" />
Published On: Jue, Ago 14th, 2014

Gobernador de Texas con más testículos que Obama: Tropas locales frenarán a indocumentados

Por Carlos Carballido

Rick Perry con soldados

Gob de Texas, Rick Perry (R) , en reunión con soldados texanos que irán a custodiar la frontera.

Dallas (TX) -Mientras el presidente de EE UU, Barack Husein Obama , se ocupa más de sus vacaciones que de los destinos de la nación, el gobernador de Texas, Rick Perry (R)  anunció que frenará  de una vez la invasión de indocumentados que tiene lugar en la frontera de ese estado con México y que está trayendo serias dificultades no solo a la región sino también a la economía doméstica.

A tal efecto, Perry, anunció sus planes de enviar unos dos mil soldados de la Guardia Nacional del estado a la franja fronteriza en los próximos 30 días , alegando que el inquilino de la Mezquita Carmelita (Casa Blanca) , ha fallado en mantener la seguridad del estado texano. Los soldados  no tardaron mas de 24 horas en dar el paso al frente, conscientes del peligro que significa  continuar con la frontera prácticamente abierta de par en par.

El republicano Perry dijo que le vale madre las críticas de los entusiastas demócratas  y  medios de comunicación hispanos que siguen estimulando la inmigración ilegal, aduciendo que es un acto humanitario, porque  las tropas se integrarán en un programa de aplicación de la ley estatal existente llamada Operación de Fuerte Seguridad, dirigido a la prevención de la actividad delictiva de los cárteles mexicanos en la frontera. Los críticos , que usualmente obvian las leyes establecidas, encontraran una muralla ante esta decisión del gobernador, dijeron hoy analistas locales.

La medida es necesaria, dijo Perry , porque los agentes federales de la Patrulla Fronteriza han sido abrumados y distraídos por un aumento de menores no acompañados que han entrado ilegalmente a EU.

El Gobernador de Texas, ha demostrado tener mas testículos a la hora de contrarrestar una crisis que le esta costando al país mas de un millón de dolares diarios debido a la presión de cabilderos y la propia Casa Blanca para estimular la avalancha de niños indocumentados  provenientes de Centroamérica. Ademas del dinero que cuesta recibir y procesar a estos indocumentados, los estados de frontera  están enfrentados a un peligro creciente de insalubridad debido a las múltiples enfermedades que estos inmigrantes traen al cruzar la frontera y que haq sido advertido , sin mucho caso , por la Secretaria de Salud de EE UU.

A pesar de que el propio FBI ha alertado que la apertura de la frontera  es un caldo de cultivo incontrolable para la entrada de carteles de la droga , pandilleros y hasta terroristas, la administración Obama se ha resistido a frenar de una vez  la avalancha y ello no le ha dado otra oportunidad al Estado de Texas, de aplicar la Ley que proteja a la región.

La oficina de Perry informó que los soldados de la Guardia Nacional trabajarían con los agentes encargados de hacer cumplir la ley del estado en los puestos de observación de fronteras. No queda muy claro que las tropas carecerían de la facultad de detener a cualquier persona, sólo a quienes estuvieran involucrados con posibles actividades delictivas y avisarían a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para realizar los arrestos, refirieron asesores del gobernador.

Cualquier inmigrante indocumentado detenido por los agentes de Texas será entregado a la Patrulla Fronteriza, aunque no indicaron si se les daría el mismo trato a los menores de edad.

“Es nuestra responsabilidad actuar con independencia del gobierno federal si éste no hace el trabajo que es necesario llevar a cabo”, dijo el vicegobernador David Dewhurst. “Washington se negó a controlar nuestra frontera. Estoy enojado y la mayoría de los texanos están enojados”.

Y he aquí la razón de esta medida.

 

 

About the Author