El Proselitismo Homosexual

Por Alberto Pérez Amenper

tio samNo creo que yo sea homofóbico, todo lo contrario, una persona que tenga una preferencia sexual, ya sea con una persona del sexo opuesto , del mismo sexo también , o con un animal de cualquier sexo o especie, de manera  promiscua, si en su vida diaria es honrado y civil, puede ser mi amigo fuera de su inclinación sexual.

Mi problema es con la militancia homosexual, esa que se esfuerza en decirnos que su estilo de vida sexual es normal y que tengo que aceptarlo.

He dicho que los acepto  como personas, pero no quiero ni puedo aceptar que sus actos sexuales como normales, no lo considero así, porque no lo son para mí, si quieren hacerlo es su privilegio, pero que no me hagan a mí partícipe de algo que no considero mi preferencia sexual, lo cual también es mi privilegio sexual y mi soberano derecho.

Este es el problema.  Ellos sólo piensan en su vida sexual, no son una minoría racial, pudieran considerarse como una minoría religiosa, porque su doctrina es simplemente el sexo, eso es lo que los identifica eso es lo que los hace diferente al resto de la población.  Piensen bien, ¿Qué diferencia hay de un heterosexual de un homosexual? Pues el sexo que practican.  Y este es un sexo que no produce descendencia, no pueden producir hijos, por lo que la única manera para los militantes de aumentar el grupo para fines políticos es el proselitismo y la propaganda para ganar conversos a la vida homosexual.

Por eso ahora encuentran que las figuras de las historias todas eran maricones según ellos, cuando leen un libro de Shakespeare o Cervantes y ven una frase la tergiversa y entonces dicen que Shakespeare o Cervantes  deben  de haber sido maricones y lo afirman, para justificar que todos los grandes hombres fueron maricones, que eso es normal.

Lo que más han usado como justificación del estilo de vida homosexual  es cuando sugieren que el intenso amor entre David y Jonatán en la Biblia, indicaba una relación homosexual. Citan el siguiente pasaje como prueba de su afirmación:

«Angustia tengo por ti, hermano mío Jonatán, que me fuiste muy dulce, más maravilloso me fue tu amor que el amor de las mujeres» (2 Samuel 1:26).

No hay duda de que el amor y la lealtad de Jonatán y David llegaron a ser muy profundos (1 Samuel 18:1-3; 20:17), pero la palabra “amor” en la Biblia no necesariamente se refiere a relaciones sexuales, cuando Cristo nos dice que debemos amar a todos nuestros semejantes, no quiere decir que tengamos relaciones sexuales con todos nuestros semejantes.  Cuando el primer mandamiento dice que tenemos que amar a Dios sobre todas las cosas, no está implicando que tengamos que tener sexo con Dios sobre el sexo con nuestra mujer.

No soy homofóbico, que hagan lo que quieran, pero que no me inventen más historias, si ellos no creen ni en la Biblia ni en Shakespeare ni en Cervantes, lo que gustan son las novelas pornográficas y Michael Jackson, ¿por qué me quieren tratar de convencer con la Biblia que el sexo promiscuo es bueno y normal?

Conozco homosexuales republicanos, y que tienen esa inclinación sin inmiscuirse en la vida de los demás, eso es lo considero normal dentro de la anormalidad.  Lo que considero una anormalidad dentro de la anormalidad es que como en el caso de los negros, hayan creado una militancia con tonos políticos liberales para inmiscuirse en nuestra vida y tratar de hacer proselitismo sexual..

Comments are closed.