Evidencias apuntan al G-2 como responsable de acusaciones contra Bob Menéndez

Redacción. Fuente : The Washington Post

bob menendezEl Senador cubanoamericano (D),  Robert Menéndez, está pidiendo al  Departamento de Estado que persiga las evidencias de un presunto complot del gobierno cubano para desprestigiarlo que lo acusaba de retozar  con prostitutas menores de edad, según denuncias de varia  personas  supuestamente involucradas en el hecho.

En una carta enviada a los funcionarios del Departamento de Justicia, el abogado del senador afirma que el complot  estaba programado para descarrilar el ascenso político de Menéndez (demócrata por Nueva Jersey), uno de los críticos más acérrimos del régimen de Castro en Washington . En aquel momento, Menéndez era candidato a la reelección y se preparaba para asumir la presidencia del poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado.

Según un ex funcionario de EE.UU. con conocimiento de primera mano de la inteligencia estadounidense, la CIA había obtenido evidencia creíble, incluidas las direcciones de protocolo de Internet (IP) que vinculaba a  agentes cubanos en  los reclamos de prostitución, en un esfuerzo  para plantar la historia en los medios de comunicación de Estados Unidos y de América Latina.

La supuesta conexión de Cuba fue presentada en un informe de inteligencia proporcionada el año pasado a los funcionarios del gobierno EE.UU. y enviado por un  cable seguro a la división de contrainteligencia del FBI, además de informarse a personas cercanas a Menéndez.

La información de inteligencia indica que los agentes de la Dirección de Inteligencia de Cuba ayudaron a crear un informante falso utilizando el nombre de “Pete Williams”, según el ex funcionario.

El informante dijo a los agentes del FBI que tenía información sobre la participación de Menéndez  en fiestas sexuales con prostitutas menores de edad junto a la piscina mientras estaba de vacaciones en una casa de República Dominicana, propiedad  de Salomón Melgen, un oculista rico y principal donante y amigo  del senador.

Varios medios de prensa han pedido explicaciones a un portavoz de la Sección de Intereses de Cuba Sección en Washington, pero han declinado responder a  los comentarios.

Las acusaciones contra Menéndez estallaron en público en noviembre de 2012, cuando el diario de llamadas, un sitio web conservador, citó dos mujeres dominicanas que aseguraron que  Menéndez les había pagado por el sexo.

El FBI investigó los reclamos de prostitución, pero los argumentos no fueron sólidos como para fue incapaz de corroborar ellos.

El abogado, Stephen M. Ryan dijo a la prensa que  “Es muy preocupante que un gobierno extranjero cuyos servicios de inteligencia es un enemigo de los Estados Unidos trate  de influir en la política exterior de EE.UU. desacreditando un funcionario electo que es un opositor al régimen cubano “,

Según el ex funcionario de EE.UU. familiarizado con la inteligencia, la información sugiere que los operativos cubanos trabajaron toda aliados a empresarios y abogados en la República Dominicana para crear el informante ficticio. El ex funcionario dijo que la comunidad de inteligencia de EE.UU. obtuvo información mostrando que los operativos cubanos presuntamente intentaron dar credibilidad a la línea de tiempo de las acusaciones de prostitución mediante el seguimiento de los vuelos que el senador Menéndez hizo a Republica Dominicana en el  avión privado de Melgen para vacacionar en Casa de Campo donde su amigo oftalmólogo tiene una residencia.

La investigación del FBI sobre la prostitución reclamaciones fue parte de una  investigación más amplia del  Departamento de Justicia sobre la relación Menéndez -Melgen.  Menéndez intervino dos veces con altos funcionarios federales de salud para intermediar en una acusación de estafa al Medicaid en una clínica de  Melgen que  sobrefacturó   8,9 millones de dólares

El senador también instó a altos funcionarios de los Departamentos de Estado y Comercio a utilizar su influencia sobre la República Dominicana para hacer cumplir un contrato de protección portuaria para una empresa en la que Melgen era copropietario pero aun no hay argumentos suficientes.

Si las afirmaciones de la participación de Cuba en las reivindicaciones de la prostitución llegan a probarse como parece que ocurrirá, representarían otro punto de inflamación en una larga historia de tensiones entre Estados Unidos y Cuba.

Las relaciones bilaterales en las altas esferas de gobierno pareces haberse destensado hacia acercamientos y coqueteos que van desde la búsqueda de nuevos mercado por parte de empresas norteamericanas  hasta las presiones para aliviar el embargo.

También el cabildeo ha crecido en cubanoamericanos de poder adquisitivo como Alfonnso Fajul  quien reveló este año que había visitado la isla y estaba abierto a hacer negocios allí algún día. El presidente Obama, que ha aflojado algunas restricciones, ha señalado su disposición a hacer más.

Pero Menéndez, aun mantiene sus posiciones firmes de endurecimiento al gobernó de Castro  y goza de  un asiento clave para supervisar la política exterior de EE.UU. Este es quizás el obstáculo más importante para la normalización de las relaciones.

Enrique García Díaz, un ex alto funcionario de espionaje cubano que desertó y ahora vive en los Estados Unidos, dijo en una entrevista que era de rutina para los funcionarios de la inteligencia cubana plantar noticias perjudiciales sobre los opositores al régimen.

“Desde el momento en que en el artículo sobre Senador Menéndez fue publicado, sospeché que se trataba de un invento de la Inteligencia cubana, porque esa es la manera en que trabajan. Es su modus operandi “, dijo.

“Ellos inventan mentiras. Buscan crear intriga. “El gobierno cubano ha intentado anteriormente avergonzar Menéndez, según un libro de un informante del FBI que trabajaba encubierto en Cuba.

De acuerdo a revelaciones  del especialista Robert Eringer en su libro  ” Ruse: Al amparo de la Contrainteligencia del FBI,  el gobierno cubano le pidió que tratara de desenterrar información poco favorecedora para” exponer y humillar “Menéndez.  Eringer  afirmo que las autoridades cubanas  estaban obsesionadas  con alguna información escandalosa acerca Menéndez y otros cubanoamericanos en el Congreso que se oponen  a la normalización de relaciones.

Varios medios de prensa de Miami, sobre todo El Nuevo Herald, se hicieron eco casi enfermizo de estas acusaciones contra Menéndez, lo cual indica que el plan de la inteligencia cubana fructifico a la hora de plantar la historia en sus redacciones.

ABC News dijo que pudieron contactar las mujeres implicadas en la historia de prostitución no solo con Menéndez sino con otros políticos republicanos  pero decidieron no publicar la historia porque  las muchachas no pudieron probar la historia, carecían de identificación legal y daban la impresión de haber sido entrenadas en el discurso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*