Empezaré a sonreir cuando los jerarcas castristas caigan fulminados como insectos

Por Luyanó Havana

105664_600

No me importa lo que pase con Kaϟϟtro el viejo, ya le toca por naturaleza irse para el otro barrio. No celebraré, reiré o saltaré como lo hice con Chavez.. No hay que celebrar que un pedazo de HP muera en la languidez de sus días (a no ser que alguien, para llevarse alguna gloria, le asfixie o le tire de la cama) porque el relevo hace rato que existe, en la figura de un “monónimo” que intenta estirar la cuerda con la que, realmente, se debiera ahorcar.

Empezaré a sonreír de nuevo cuando los jerarcas caigan fulminados como insectos, cuando sus familias pierdan hasta el último centavo del oprobio afligido, cuando los tanques salgan a poner orden después del necesario desorden, cuando la gente salga a protestar en masa, no en Palmarito del Guayabal o en San Perico de Bolondrón, sino en L y 23 o frente al Capitolio, en La Habana.

Empezaré a esbozar una sonrisa cuando las cárceles se vacíen para llenarlas de las ratas que medraron, de los letrados que acusaron, de los uniformados que abusaron, de los desdentados que chivatearon.

Mientras esto no ocurra, no me importa lo que diga o haga Gente de Zona o algún turidisidente, no me importa que se asile Alarcón u otro cabrón. Por desgracia, no está en mis manos cierto tipo de justicia!.

Comments are closed.