ESTRATEGIA

Por Alberto Péunnamed (31)rez Amenper

En un alarde de genialidad pura con un pensamiento estratégico casi divino nuestro querido líder y Mesías salvador, Barack Hussein Obama,  resolvió la  amenaza ISIS demostrando ser un verdadero visionario.

Con un proceso de habilidad gloriosa nuestro líder nos presentó su nueva estrategia la cuál se realizará siguiendo la antigua estrategia, pero realizada ahora de la manera más perfecta posible, exactamente como se realizó antes pero elaborada otra vez de manera tan perfecta como antes. Ahí está el detalle de la estrategia, explicada para que todo el mundo pueda entenderla con la transparencia que ha caracterizado al el gobierno de nuestro divino comandante en jefe. padre de la nueva patria y progenitor de la estrategia de efectividad

impecable.

En un pensamiento profético nuestro líder nos dio un avance de los resultados de su estrategia,  antes de que sucedieran los hechos de París, cuando el  viernes en Good Morning America de ABC, Stephanopoulos preguntó a Obama si ISIS estaba ganando en fuerza.

Nuestro glorioso lider contestó explicando la gloriosa estrategia.

“Creo que están ganando fuerza”, respondió Obama. “Lo cierto es que desde el inicio, nuestro objetivo ha sido primero dejarlos que cogieran fuerza para luego contenerlos nos hemos contenido a la vez que los hemos contenido.

No han ganado terreno mucho más de Irak, Siria, Libia, Tunesia y algunas partes adyacentes así que no se ve esa marcha  sistémica de ISIS más allá de este  terreno”.

Como todos saben París no está más allá de ese terreno, está dentro de ese terreno, porque París es la ciudad Luz y hay luz en la tierra, porque si no hubiera luz la tierra estaría en tinieblas, así que cómo nos informan los voceros de la Casa Blanca los ataques de París confirman las palabras del estratega en jefe de que la marcha sistemática de ISIS, no ha ido más allá del terreno al que lo hemos contenido.

Elaborando más sobre esta transparente y genial estrategia, nuestro querido líder nos explica que sería contraproducente el poner tropas en el terreno donde hemos contenido a ISIS, la estrategia es simplemente seguir la exitosa estrategia que ha dado tan buenos resultados que se ha seguido hasta ahora de liderear agresivamente desde atrás. 

Simplemente de una manera genialmente estrategica, se tirarán algunas bombas en lugares quirurgicamente seleccionados, para ayudar a las tropas de Rusia y de Irán con algunos hermanos socialisas de Cuba, que estarán en el terreno y que se encargarán de destruir a ISIS. 

Poner tropas en el terreno daría presencia a los Estados Unidos en la región y no permitirían a Irán y Rusia en una sagrada alianza Islamo-socialista, ocupar completamente todo el territorio del Medio Oriente, la estrategia es darles la oportunidad de que se hagan los dueños de la región mientras nosotros miramos estrategicamente desde atrás.

La estrategia es que Iran y Rusia ocupen todo el territorio para que puedan tener la posición estratégica y la oportunidad de poder después hacernos una visita amistosa a nuestras playas.

Pero nuestro querido líder en su grandiosa sapiencia y bondad, no ha anunciado que no tenemos que esperar hasta entonces, en una noticia recibida con alborozo en toda la nación nuestro benefactor en jefe de la patria nueva nos dijo que sería ir contra nuestras tradiciones humanitarias el no aceptar a sus hermanos musulmanes espías sirios, digo, a los refugiados de la religión de paz islámica procedentes de Siria- Que vamos a abrirles nuestros brazos, nuestro corazones y otras partes de nuestros cuerpos frontales y traseras, recibiendoles en nuestros hogares, en la más profunda tradición altruista americana,  para que tengamos un avance que pueda prepararnos para lo que vendrá cuando Rusia e Irán sean los dueños del Medio Oriente.

No cabe duda que el divino estratega dejará sellado su legado con estas últimas estrategias en su último año de gobierno. 

No sé cómo podremos estar sin el estratega en jefe, lo vamos a extrañar con una nostalgia abrumadora y agobiante. 

Pero cómo dijo la también gloriosa Hillary Clinton, “¿Qué importancia tiene eso?  Aquí quedo yo para terminar el legado”.