ESTADISTICAS DAN LA RAZÓN A DONALD TRUMP PESE A DESCALIFICACIONES

Por Carlos Carballido

trump-victims-families-AP-640x480Odiado y querido es como pudiera  definirse al candidato presidencial ,Donald Trump,  quien ha pasado a encabezar las encuestas  independientes de favoritos a la Casa Blanca pese a los ataques virulentos que recibe por la prensa hispana de Estados Unidos, dependiente en su mayoría del rating mexicano  y no del sentido común o el apego a la verdad.

Su discurso es tan directo como virulento pero, pregunto… ¿qué verdad no lo es?  Trump  es acusado de estar dándoles armas a los Demócratas para triunfar en las venideras elecciones presidenciales. Tal vez sea cierto como también lo es que el planteamiento de sus acciones de campaña electoral han causado más seguidores en el votante americano que lo que en verdad informa la prensa hispana y liberal de estados Unidos.  Lo peor e incómodo  es que ha desempolvado temas que ,obligatoriamente , serán revividos a fuerza y presión de la poca prensa conservadora, en los debates republicanos  del  mes de Agosto.

Quieran o no, nos guste o nos moleste, el magnate Trump está encabezando las encuestas de los votantes del partido y es debido a que su discurso, casi cruel,  abrió la Caja de Pandora en cuanto a dos temas medulares que están recayendo sobre las espaldas del contribuyente norteamericano o  inmigrantes legales  en EE UU: El alto costo de una inmigración ilegal -en cuanto a carga pública y delincuencia – y por otro lado la necesidad de devolver a la nación todos los trabajos que se han marchado del país  debido a las políticas económicas fallidas aplicadas por las administraciones de turno.

Cuando Trump dijo que México está mandando lo peor por sus fronteras, lo hizo basado en las estadísticas.  Tanto el Departamento de estado y la inteligencia  (CIA, DEA, FBI, ) señalan a esa nación como la principal suministradora de drogas y lavado de dinero a EE UU.  Muchos los justifican apelando a la demanda pero como acción ilegal tiene libre tránsito por una frontera descuidada y porosa a más no poder. Si bien es cierto que sin demanda no hay drogas, también sin drogas , el consumo fuera casi nulo.

Datos del Centro de Estudios de Inmigración  indican que hace un lustro  el 57 por ciento de los mexicanos  inmigrantes están usando algún tipo de ayuda social (Walfare) lo cual los sitúa como la nacionalidad lationamericana  más dependiente de la  asistencia pública nacional. Cinco a;os despues se duda mucho que estas cifras hayan bajado  sino que pueden haberse duplicado debido a la porosidad de la frontera.  La Teoría de que pagan impuestos se vuelve insustancial ante esta cifra porque poco más la mitad de esa nacionalidad recibe mucho más de lo que puede aportar al IRS ya que lo ganado suele ser enviado en alto porcentaje como remesa y no como inversión y consumo en suelo norteamericano.

Recientemente el Centro de Información de Reclusos de EE UU  reveló que el 74 por ciento de la población penal  es de origen mexicano en primera o segunda generación  solo superada por Colombia que apenas cuenta con un 4 por ciento de reclusos en instituciones penales de EE UU.  Las cifras  son alarmantes porque  indican que los inmigrantes ilegales, específicamente mexicanos,  ya no vienen  solo a trabajar  para apoyar a sus familias sino que también a delinquir de alguna manera, según revelo un estudio de La Universidad de Massachusetts

La excesiva tasa de natalidad de inmigrantes ilegales latinoamericanos, que según el Censo de EE UU,  es de 7 hijos por parejas, hace que los indocumentados reciban más ayuda de gobierno  para esos niños, sobre todo en medicare que es del 67 por ciento ,  pero como efecto colateral está creando serios problemas en la educación de los jóvenes y en la calidad de sus vidas por hacinamiento y falta de privacidad al crecer, lo cual los impulsa a ser víctimas de la delincuencia organizada.

Quizás en lo que falló Trum es en el modo de decir estas verdades que por lo general se prestan a malinterpretación por el socorrido epíteto de racismo que gusta tanto a la prensa hispana y liberal de EE UU. Pero como quiera que haya sido dicha , NO es una mentira  que se pueda desmoronar  con estadísticas sino todo lo contrario. Y esto es lo que el votante americano está viendo y tenía demasiados deseos de que alguien lo dijera en nombre de esa masa silente.

Para colmo de placeres, en los últimos días varios ciudadanos norteamericanos de buena conducta han sido asesinados por inmigrantes ilegales de origen mexicano en California, Texas y Nueva York. Loa criminales, en su mayoria mexicanos y centroamercanos, habían sido deportados varias veces y que debido a la política de Frontera Abierta de Barack Obama volvieron a entrar al país como Pedro por  su casa y fueron a parar a esas ciudades santuarios que no hacen nada cuando de ilegales se trata.

Trump ha aprovechado estas circunstancias y ha logrado que la nación, -y los familiares de las víctimas-  vean un problema que hay que resolver y que ha obligado a otros candidatos como Jeb Bush y Rick Perry a referirse a la necesidad de eliminar esas ciudades santuarios.

Si el magnate de la Construcción y el entretenimiento tiene chance o no, yo no me aventuro a afirmarlo. Agosto definirá las cosas. De lo que si estoy seguro es que el pintoresco  multimillonario ha obligado a que todos los candidatos hablen de lo que ellos no pensaban ni toca con el pétalo de una rosa.

Como quiera que sea, el tipo puso las credenciales en la mesa  y los votantes no querrán escuchar otra cosa que hasta hoy ha sido más de lo mismo.

Comments are closed.