El Racismo Moderno…. Vive la différence

 

Por Alberto Pérez Amenper

raismoEl problema racial moderno en los Estados Unidos es, “sui generis”,  algo típico y diferente a cualquier otra parte del planeta.

El racismo ha tomado una sofisticación en que la discriminación no ocurre realmente por la raza, aunque este sea el factor externo que se utiliza como la motivación a la segregación y aislamiento social de la persona discriminada, sino en realidad de acuerdo con la conducta política de la persona discriminada, la raza es sólo una excusa.

Cuando hablan de la discriminación al negro, de la vergüenza de América como nación por la esclavitud, la segregación en el sur y otras situaciones pasadas cientos de años atrás, es simplemente una excusa para el escenario de la discriminación socio-político de hoy en día.

Se ven casos evidentes de negros discriminados con un nuevo rasero en su discriminación, no por su raza pero por su vertiente política.

Vemos casos como el cirujano Ben Carson, el magistrado del tribunal supremo Clarence Thomas, la secretaria de estado Condoleezza Rice, los escritores Thomas Sowell, Shelby Steele, Armstrong Williams, Walter Williams nuestro  destruido representante de la Florida Allen West y muchos otros que escapan mi mente en estos momento, que son virulentamente acusados de “traicionar a su raza” llamados galleticas Oreo, negro por fuera y blancos por dentro, mayordomos del amo de la plantación, Tios Tom, y otros epítetos denigrantes, todo simplemente porque son conservadores y es políticamente correcto y necesario discriminarlos, destruirlos.

Los racistas liberales no pierden oportunidad para destruir sin compasión a cualquier persona de la raza negro que pueda presentar la realidad y ante la falsedad  del llamado racismo negro en los Estados Unidos.

Lo vimos el año pasado con la destrucción de Herman Caín cuando lo acusaron de avances sexuales con mujeres con que tenía relaciones de negocios, y que empezaron a salir de todos lados para acusarlo.  Esto también le pasó a Clarence Thomas cuando su confirmación como magistrado cuando usaron a la militante negra Anita Hill , un peón de los liberales que acusó a Thomas de chantajes  sexuales, para tratar de evitar que un primer negro magistrado que no se ajustaba a la política de la negrura correcta que ellos establecen en su discriminación liberal.

Pero para ver el punto más visible de esta discriminación, se ve en la diferencia del trato a su conducta de los dos Bills.  Me refiero a Bill Clinton y a Bill Crosby.  Las corridas extramaritales que suman docenas de Bill Clinton son excusadas. No importa que haya sido el primer presidente que haya tenido un episodio de sexo oral con una asistente en la oficina oval, no importa que haya mentido sobre eso bajo juramente en el congreso y se haya demostrado su mentira, todo puede ser perdonado. ¿Por ser blanco? No…. por ser liberal. 

Sin embargo Bill Crosby como Herman Caín, sin pruebas tan factibles como las de Bill Clinton, ha sido destruido, vejado, no pasa un día en que no le saquen una mujer nueva y vemos a los mismos periodistas y las mismas feministas que excusaban al “pobre” Bill Clinton, las vemos escandalizarse por las aventuras sexuales de Bill Crosby. 

¿Por qué este ensañamiento con Bill Crosby? ¿Por qué es negro? No …simplemente porque es un negro conservador, y este es un ente que hay que discriminar, que hay que segregar.  El problema no es ser blanco ni negro, no es llamarse William y apódarse Bill, el problema no es de nombre ni color, el problema está en tu preferencia política.

El problema de la discriminación racial en Estados Unidos tiene un color político.  

Comments are closed.