El Peligro del Cambio Climático

Por Alberto Perez Amenper

unnamed (42)Hay un gran peligro por el cambio climático, pero el peligro no es que quieren hacernos ver, el peligro está en que los conversos a esa doctrina están tratando de violar la libertad de expresión.

El senador liberal demócrata  Sheldon Whitehouse  urgió al Departamento de Justicia de Estados Unidos a considerar presentar una demanda  contra las industrias de petróleo y el carbón y otros activistas de grupos de “política conservadora” por haber promovido la negación sobre el cambio climático.

Esto es un paso significativo hacia la criminalización de las diferencias políticas y el uso de litigios y cumplimiento del gobierno para castigar a los opositores en el debate público, o sea una violación de la libertad de expresión.

Otros ya se habían ido más lejos que el senador, llamando para hacer la “negación del clima” un” crimen contra la humanidad,”

No es de extrañarse: lo hicieron a las compañías de tabaco, así que no hay razón para que no puedan hacerlo aquí también —  Esto es diferente pero el precedente es el mismo, y siempre es peligroso cuando  el gobierno federal establece un precedente de imposición en el individuo, porque puede volver luego a una u otra imposición en la vida privada. Cuando se adoptó la postura que el uso tabaco podría ascender a una ofensa legal se abrió una caja de pandora que será difícil de cerrar mientras los liberales estén en el poder.  Cómo buen cubano, fumo ocasionalmente un tabaco puro, nunca he fumado cigarrillos y realmente me molesta su olor, pero esto es algo que se puede controlar sin llegar a imponer una criminalización por el uso del cigarrillo, más cuando esas mismas personas apoyan la legalización  de la mariguana.  Es sencillamente criminalización por motivos políticos.  Y esto es atentar contra los derechos civiles de los ciudadanos.

Ahora hay otras muestras que se está realizando una campaña concertada. Existe una “Carta al Presidente Obama:  Esta es una carta de 20 científicos, más instituciones, apoyando la idea de Whitehouse y pidiendo al gobierno federal a lanzar una demanda bajo la ley de crimen organizado (RICO). La carta fue pronto ampliamente promovida en la Web.  O sea los criminales y las gangas cada día cometen más crímenes impunemente, pero el decir que el cambio climático no es lo que ellos dicen, te hace culpable de un crimen bajo la ley de crimen organizado.

No está claro que todos los científicos que firmaron la carta han pensado cuidadosamente en la tensión entre lo que piden y la libertad permanente de seguir líneas de investigación en el debate público en que el gobierno puede resultar incómoda o poco razonable para la opinión pública.

“No tengo ni idea cómo afecta a la primera enmienda,” dijo un científico de Vermont en un periódico del estado.

Es notable cómo muchos defensores de este esquema parecen imaginar que la primera enmienda protege discurso sólo veraz y aún así no tiene ninguna aplicación aquí porque aunque el escepticismo de clima fuera falso, los que no creen tiene el derecho a expresarse, esa es la libertad de expresión.

Un discurso polémico no tiene que ser cierto.  En la práctica un enfoque de que “sólo la verdad tiene derechos”  da al estado (o a veces privados litigantes y querellantes) un peligroso poder para sofocar la disidencia en los debates que se establecieron. Esto lo conocen bien los disidentes de las dictaduras comunistas.

Es ciertamente extraño ver como muchos creyentes de la doctrina del cambio climático que el discurso que les disgusta es la protesta de los que encuentran en ella verdades a medias, datos selectivamente referencias, estudios científicos que brotan de las agendas, argumentos cuya sinceridad última está abierta a la pregunta, evasión de contar puntos hechos por el otro lado y así sucesivamente. Esto simplemente es abrir la doctrina a un debate, y esto es lo que siempre ha sido la política de los Estados Unidos cómo se aplica en la constitución.

Nada podría ser más común en el pasado que encontrar ambos lados en una discusión con estas técnicas argumentativas.

Siempre ha habido debates en todas las posiciones, Halcones y palomas lo hacen en el caso de la guerra; y proteccionistas y libre comercio y sus intereses laborales y los intereses comerciales también siempre lo han hecho en debates abiertos. Las mismas técnicas también son aceptadas en estos casos  como  estándar dentro del proceso adversario de sí mismo. Pero en estos casos quieren aplicar una ley que  tiene tal soberbia, que es particularmente  correcto el definirse como extorsión ilegal utilizando información dudosa para promover una causa criminal.

 

Deja un comentario