En caída libre popularidad Hillary Clinton para el votante estadounidense

Por Carlos Carballido

ap_hillary-rodham-clinton_ap-photo-640x469La Candidata  presidencial por el partido demócrata, Hillary Clinton, está en problemas y muy serios: Una encuesta de la AP-GFK ( de tendencia liberal ) concluyó  que el índice de aprobación de la ex Secretaria de Estado se ha deslomado entre los estadounidenses,  incluyendo a los de su propio partido.

La única carta de triunfo con que cuenta hasta ahora el equipo del Burro,  está  siendo considerada como una persona  deshonesta y poco compasiva , de acuerdo al sondeo realizado  que asegura que  solo el 39 por ciento de la población  ven a la Clinton de manera favorable pero más de la mitad  tiene una opinión negativa de ella.

Si esta encuesta la hubiese hecho Fox no fuera tan preocupante para los demócratas. Pero viene de la AP y el resultado es interesante. Una vez más se demuestra que en el fenómeno de la comunicación social y los medios de prensa existe un factor llamado mediación que impide que el público se trague toda la píldora que se le vende porque, y gracias a dios, existen procesos cognitivos y reflexivos que permiten valorar  propuestas  de manera inteligente y previsora. El ser humano tiene un cerebro y no por gusto.

Los votantes americanos, la mayoría silenciosa, son mas prácticos que  románticos y ese es el problema  que no se acaba se comprender.  Cada cuatro años se le pasa la cuenta al partido de turno si este no ofrece mejoras a esa masa  que por lo general es más propensa al bienestar que a la agenda política.

De acuerdo con la encuesta de la AP, cuyo margen de error es de +/- 3,4 puntos porcentuales,  el índice favorable de Hillary Clinton entre los demócratas ha caído 11 puntos desde abril, ya que sólo siete de cada 10 demócratas la ven con buenos ojos, en comparación con una cuarta parte de los demócratas que “ahora dicen que ven a Clinton en una luz desfavorable.”

Pero eso no es todo. Lo más preocupante para la señora  es que sólo 4 de cada 10 votantes en la encuesta la vieron como “compasiva” y sólo 3 de cada 10 pensaba Clinton era “honesta”.

Su probada complicidad con los sucesos de Benghazi , el escándalo de los correos electrónicos borrados ,  el incremento de su fortuna personal a través de la Fundación Clinton y turbios manejos y negocios nucleares a través de ella a favor de consorcios rusos , son asuntos a los que deberá enfrentarse la candidata  cuando se vea cara a cara con el contendiente de los republicanos.

Los estadounidenses saben que no hay manera de confiar en una persona que  no ha sido transparente  y que en cambio pregona que  quiere ser una campeona para los americanos, aspecto que los votantes no están viendo de esa manera, sino todo lo contrario.

Los votantes encuestados  señalaron que  dejaron de ver a  Clinton como una líder  inspiradora o decisiva, dos cualidades más que a menudo quieren en un presidente. La encuesta encontró que “el porcentaje de encuestados que llaman Clinton al menos algo inspiradora también resbaló del  44 por ciento al 37 por ciento” y el número de votantes que creen Clinton es “al menos algo decisiva”  descendió del  47%, nueve puntos porcentuales desde el mes de  abril.

¿Que sucederá?, nadie sabe y es muy prematuro. Lo cierto es que las encuestas dicen que al candidato republicano que quede en el ruedo, le será muy fácil ganarle a la Clinton, si es que no se deja intimidar  por la prensa que nos obliga a ser políticamente correcto. El camino electoral es interesante y promete un buen show… a ver si nos salen con una estupidez al final como la de Romney con Oabama