" />
Published On: Dom, Dic 11th, 2016

Experto en Crímenes Cibernéticos  asegura que acusación de la CIA hacia Rusia carece de peso legal

Por Carlos Carballido

hiram

Hiram del Amo . CEO Forensic Technology \ reestructuración corporativa de TI – Estados Unidos, América Central y del Sur

La acusación de la CIA  de que el gobierno ruso  “hackeó”  las elecciones de EE UU en favor de la victoria del presidente electo, Donald Trump,  es para los expertos en la materia una acusación muy difícil de probar ya que solo puede determinarse sobre bases de suposición y NO con elementos probatorios.

Hiram del Amo, CEO de Forensic Technology\Corporate IT Restructuring – US, Central and South America, aseguró que en términos concretos lo que sucedió y es la única evidencia concreta,  fue que el sistema de servidores del Partido Demócrata y de la propia Hillary Clinton carecieron de seguridad y estaban prácticamente abiertos a la incursión externa.

Del Amo, quien es además un reconocido especialista  en crímenes cibernéticos y  experto Forense de Informática,  dijo que esos sistemas de seguridad estaban tan desprotegidos que fue muy fácil entrar y llevarse toda la información sensible, muchas de las cuales fueron exhibidas en el portal de Wikileaks.

Es muy probable, aseguro el experto que los hackers también intentaron entrar a los sistemas de los Republicanos pero al parecer NO pudieron porque de haberlo hecho esa información seria ya de dominio público con el fin de crear caos en la red que es al final el propósito de estos grupos de ataques cibernéticos…. Los fines políticos siempre pasan a un segundo plano en este tipo de ataques. La filosofía y psicología del Hackeo es siempre muy diferente a la afiliación o preferencias políticas como se ha tratado de aparentar.

En el mundo de la informática  es muy difícil probar que un gobierno esté detrás de una acción de ese tipo, ratificó el experto.  No hay exactitud, explica,  si  Rusia fue la que patrocinó esas filtraciones  y si lo hizo  es poco probable citar con claridad   de qué parte de esa nación  provino el ataque. Eso es prácticamente imposible de determinar con un 100 por ciento de precisión. En este tipo de ataques cibernéticos es superdifícil por no decir imposible,   encontrar evidencias que apunten a un gobierno legítimo como el ruso o a una organización física a la cual se le puedan exigir responsabilidades en un proceso legal.

El presidente ruso Vladimir Putin, otro experto del KGB, ha exigido al gobierno estadounidense que presente pruebas concretas de esa acusación, lo cual no ha ocurrido, quizás porque existe la seguridad de que de haberlas serían de muy poco peso legal. Para la comunidad de Inteligencia seria, resulta difícil creer que un gobierno ejecute una operación que deje rastros acusatorios. Y la KGB no se caracteriza por semejante actuación.

En los últimos años la CIA ha estado equivocándose en materia de inteligencia, a tal punto que emitió informes falsos de que el gobierno del extinto Sadan Hussein poseía armas de destrucción masiva. lo cual sirvió de argumento para desatar una guerra contra esa nación musulmana.

El equipo de Trump ha emitido respuestas sarcásticas que apuntan al descrédito de la CIA al decir que el mismo equipo de inteligencia que asegura que Rusia es el responsable del hackeo de las elecciones es el mismo que nos llevó a una acción bélica  innecesaria y muy costosa  para EE UU .

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>