" />
Published On: Lun, Sep 4th, 2017

ESTADISTICAS INDICAN QUE DACA NO ES LO QUE NOS VENDEN LOS MEDIOS

Redacción

Mucho se ha filtrado sobre la decisión que tome el presidente Donal Trump sobre la polémica Acción Diferida para la niñez conocida por DACA por sus siglas en inglés. Existen sentimientos encontrados y defensas a ese programa que el expresidente Barack Obama emitió pasando por encima del congreso tal y como lo estipula la Ley en materia de inmigración.

DACA fue lanzado hace cinco años para otorgar permisos de trabajo y protección contra la deportación a los extranjeros ilegales que llegaron como niños y habían vivido aquí durante cinco años  y que los medios bautizaron como  los “Soñadores”. La suposición con la que Obama bautizó este acto inconstitucional es tan buena como la de cualquiera pero a ciencia cierta el gobierno federal no ha dado los suficientes datos como para dar un criterio valorativo de si es factible darle continuidad o eliminarlo como quiere la administración Trump.

Los medios oficiales solo ofrecen datos generales del DACA que no van más allá de sus países de ciudadanía, estados de residencia, edad, sexo y estado civil (a pesar de que internamente  recoge mucha más información, incluyendo el modo de entrada, educación, antecedentes penales y dominio del inglés).

Debido al hermetismo de los datos y la especulaciones de que los más de 800 mil soñadores son estudiantes excelentes y profesionales que serán imprescindibles para el país, el investigador Roberto G. González de la Universidad de Harvard  se dio a la tarea de realizar algunas encuestas en un proyecto denominado National UnDACAmented Research Project en el cual se aprecian algunas advertencias importantes que pueden arrojar luz sobre este tema.

En un seguimiento a 2 mil beneficiados y con entrevista directa  a una muestraextra de 200 de ellos , lo cual resume una muestra confiable, se descubrió que solo el 22 por ciento de estos sonadores con edad requerida  han obtenido un título universitario mientras que el 73 por ciento de todo el universo prefiere vivir en un hogar de bajos ingresos  con los cuales califican para beneficio como cupones de alimento , internet gratis, almuerzos escolares gratuitos y  otros beneficios como el plan 8. Ese porcentaje indica que prefieren ser mantenidos de gobierno y no emprendedores como se nos quiere hacer ver por políticos y medios liberales.

De los encuestados, el 21 por ciento ha abandonado la escuela secundaria.

Un 20 por ciento prefirió no ingresar a la secundaria y no manifiestan ningún deseo de continuar estudios.

De los beneficiados de DACA,  el 59 por ciento obtuvo un nuevo trabajo respaldado por sus documentos legales pero solo un 45 por ciento declaran sus ganancias reales.  Igualmente la gran mayoría no aspira a integrarse al sistema de servicio social en EE UU sino que prefieren trabajos poco remunerados o que paguen en efectivo para evitar declaraciones de impuestos y mantenerse en estadísticas de pobreza para calificar en ayudas de gobierno

La investigación demuestra que los logros de ese universo  es apenas escaso y continúan siendo carga pública en su mayoría. Algunos beneficiados de DACA sobrepasan los 30 anos . Claro que hay excepciones pero la proporción es uno entre cien.

Nada de este estudio, que un no concluye,  sugiere que estas personas no deberían ser consideradas para un programa de amnistía o legalización, sino que sugiere que  los argumentos a favor de tal programa son, en gran parte,  políticos y no económicos.

Los soñadores también han cometido un gran error: ponerse al lado de los antiTrumps enarbolando consignas socialistas y participando en actos violentos. A muchos se les ve portando banderas de sus países , camisetas con la imagen del Che Guevara o de la Hoz y el Martillo, símbolos totalmente antiamericanos. La limosna con escopetas casi siempre termina por negarse. La pelota está ahora al lado de Trump.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>