¿EL PROBLEMA ES MADURO?

Por Andrés Pascual
chavez santoEn Estados Unidos se producen rarezas históricas: único país en el que llegó y dobló un presidente de alma femenino por un partido tradicional; además, creado por un importante Padre Fundador, (Demócrata, Jefferson); por el que “correrá” una candidata cuyo alma es masculino: Hilaria “Mentiritas” Rodham…
Apoyo a Trump porque no quiero ver a nadie del partido demócrata en la Casa Blanca; este hombre va a ganar, porque, repito, la venidera elección va más allá del interés de nombres, de partidos… está inserta en el corazón de asuntos vitales como la Seguridad Nacional o la paz mundial, ningún miembro del partido demócrata puede ocupar la presidencia americana en tiempos tan turbulentos y peligrosos, sería la continuación del símbolo de la concesión, reflejo de la desmoralización y de todo lo que tiene al país como “frazada para pisos de habitaciones donde se tiran trastos en desuso”.
Sin embargo, la actualidad político-social decretó la bancarrota moral, la campaña de Donald Trump “Hacer a América grande otra vez”, que significa recuperar sus valores intrínsecos, si es que debemos entenderlo así, es mentira de arriba a abajo, porque nadie puede rescatar a USA del Infierno, culpa compartida por ambos partidos, que permitieron que los penetraran vándalos cuyo objetivo es la ideología sin servir al pueblo con honestidad y entrega, finalidad esclavizante por medio de totalitarismos que germinan ante los ojos de todos.
Los Padres Fundadores existen para hablar basura sobre ellos, ya no son los capitanes eternos, capaces de demostrarse cuánto importaban desde que hicieron e impusieron el documento conocido “WE, THE PEOPLE…”, violado y a punto de mate por intereses mezquinos y oportunismos febriles, a título del desarrollo universal que, en lo social, es un bestial retroceso en la historia del hombre.
Un millón de “dolientes” por la muerte del más grande símbolo mediático antiamericano, racista, revanchista, sobre todo contra los negros de su país, ¿Qué hizo Alí de utilidad para su raza, para la que siente a USA como su patria y está dispuesto a defenderla como patriota, más allá que esclavo de una religión criminal, tan antihumana como antisocial? Y he ahí al hombre que empuña la espada con la inscripción “Hacer a América grande otra vez”, postulado que tiene que dejar fuera de sentimentalismos enfermizos a la piltrafa socio-política Mohamed Alí, en el grupo de vanguardia desecho por “la pérdida”, como cualquier traidor especializado en el trabajo de plañideras por propio beneficio.
En este país ya no queda nada que conservar, por lo que veo, tampoco hombres de absoluta buena intención, que tracen la lucha por hacer realidad el reclamo de lo perdido. A la horar de llamar patriota, hombre magno…cualquier detalle importa; no existe, no puede existir lo mínimo sin valoración, que patria y libertad nunca han sido artículos para subasta.
Hace algún tiempo, Trump solicitó Cooperstown para Pete Rose, yo lo critiqué, porque, a diferencia de lo que cree el mogul, las deudas morales no prescriben para la sociedad sana, mucho menos para las enfermas graves.
El problema es que dentro de Trump, como de casi todos los republicanos, habita un duende demócrata que no pueden eliminar, no es solo replantear fronteras y oponerse a la islamización del país, no, hay otras cosas que ordenar y es tabú mencionarlas hasta para quienes la gente ve capaces por justos y patriotas sin cuestionamientos “pesados” y controversiales.
América está en el medio de un huracán, a pesar de todo, Trump va a ganar, pero, dudo mucho que haga las cosas, las fundamentales, que la traigan otra vez al lugar que la hicieron perder los reaccionarios antiamericanos, traidores no solo a ella, sino a la Humanidad.
El problema venezolano está “de yuca y ñame”, se habla de dialogueros, de intermediarios “allende el mar”, que trataron de convencer al patriota valiente para legitimar y extender la tiranía de Maduro, de todo se habla…
Sin embargo, lo que más me impresionó, además de que Nicolás “sigue y sigue y sigue…” como el conejo del comercial, han sido tres cosas: Maduro mándó a apresar a dos militares, se comenta que el Ejército no lo apoya, vamos a ver si el domingo está en Miraflores, si no…ya usted sabe la historia.
El Presidente de la OEA trata de habilitar la Carta del organismo, harto conocida para los cubanos desde Punta del Este, pero hete que un grupo de países (tal vez debí decir solidarios, peligroso porque no han dicho cuántos ni cuáles), se opusieron; es decir, están a favor de todo lo que se ve en televisión, suficiente para agarrar a cuanto oficialista haya y quemarlo vivo…
Bonita manera de solidarizarse con quienes llaman hipócritamente “nuestros hermanos” ¿Dónde queda la hermandad en el momento crucial y definitorio? Aunque se sabe, regla general, los comunistas nunca pertenecen al grupo de asesinos que, desde hace rato, hacen del mundo tal infierno que ni Dante.
Todo hay que verlo “dialécticamente”, es decir, relacionado y en movimiento: antier escuché a un antimadurista decir “siempre he sido chavista, de nuestro Comandante en Jefe, pero esto no es lo que…” y se me heló la sangre, porque Maduro es todo lo malo del mundo, pero no es el problema, el problema de los venezolanos, como para los cubanos el castrismo, es el chavismo, o ¿Acaso creen que Chávez fue mejor? ¿Nadie es capaz de relacionar las fechorías de Maduro como la herencia, la continuación de lo que planificó y construyó para el castrismo el tirano que mandó a ponerle cubiertos al Libertador? Chávez y Maduro son partes de un todo indivisible.
Señores, tratar de desvincular la acción vandálica y criminal del madurismo (de hecho no existe) de su raíz castro-chavista, SÍ es peligroso, demuestra que están enfermos de la infectocontagiosa.
Vamos a ver, porque, pudiera ocurrir, de acuerdo al grado de chavismo de esa población, se decide su libertad y su soberanía, piense en esto: la reacción internacional, encabezada

Deja un comentario