FBI tardó 20 años en descubrir el agua tibia: EL G2 influye en la Academia Norteamericana

Por Carlos Carballido

coeh y agentesEra un secreto a voces pero ahora es el FBI quien lo advierte: La inteligencia cubana  se orienta agresivamente y así literalmente lo dice,  en reclutar agentes en las Universidades de Estados Unidos. Y lo está recrudeciendo gracias a la ironía del gobierno de Barack Hussein Obama de facilitar los intercambios culturales y estudiantiles, a través de los viajes  con la isla.

El informe del FBI que usted puede leerlo aquí,  (Click)  indica los peligros de ese tipo de viajes, que sólo facilita a la Inteligencia cubana la contratación de agentes  a través de toda la red universitaria e intelectual de la Unión Americana.

De un lado Obama está permitiendo la extensión mundial del radicalismo musulmán sin una estrategia visible de combate. Por otro y no menos peligroso,  está regando y fertilizando los campos universitarios  sembrados de espías  cubanos  o pagados por ellos que en un futuro decidirán la vida económica, política y social de la nación.

El interés del también llamado G2 cubano  no es otro que reclutar a todo aquel americano con tendencias izquierdista  dentro de un centro educativo para convertirlos e espías o agentes de influencia y en un futuro no lejano  cabildear a favor de las nuevas corrientes que influyen en la cúpula dirigente neocastrista de La Habana .

Valiéndose de  numerosas técnicas  como el atrapamiento sexual -una táctica común en el G2 cubano- así como también la promesa de una buena ubicación económica o intelectual en la sociedad futura cubana  el gobierno de La Habana  está garantizando que  estudiantes e intelectuales captados  logren llegar a posiciones  dentro del gobierno de EE UU  y de esa manera proporcionar el acceso a la información de utilidad para la nueva época del castrismo sin Fidel.

El informe del FBI explica en 5 páginas desclasificadas la semana pasada,  que los cubanos están dedicando cantidades inimaginables de dinero para la orientación y explotación de la academia estadounidense ubicando a todo aquel que este descontento con el modo de vida americano o  en contra del conservadurismo que por lo general identifica a la mayoría de los americanos.

En los últimos años se ha verificado un aumento de la ubicación de intelectuales cubanos en importantes universidades de EE UU que en menos de lo que canta un gallo  han comenzado una vertiginosa carrera en organizar eventos procastristas supuestas convenciones de especialistas a favor de levantar el embargo o la necesidad de intensificar la colaboración con Cuba para mitigar el dolor que sufre la población de a isla. Caso como Arturo López Levi es uno de los más connotados y visibles.

La estrategia del G2, que está dirigida por una especie de supe departamento con todo los recursos disponibles,  está surtiendo un efecto impresionante que llegó a preocupar al propio FBI . Se están utilizando procedimientos de la vieja escuela de inteligencia como las tácticas que  incluyen explotación de las debilidades personales y chantaje  sexual, por lo general durante las visitas a Cuba, reveló el informe.  La situación puede ser peligrosa a corto plazo porque estos nuevos reclutados servirán como agentes de influencia en los más importantes puestos no solo de la política sino de la economía y la academia estadounidense. El FBI considera que esta estrategia no solo sea a favor de Cuba sino que la isla sea la que pueda dirigir los destinos estadounidenses.

Una de las advertencias más preocupantes  del informe es que la inteligencia cubana busca sembrar desinformación o propaganda a través de sus agentes de influencia, y se puede encargar a los reclutas para difundir de forma activa los datos. Una vez reclutados, muchos de los agentes se dirigen a los campos que entran que proporcionarán mayor acceso a la información en el futuro, sobre todo en la comunidad de inteligencia de Estados Unidos y el gobierno.

El DGI cubano ya no se limita a la contratación de “agentes clandestinos”, dijo el informe. Ahora hay mas interés en captar personas que no tienen acceso a los secretos  pero que servirán como espías a causa de su posición política o de las opiniones políticas que pueden generar en campanas locales  para apoyar los objetivos cubanos, tanto los partidarios como abiertas o incautos desprevenidos. El Ejemplo del congresista cubanoamericano, Joe García,  es el más revelador.

Este informe del FBI tuvo que  reabrir el expediente del   ex analista criptólogo  y doble agente de inteligencia  cubano, el Tte Jose Cohen,  que desertó en EE UU en 1994, el cual había advertido que desde esa época la  focalización de los espías estadounidenses  a favor de La Habana se llevaba  a cabo en las escuelas, colegios, universidades e institutos de investigación. “Los servicios de inteligencia cubanos son conocidos por atacar activamente el mundo académico de Estados Unidos a los efectos de los agentes de reclutamiento, con el fin de obtener tanto información útil y llevar a cabo actividades de influencia”, dijo el FBI retomando lo que ya Cohen había advertido: El proceso incluye la orientación académicos norteamericanos y cubano-americanos, reclutarlos si es posible y, finalmente, convertirlos en agentes de la inteligencia cubana. Grupos de fachada cubanos también se utilizan para reclutar espías en los Estados Unidos, incluyendo una red de colaboradores y agentes en Cuba que hacen contacto con sus homólogos en los Estados Unidos.

El informe del FBI  quizás tardíamente ha identificado un problema que viene ocurriendo desde 1991 en que la estrategia de inteligencia cubana se vio forzada al cambio debido  a la desaparición de la Unión Soviética y el campo socialista en General. Han pasado mas de 20 anos . Lo que ahora sale a la luz  ya es un campo germinado cosechado y vuelto a sembrar.  Llegaron demasiado tarde para sacarlo a la luz.

 

Comments are closed.