ENTRE EL DÍA Y LA NOCHE…

maria corina y bertha aeropuerto

Por Andrés Pascual

Bertha Soler está en Miami de nuevo… la cosa se está poniendo que, tal vez en poco tiempo, quizás ya, cuando cualquiera de sus apoderados la vea, el recibimiento pudiera ser ¿Y qué Berhta? una palmadita por el hombro y a  “seguir echando”; porque, un poco más y vive aquí: sale pa’cá cuando quiere y a la hora que ¿quiera? No, que ENTIENDAN los que manejan su estado de “dirigente-paladín-heroína bajo contrato”.

Habló con Obama de la mano de la FNCA, especialmente de Mas Santos y del Joe y “no pasó ná’”, yo pregunto, si hubiera sido otro-a quien aceptara la invitación, aunque fuera por cortesía, para “discutir en el más alto nivel político posible la libertad y el futuro de Cuba” ¿Cuándo volvía a levantar cabeza entre los exiliados poderosos?

Y que nadie se me aparezca con el viejo y gastado “estás dividiendo al exilio”, porque ya no hay exilio, nos queda moral a algunos, pero sin apoyo ni trascendencia.

¿Por qué en Cuba no se hace lo que en Venezuela? Porque el pueblo es castrista hasta un 85 % todavía y con “Obama regulando y Raúl reformando…”

Definitivamente, nadie “tumba lo que le gusta”, ese pueblo teme, sí, perder al castrismo, que es la fuerza moral de la lacra y, como que esa población se pervirtió voluntariamente hasta el tuétano por intereses personales, conformistas e ideológicos, responsabilidad de los padres y abuelos de los 60’s y 70’s, que le entregaron la formación de los niños y jóvenes al castrocomunismo para ahorrarse un plato de comida de la libreta con la Escuela en el Campo, o para lograr méritos partidistas que le permitieran estudiar medicina falsamente gratis… Bueno ¿Para qué seguir si todo el mundo conoce este capítulo?

Pero toda la tragedia nacional, que solo sufren algunos realmente en Cuba y aquí, todo el frente Moderno de lucha contra el castrismo es un estercolero por donde quiera que se mire, da igual la derecha que la izquierda, con buen average para el ambidextro.

La libertad de Cuba es un grant, disfrutable a ambos lados del Caribe, y un papel protagónico permanente; el que no se pegue a cualquier tendencia muere en sentido figurado; las verdades las ahogan echándole la grada encima al que se atreva, porque “yo sí, tú no…” o “¿Quién es este-a?”, así han nadaddo los vividores desde 1959 y así emplean a otros tan vividores como ellos, “new wave”, para seguir vacilando, dejándoles caer su “calderilla”; porque, como tiburón, “se bañan pero salpican”.

En Cuba han muerto gente tan patriota como los verdaderos patriotas y exiliados, todavía algunos están vivos; pero frustrados, decepcionados de todo y de todos… Es la amargura por el fracaso generacional, no es para menos.

Bertha Soler, pacifista de monumento como el Guillao Fariñas y la ganga, se encontró con María Corina en la ciudad, creo que en el Aeropuerto y realizó el llamamiento de la cartilla vigente: “Cubanos, fuera de Venezuela”. Bertha, cubanos no, castristas, que cubano soy yo, no sé tú, porque no acabo de adivinar qué tienes bajo la mamga, si una carta o una pulsera, aplícate y respeta o ¿Acaso no puedes sacudirte el polvo del camino ni con los viajes, los dólares y las becas a tus hijos para que estudien aquí?

Entre María Corina Machado y Bertha Soler media un tratado de filosofía de distancia: la venezolana no es pacifista, es el símbolo de la redención de su país y está en peligro de muerte.

La “mujer nueva DE LAS DAMAS DE BLANCO con características atípicas” no es pacifista, no simboliza nada para su país ni va a morir por objeto de la represión; es, sencillamente, otra oportunista quién sabe con qué lazos atada al regímen… si lo está con Joe García y con Obama ¿Por qué tengo que dudar lo que crea y negarlo o mostrarme apático como los HIPÓCRITAS o asalariados? Ni de juego.

La diferencia ante el problema patriótico entre María Corina y Bertha son pequeñas, como entre el día y la noche, así nada más.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*