdistas quieren fundar una nueva sociedad basada en los campesinos y proletarios, “pero no tienen la noción en la cultura del postmodernismo (implica Maoísmo), sobre que fue la  agricultura  o lo que el cosa es el proletariado”.

Escondiéndose en los males de la época anterior al comunismo, con la crítica de los años dell imperialismo Británico, Lao She satíricamente hace una crítica al comunismo.  Cómo las cosas tradicionales chinas como el trabajo y la agricultura han desaparecido en la China de su tiempo bajo Mao.

Claro que no han desaparecido realmente, pero de esto se trata una sátira, que es la exageración para exponer un punto. Lo que quiere decir Lao She es que con el sistema comunista, la ética de trabajo y producción como es la agricultura ha bajado por la pérdida de los nuevos valores que se basan más en la política que en el trabajo para producción.

Igual con echar la culpa al pasado cuando hace recaer la culpa de los vicios del comunismo a la época anterior.  Los que hemos vivido en situaciones parecida podemos identificarnos cuando por años Batista era el culpable de todos los problemas de Cuba así como Bush es el culpable de todos los problemas de esta administración.  En el caso del Opio Británico en Cuba era el imperialismo Yanqui.

Paradójicamente la China de hoy no es la China de Mao que nos pinta en su libro Lao She, sin embargo vemos como años después países ven en el comunismo de Mao la solución de sus problemas.

Pasamos por Mao, Stalin, Fidel, los resultados son palpablemente evidentes, ha sido un sistema que ha llevado al país donde se implanta a la miseria y la opresión.  ¿Cómo es que no aprenden? ¿Cómo es que ignoran lo obvio?