EL WATERLOO DE NAPOBAMA

Por Alberto Perez Amenper

opnabamaEl fracaso de la política exterior de Obama sólo tiene un punto de análisis: el desorden que ha creado o si la ha creado a propósito.

El símbolo de una política exterior fallida es que puede ser defendida sólo  ridiculizando a sus críticos. Este complejo de insultos demuestra la ausencia de ideas viables-. Así particularmente el Presidente Obama ha recurrido cada vez más a esta práctica en respuesta a las críticas de su manejo de asuntos exteriores criticando a los que los denuncian. Pero un examen sobrio de las políticas exteriores de la administración lleva ineludiblemente a la conclusión de que la casa blanca está fallando a nivel mundial.

Tomemos primero el ejemplo de Ucrania. Desde el inicio de la crisis , el Presidente y varios funcionarios han hicieron declaraciones  en apoyo a Ucrania, sólo para seguir con las sanciones relativamente insignificantes en respuesta a la agresión rusa. Apenas se ha notado en Moscú temor a las sanciones, razón por la cual las medidas de los Estados Unidos hasta la fecha han servido sólo para producir escarnio generalizado en Rusia, y más acciones militares por Moscú-

En el medio oriente, las negociaciones del Tratado nuclear con Irán ahora al parecer no sólo no lo envió al Senado para su ratificación, pero las negociaciones que inició con el objetivo de no permitir a Irán obtener armas nucleares están terminando con una casi garantía de que las  tendrán. No sólo ellos las tienen, pero se permitirá que sus centrifugadoras puedan producir plutonio  en bunkers subterráneos para protegerlos de los ataques aéreos.

Sólo para demostrar su buena voluntad en un momento crucial en la negociación, el líder iraní condujo las masas en un canto de “¡ muerte a América”, que la administración Obama desestimó como retórica sólo para consumo interno.

Este es el mismo gobierno iraní que apoyó la caída de la capital de Yemen, ganando un plan potencial para encontrar y matar a las personas en la región que han sido útiles para nuestros intereses nacionales.

Una toma de posesión iraní de Yemen significaría que los iraníes controlan tanto los conductos de petróleo de Arabia Saudita por donde deben pasar para llegar al mundo. Irán y Arabia Saudita comparten el estrechamiento del Golfo Pérsico en el estrecho de Ormuz, control de Irán de Yemen plantea una amenaza existencial a los sauditas. Esto explica por qué la fuerza aérea Saudí ejecuta misiones de bombas contra las posiciones rebeldes respaldados por Irán.

Irán también ha intervenido en Iraq y con apoyo aéreo de Estados Unidos, el ejército “Iraquí” está luchando contra el estado islámico de Irak y Siria (ISIS). Sin embargo, para cualquier persona prestando mucha atención, esta lucha es algo ilusoria,  después de derrotar a ISIS en la ciudad de Amerli, los “buenos” Iraníes quemaron las casas de todos los residentes musulmanes sunitas creando más apoyo a ISIS de la mayoría sunita.

Isis sigue su avance tomando las principales ciudades y amenazando a Bagdag, el presidente Obama ha tomado la medida de enviar a 500 militares como asesores, una medida que por lo débil parece ridícula.

La revelación de que la administración ha publicado información sobre el programa nuclear de Israel practicamente termina nuestra alianza con la única democracia en la región

Es más, ninguno de los aliados de Estados Unidos puede depender de la CIA para obtener información o confianza que puede participar en un acuerdo de intercambio con las expectativas normales del secreto.

Una vez que la confianza se rompe con un antiguo amigo, cada amigo actual se convierte necesariamente sospechoso

Esta decisión arisca por Obama tras su fallido intento de asumir electoralmente el gobierno israelí es un golpe devastador a los esfuerzos a nivel mundial de nuestra nación para rastrear y detener a las redes terroristas y tendrá ramificaciones que durarán décadas.

En Egipto, Obama es visto como el enemigo del gobierno que ha declarado sus aliados a la Hermandad musulmana que son enemigos del estado.

Todo esto sin mencionar como el esfuerzo de guerra de Libia de Obama terminó con la muerte de su embajador y otros tres oficiales americanos por una multitud de afiliados al Qaeda.

Resulta chocante que un hombre cuyo primer esfuerzo importante de política exterior fue construido alrededor de su discurso “Un nuevo comienzo” en el Cairo en junio de 2009 podría haber sido tan mal dirigente,  sobre todo en la región más peligrosa del mundo. Sin embargo las guerras en la región son legado de Obama y como el acuerdo nuclear iraní y las declaraciones recientes de Obama de que no tiene una estrategia contra ISIS demuestra que  el desorden que ha creado no tiene una solución como no sea una derrota total en todos los frentes.

 

 

Comments are closed.