" />

¡ES QUE HAY MUCHO TERROR…!

CUBANOS FIRMAN POR VENEZUELA CONTRA OBAMA

Por Andrés Pascual

Lea la siguiente información publicada en el Nuevo Herald:

http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article17456828.html

¿Qué moral tiene ninguna delegación oficial al Abismo itsmeño, después de que “los anfitriones” detuvieron y amenazaron con deportarla a una joven que le asesinaron al padre por exigir democracia para Cuba? Los criminales estarán sentados allí y siguen matando en Cuba cómo, cuándo y a quién les dé la gana.

A la luchadora Rosa María Payá la advirtieron de que “no creara problemas”, entendible como “no poner bravos a los miembros de la pandilla raulista”, sobre todo, porque llegó con pruebas demoledoras de un crimen monstruoso, de impacto mundial, si cabe y queda un ripio de verguenza en el mundo.

“El miedo es que se les vaya Raúl”, o que tome alternativas de “respuesta rápida”, como golpearla su división de salvajes y asesinos dispuestos a abusar bajo protección de inmunidad diplomatica y eso sí sería digno, no de un circo ripiera como esa concentración hipócrita, sino del RINGLING BROS, porque Rosa, que está exiliada por amenazas fiables contra su vida, la de su hermano y la de su madre, no turistea el mundo con cánticos de coros medievales gastados, sino con la memoria acusadora de su padre a mano, otra víctima del castrismo, de los americanos comunistas, de “Su América” y de medio mundo.

A exigir justicia por el asesinato de Osvaldo fue Rosa su hija a esa basura contagiada del virus castrista desde hace rato ¿Ningún país tiene el valor de abandonar la comelata por ese tratamiento malicioso en contubernio? ¿De qué solidaridad, de qué hermandad hablan? ¿Lo sabe el BIRRA?

El tipejo de la ex Casa Blanca debía ser el primero en cumplir el mandato de exigencia obligada contra la tiranía por el crimen de Payá, y de reaplicar sanciones mil veces mayores que las que tiene a punto para retirárselas, ya no son terroristas los mismo que no solo mataron al opositor, sino a decenas de miles, a fin de cuentas, es la forma de castigar a sus socios militantes del islamista antiamericano a cargo.

Históricamente, todo resulta al revés cuando de oposición a la tiranía se trate, porque la verdad cubana, la tragedia nacional cubana, nunca ha contado para la Academia comunista en la entrega de la churriosa estatuilla, por lo que adivinamos que Obama estará allí porque no puede perderse un momento estelar de estrella circense de pacotilla, que, por supuesto, SE VA A ROBAR EL SHOW al darse el gustazo de reunirse, precisamente y muerto de la risa, con el mayor criminal de todos los que estarán en esa basura ¿En qué bando está el Gobierno Panameño? ¿Qué le interesa más, “lucir su reunión” como quien está compitiendo por el trofeo de “mejor de todas hasta hoy” o comportarse con el humanismo y la rabia obligadas contra el atropello y el crimen de que es objeto un supuesto y cacareado “hermano”?

Es vergonzoso y creo que nunca se “obligó” antes a ningún pueblo a comprometerse y representar a la población de otro, porque, donde debió efectuarse una protesta con recogida firmas, no hubo quórum (foto de “combatientes fidelistas” en Radio Majaguabo).

                                                                                                                              

Resulta que la tiranía “obligó” al pueblo de Cuba, para que ayudara a engordar la carpeta, contra “las amenazas fundamentadas en los planes de invasión del pro terrorista musulmán Obama” a Venezuela…

A estas alturas se puede decir, con autoridad, que la mierda en Cuba desborda la taza, pasan los años y el ridículo, la desverguenza y la absoluta escasez de moral y de principios continúa como símbolo de lo que, por esos detalles, nadie puede arriesgarse a llamar a muchos “cubanos”.

Entre 1960-1963, entraban a los cementerios por oleadas, llevaban “el cadáver del Tío Sam” para prenderle fuego a la caja sobre la primera bóveda que vieran; de ahí “pa’ la concentración”, a escuchar a un compañero de la ORI que los instruiría en cómo recibir al invasor y desalmado yanqui, compañero comunista que, además, perfilaba la tergiversada concepción del pueblo de Lenin, camarada de verdadero principio humanista y solidario, que le habían impuesto al pueblo los propios americanos y sus títeres en los gobiernos desde 1902-1958; prefacio de la sostenida “lucha de ideas”. En esa época lo hicieron porque estaban aterrados, pero los acompañaba una conga y el ambiente, tan de fiesta como festinado, no daba esa impresión.

Cuando “bajaron” desde Las Villas en trenes los “heroicos milicianos” (alrededor de 400,000) que “habían derrotado a los bandidos (más o menos 10-15,000) en la limpia del Escambray”, todos los pueblos los recibían henchidos de orgullo por la misión cumplida por y para Fidel. Recuerdo que estuve en la estación de trenes de San Cristóbal y disfrute muchísimo cómo aquellos irresponsables, célula originaria del anticubano de hoy, se mataban entre ellos por tiros escapados de uno a otro.

Acitud macabra de quien no se perdía un muñequito ni una película de terror, clásico lector de las series LOS CUENTOS DEL GATO NEGRO o de LOS CUENTOS DE BRUJAS, saboreé (de satisfacción morbosa, que no predilección gastronómica) cómo la cabeza de uno de aquellos hijos de puta, abierta en dos tapas y los sesos al lado, cayó de un vagón por un tiro de FAL casi a mis pies; se comentó que fueron más de 200 las bajas del “heroico Ejército Robolucionario y abusador”, por “fuego, más que amistoso, cómplice, compinche y militante”, pero el pueblo los aplaudió, les tiró besos y les obsequió flores de buena fé y mejor tinta, que todavía escuchó los vítores y clamores por la recepción a los triunfantes y cobardes bolcheviques tropicales.

Nunca creí que el pueblo entusiasmado estuviera “aterrado” para llamar a la “LIMPIA DEL ESCAMBRAY”, como la bautizaron aquellos cobardes, o “LUCHA CONTRA BANDIDOS”, UNA COBARDÍA COLOSAL, UNA HIJEPUTÁ DE MAYOR CUANTÍA; por lo que, desde mis 13 ó 14 años, entendí que la gente lo decía, y lo ratifica aún, para condonar deudas morales con la patria por la ausencia absoluta del valor moral y de los principios necesarios para rescatarla.

Cuando comenzaron los fusilamientos, era común que pandillas progromistas corrieran detrás de los carros que llevaban a los que serían procesados y ejecutados gritando PAREDÓN sin misericordia; muchas veces fueron sobrinos, hijos de amigos, cuñados… el grito fue definitorio, de conciencia siempre: ¡HAY QUE FUSILAR A ESE GUSANO! un millón de veces mejor y más decente que quienes apoyaban y/o ejecutaban el acto salvaje.

Hombres, mujeres, viejos y viejas que llevaban hasta niños para que gritaran, en mi pueblo hubo dos que se hicieron famosas y perdieron sus apellidos: BLANCA y VITA PAREDÓN, la primera se cansó de visitar el Norte; la otra, que fue adventista durante “el batistato” y muy batistiana, murió en Houston junto a uno de sus hijos. No me caben dudas de que también estaban aterrados, aunque sé que aquello “les salía del alma hacerlo”, especie de cumplimiento de otra tarea del compañero Fidel para defender la Robolución.

¿Cuántos actos, aceptados y apoyados por un terror tan sospechoso como hecho a la medida de un pueblo que, nadie adivinó, ocultaba tanta envidia y bajas pasiones?

Hoy están firmando contra su salvador Obama (y del chavismo), en todas las provincias. Maduro quiere 10 millones, va a sobrepasar la parada y, si trae material a EUA, sobre todo a la Florida y en especial a Miami y a Tampa, con seguridad que tendrá más de 500,000 ¿A qué no adivinas por qué razón, según Yusnabi el del blog, hacen colas para apoyar “al pueblo venezolano”? Coño, no me digas que no adivinaste; ¿POR QUÉ VA A SER? POR TERROR COMPADRE, POR TERROR…

 

About the Author