" />
Published On: Mar, Jul 7th, 2015

El Santuario de Satanás y los crímenes cometidos por ilegales

Por Alberto Pérez Amenper

asesinoEstaba viendo hace sólo unos minutos un programa de comentarios de CNN. No es que yo sea masoquista pero me gusta ver todos los puntos de vista, aunque no llego a la capacidad estomacal de ver a MSNBC.

Tengo prohibido por indicación facultativa ver ese canal porque me produce una diarrea y vómitos incontenibles.  El caso es que la gente de CNN dijo que Donald Trump tuvo la suerte de que el asesinato de la muchacha en San Francisco a manos de un inmigrante ilegal ocurriera en el momento en que todos estaban criticando sus declaraciones racistas.Pero el punto es que según las estadísticas cada mes ocurren al menos dos casos de asesinatos relacionados con problemas en la frontera o en las ciudades a manos de inmigrantes ilegales. O sea que no es cuestión de suerte, al contrario todavía le falta otro para justificarse más.

Como hispanos que nos consideran en ciertas áreas a los cubanos, donde no identifican el país de origen, sólo que hablamos español, comprendemos el daño que esto hace a la percepción de muchos hacia nosotros.

Lo vivimos en el caso del Mariel,  cuando Jimmy Carter, el otro Obama, permitió a Fidel Castro a vaciar sus cárceles de criminales, creando una percepción de criminalidad a todo lo cubano, perjudicando a las personas decentes que venían y a los que ya vivíamos aquí.

Esto es lo que no veo que comprende la gente de La Raza, los hispanos debieran ser los primeros que apoyaran el control de las fronteras, son los más perjudicados cuando suceden casos como este.

El individuo detenido por la policía por el asesinato de una mujer joven que paseaba la costa con su padre ha sido identificado finalmente como un extranjero ilegal que había sido deportado al menos cinco veces por inmigración y aduanas del Departamento de seguridad nacional

Sánchez es una prueba de que vidas de los americanos no significan nada para los liberales en comparación con los votantes extranjeros ilegales.

Según un detective de la policía, Lester Knowles, en San Francisco—como lo son la mayoría de las ciudades principales de California–es una “ciudad Santuario” para inmigrantes ilegales que la policía local y oficiales civiles  tienen prohibidos ejecutar la aplicación de la ley federal sobre los extranjeros ilegales que son detenidos o liberados de la cárcel.

Después de arrestar al sospechoso,  Francisco Sánchez, el jueves, agentes del ICE confirman que el sospechoso era un extranjero ilegal y registros de ICE revelaron que Sánchez había sido previamente deportado cinco veces, más recientemente, en 2009 y es de México. Según det. Knowles, reingreso en los Estados Unidos después de la deportación es un delito penado con hasta 20 años en prisión federal. Sin embargo, bajo la política de inmigración indulgente del Presidente Barack Obama, nadie es  condenado o encarcelado por cualquier cantidad significativa de tiempo.

El  historial criminal de este pobre inmigrante discriminado,  incluye siete convicciones de delito previo, que implica violencia y acusaciones de narcotráfico.

¿Cuántos más estadounidenses serán sacrificados en el altar de estupideces políticamente correctas de Obama que rutinariamente lleva a los ciudadanos a ser asesinados, incluyendo oficiales de policía?, preguntó ex oficial de policía NYPD, Iris Aquino, una funcionaria del orden Latino. “Esperemos que este caso causará bastante indignación contra esto y que las políticas de la ciudad Santuario de San Francisco cambien” dijo Iris..

Lo siento Iris, comprendo y comparto tu frustración como hispano, pero mejor buscas un butacón para sentarte cómoda, porque la espera a tus deseos será larga, tan larga como tengamos a los liberales en situaciones de poder.

 

About the Author